Cómo Blockchain puede ayudar a creadores y consumidores a monetizar sus datos

Los datos se están convirtiendo rápidamente en el commodity más valioso que existe allí fuera. Las compañías de nivel han adoptado análisis de datos para las ventas, análisis de mercado y retención de clientes, entre otras cosas.

Pero con la prisa por los grandes datos, surge una cuestión filosófica más profunda. ¿A quién pertenecen los datos que las empresas tienen acceso y utilizan para monetizar industrias? ¿Los consumidores que crean los datos poseen esos datos o las plataformas utilizadas para los datos son los propietarios de éstos?

Los creadores de datos como fotógrafos, escritores y desarrolladores de imágenes en 3D están buscando maneras nuevas y útiles de monetizar sus datos. Al mismo tiempo, los consumidores quieren un cierto control sobre qué datos desean hacen públicos y cuáles quieren, también, necesitan obtener una participación en aquello, para lo cual, sus datos públicos son vendidos.

Blockchain para creadores

La tecnología Blockchain es una base de datos distribuida, lo que significa que la información puede ser colocada en la base de datos y almacenada o distribuida a todos aquellos dentro de la base de datos también.

Este sistema distribuido contiene una serie de beneficios profundos para la seguridad financiera, así como para el intercambio de datos. Algunas empresas han sentido el impulso subyacente de los creadores de poder compartir y vender sus contenidos a otros usuarios libremente, sin el control de las plataformas centralizadas.

Empresas como Facebook, Twitter, Instagram y Google se toman el trabajo que ha sido enviado/subido a ellos y lo utilizan para aumentar la membresía, y por lo tanto aumentar sus beneficios. Los creadores se quedan con una miseria, sólo son capaces de monetizar el contenido a través de esquemas de anuncios en los sitios respectivos, o a través de difíciles canales de datos.

Sin embargo, la tecnología Blockchain crea un sistema en donde los creadores de contenido son capaces de vender ese contenido directamente a los compradores sin la intervención de una corporación centralizada. En lugar de que las plataformas tomen la mayor parte de los fondos debido al servicio que prestan, el creador sería capaz de recibir el valor total de su contenido. Efectivamente, la plataforma de gestión estaría subcontratada a la tecnología Blockchain.

El poder de este sistema debería ser evidente. Empresas como Cappasity, por ejemplo, son capaces de crear bases de datos de imágenes 3D útiles para VR (realidad virtual) y minoristas en línea. En lugar de tener que pagar a Google o a un conglomerado corporativo para que establezca sus propios precios y pueda rechazar a ciertos usuarios, los miembros de esta otra plataforma son libres de fijar sus precios y vender a quien quieran.

Aunque la oportunidad de monetizar el contenido creativo ha estado generalmente fuera del alcance de los creadores, el sistema de libro distribuido de la tecnología Blockchain trae justo tal sistema al mercado tradicional.

Blockchain para los consumidores

Más allá de la simple data para los creadores, Blockchain también ofrece nuevas e intrigantes formas de monetizar el contenido para los consumidores. Los datos son increíblemente valiosos para las empresas que buscan atraer nuevos clientes o mantener los antiguos.

Los datos que los usuarios producen todos los días, desde las redes sociales hasta la Internet de las cosas (IoT), e incluso los datos de los dispositivos que uno usa, todos tienen valor. De hecho, algunos analistas sostienen que los .7GB de datos que uno, potencialmente, produce todos los días, tienen un valor de cientos de dólares.

Por supuesto, no hay absolutamente ninguna forma de monetizar los datos en las plataformas tradicionales, ya que las corporaciones centralizadas ya están tratando de monetizar el contenido para sus propios fines.

Sin embargo, la tecnología Blockchain permite que tanto los consumidores cuanto los compradores interactúen sobre los datos personales de una manera monetizada. El sistema de red peer-to-peer de la tecnología Blockchain proporciona una plataforma donde los datos pueden ser vendidos y comprados en forma privada.

Muchas empresas ya están construyendo este estilo de mecanismo de control de datos, creando un sistema en el que los usuarios pueden canalizar todos los datos personales en un único libro descentralizado y, a partir de ahí, elegir qué datos vender a los compradores de datos dentro de la plataforma. Roger Haenni, cofundador y CEO de Datum, un mercado de datos personales, dijo:

"La tecnología Blockchain permite el almacenamiento seguro de datos de manera confiable y descentralizada, donde las personas poseen las claves de sus propios datos, fuera del control de cualquier entidad grande... esto permite, por primera vez, crear una red de almacenamiento de datos descentralizada que permite a cualquier persona monetizar sus datos sin ser controlado por un solo actor."

Si bien, a primera vista, esto parece ir en contra de la demanda entre los compradores, es importante recordar que los compradores ya están pagando por los datos - y pagan mucho. Plataformas como ésta, les permitiría seguir comprando, pero desde los consumidores directamente, y probablemente por mucho menos dinero, en general.

Solo un pie en la puerta

Si bien estas soluciones parecen ser de vanguardia, la realidad es que apenas hemos comenzado a aprender acerca de las maneras en que el genio de la tecnología Blockchain puede utilizarse para el control y la monetización de los datos. Incuestionablemente, seguirán surgiendo nuevas aplicaciones y sistemas, creando más y mejores formas en las que los individuos tomen el control de los datos que han creado y que han producido.


Síganos en Facebook