Según el medio de comunicación local Arz Digital, el día anterior, Rajabi Mashhadi, un portavoz del Ministerio de Energía de Irán, dijo que la entidad cortaría el suministro de energía a todas las empresas de minería de criptomonedas con licencia del país a principios de julio.

Citando un déficit de electricidad anticipado por la temporada alta de verano, Mashhadi declaró: "Actualmente hay 118 centros de extracción [de moneda digital] autorizados en el país, que deben cortar su suministro de electricidad de la red nacional desde principios de julio".

“La semana pasada, el consumo eléctrico del país registró un máximo histórico de 62,500 megavatios (MW) en pico de consumo, lo cual es una cifra significativa. Según las previsiones, el consumo necesario para esta semana superará los 63,000 MW, por lo que debemos limitar el suministro eléctrico".

La medida llega después de que el Ministerio de Energía del país informara de un decepcionante aumento de 1.2 gigavatios (GW) en su capacidad de generación de energía en 2021. Esta cifra está muy por debajo del aumento previsto de 3.5 GW, lo que provoca un déficit en el uso de la energía. 

Debido a las sanciones internacionales, Irán carece de la inversión necesaria en capacidad de generación de energía y producción de gas natural para seguir el ritmo del consumo. Por otro lado, la demanda se dispara en parte debido a los bajísimos precios de la electricidad en el país. La electricidad doméstica media en Irán cuesta tan solo USD 0.005 por kilovatio-hora (kWh), una fracción de los USD 0.024 por kWh de su vecino Irak y de los USD 0.159 por kWh de EE.UU. Por razones políticas, el gobierno iraní gasta más de USD 60,000 millones anuales en subvenciones indirectas para depreciar los precios de la electricidad. 

Según la Universidad de Cambridge, Irán representaba el 0.12% de la tasa de hash de la red Bitcoin (BTC) y anteriormente estaba entre los 10 primeros países del mundo por productividad minera de BTC. Sin embargo, su participación en el mercado de la minería de Bitcoin cayó desde un máximo del 4% en los años anteriores, en parte debido a una grave escasez de energía en el verano de 2021. 

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

 

Sigue leyendo: