¿Está explotando o madurando el mercado de las criptomonedas?

Las opiniones expresadas aquí son del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com

2017 fue un año decisivo para el mercado de las monedas más importantes, como Bitcoin, Ethereum y Ripple, aumentando la conciencia del mercado general y nuevas aplicaciones innovadoras de la tecnología Blockchain generaron rendimientos impresionantes. Más importante aún, este ritmo vertiginoso de todo el ecosistema está siendo impulsado por el aumento del apetito por parte de los inversores, sin signos de disminuir.

La vertiginosa velocidad a la que el mercado criptográfico se ha expandido durante el año pasado no ha sido sin tropiezos y una buena parte de escépticos. Para muchos veteranos, la locura actual por las criptomonedas se asemeja a la locura de finales de los 90 y al apogeo de la burbuja puntocom.

La volatilidad de la comercialización durante los últimos meses no ha ayudado a las voces crecientes de la especulación. Que Bitcoin cayó a casi la mitad de su valor en un solo día , o que este no es el único incidente similar, demuestra que las fluctuaciones masivas de los precios siguen siendo una gran preocupación, y el mercado es increíblemente inestable. Otros, sin embargo, contrarrestan que incluso si la industria fuera a enfrentar una burbuja, eso podría conducir a un mercado más maduro e innovador.

David Stockman, ex director de la Oficina de Administración de Ronald Reagan:

"Básicamente se trata de una clase de especuladores realmente estúpidos que se han convencido de que los árboles crecen hasta el cielo. Se extinguirá en una caída espectacular Todos estos especuladores modernos se quemarán las manos y aprenderán la lección adecuada".

A medida que los pretendientes son eliminados, los observadores argumentan que el sector se estabilizará y continuará expandiéndose a un ritmo más mesurado.

Jeffrey Kleintop, jefe estratega de Charles Schwab:

"... Creo que la burbuja de Bitcoin si quieres llamarlo así, es algo diferente. Si los precios de Bitcoin se desplomaran repentinamente, porque es tan independiente del sistema financiero, sería algo así como su propia cosa. Ya que todavía no se ha integrado a la estructura económica y financiera".

Aun así, el debate no es completamente blanco o negro. El ecosistema criptográfico ha mostrado signos de ser una burbuja—valoraciones desproporcionadas para empresas sin producto alguno, una tasa alarmante de nuevas ICO, aumento en el número de estafas y lanzamientos fallidos, pero también ha mostrado signos de una mayor estabilidad a futuro.

Marianne Lake, directora financiera de JPMorgan:

"Estamos muy abiertos a los posibles casos de uso en el futuro para las monedas digitales que están controladas y reguladas adecuadamente".

Las principales monedas, como Bitcoin y Ethereum, están entrando lentamente en la corriente principal financiera, ya que las bolsas tradicionales ofrecen cada vez más instrumentos relacionados, y los comerciantes comienzan a aceptar más criptomonedas como pagos. Sin embargo, la pregunta sigue siendo válida: ¿Está explotando o madurando el mercado de las criptomonedas?

Aguantando la explosión

Existen varios indicios de que el ecosistema criptográfico podría estar en medio de una gran burbuja. La situación se ha comparado repetidamente con la burbuja puntocom, y en algunos casos, las similitudes son fáciles de ver. Conducidos por la emoción de una tecnología nueva y potencialmente revolucionaria, los inversores acumularon millones en fondos para empresas que prometieron el cielo pero que a la larga no entregaron nada.

 La burbuja puntocom                    

La burbuja puntocom   [Imagen: Business Insider]

Los años 90 se trataron sobre el ascenso de Internet, y el mercado actual se basa en Blockchain, la arquitectura que subyace a la mayoría de las criptomonedas. La capitalización de mercado de las criptomonedas sigue acercándose a la marca de 1 tln de dólares, a pesar de los cambios bruscos que la han empujado entre 700 y 800 billones de dólares en los últimos meses.

Coinmarketcap

Imagen: Coinmarketcap

Además, el actual auge de las valoraciones de las cripto ha sido impulsado en gran parte por un ecosistema completamente sin regulación. Parece recompensar los activos más llamativos, incluso cuando sus aplicaciones prácticas pueden ser dudosas en el mejor de los casos. Esto está claro en el capital exagerado que muchas empresas basadas en Blockchain han recaudado. Tan solo en el segundo trimestre de 2017, las ICOs recaudaron casi 800 millones de dolares en financiamiento, y los primeros seis meses generaron 1.3 mil millones de dolares en capital.

Individualmente, las criptomonedas más grandes han alcanzado valoraciones que ni siquiera fueron contempladas hace un año. Bitcoin, la primera y más grande criptomoneda por capitalización de mercado, se ha disparado más de 1.700 por ciento en los últimos 12 meses, subiendo de un poco más de 800 dólares a casi 20.000 dolares antes de asentarse más bajo.

Bitcoin Cash, Litecoin y Ethereum han visto trayectorias similares en 2017, y los indicadores apuntan a un crecimiento continuo. Los signos de una burbuja están ahí, y esta explosión actual parece insostenible. Sin embargo, la realidad puede ser ligeramente diferente, por una variedad de razones. La reciente volatilidad en general, liderada por un colapso en la valoración de Ripple luego del supuesto anuncio de Corea del Sur de una prohibición de comercio de criptomonedas, muestra que la industria es susceptible a oscilaciones masivas.

Gráficas de Ripple

Imagen: Coinmarketcap

Aun así, los descensos han sido históricamente seguidos de correcciones al alza en los últimos meses, que muestran el poder de permanencia del mercado.

Un mercado criptográfico más maduro

Incluso cuando los gritos de una burbuja se hacen más fuertes, el mercado criptográfico en realidad ha tenido una tendencia en dirección de la maduración. Por un lado, los gobiernos están comenzando a reconocer el potencial de las criptomonedas y las aceptan de alguna manera. Japón reconoció Bitcoin como método de pago legal en 2017, así como también certificando varios intercambios de criptomonedas para operar dentro de sus fronteras. Rusia anunció planes para crear su propia criptomoneda, El CryptoRuble e incluso Venezuela reveló planes para lanzar su propia moneda.

Otros han comenzado a regular el mercado criptográfico, ofreciendo la esperanza de que una mayor estabilidad conducirá a una mayor adopción. La UE y varios países asiáticos han promulgado nuevas leyes para poner orden al mercado. Incluso en los Estados Unidos, los principales intercambios han comenzado a ofrecer futuros de Bitcoin como herramientas para una mayor participación en la inversión institucional.

Dennis Gartman , economista y analista de productos básicos, editor de The Gartman Letter:

"[La criptomoneda] está ganando algo de legitimidad por parte del Cboe.

... Cuando [los titulares de las criptomonedas] comiencen a pagar impuestos por ellas, cuando dejen de ser una vía para evitar los impuestos, cuando deje de ser un lugar donde los traficantes de drogas negocian y realizan transacciones, entonces me interesará. "

Más importante aún, sin embargo, las empresas y los empresarios han adoptado la Blockchain, la tecnología subyacente del mercado, creando un próspero ecosistema de aplicaciones y servicios.

Las empresas están encontrando mejores formas de utilizar las capacidades de la Blockchain, en lugar de depender de las ganancias especulativas de las criptomonedas. Varias compañías ya han introducido soluciones que mejoran varias actividades comerciales tradicionales, desde la creación de mejores acuerdos -compañías como Jincor, la cual ofrece una simple creación de contratos inteligentes- hasta brindar a los consumidores un mejor acceso a servicios como el financiamiento y el almacenamiento en la nube. Las startups de Blockchain como Cryptopay están facilitando los pagos con criptomonedas, mientras que otras como SelfKey se centran en crear mejores formas de identificación para las personas. Además, en el ámbito financiero, empresas como Legolas están mejorando las plataformas de gestión de riqueza y de inversión.

Estas aplicaciones están ganando popularidad rápidamente, y las nuevas empresas están encontrando diversas formas de migrar sus servicios a esta arquitectura. Sin embargo, muchas tienen barreras naturales, ya que la Blockchain requiere de una nueva ronda de desarrollo y contrataciones.

En la actualidad, la mayoría de las empresas todavía confían en el protocolo ERC-20 de Ethereum y en los contratos inteligentes para construir nuevas aplicaciones, pero ese paradigma aún es muy complicado. En cambio, algunas compañías ya han mostrado mejores caminos para desarrollar aplicaciones basadas en la Blockchain.

Este sector naciente ya se ha mostrado prometedor, y las nuevas aplicaciones están expandiendo aún más el ecosistema. Qtum, por ejemplo, proporciona una infraestructura híbrida para que los desarrolladores creen aplicaciones basadas en Blockchain que sean adecuadas para operar con las Blockchains principales, a la vez que son compatibles con los servicios móviles y de IoT. La arquitectura dual de la empresa se basa en Bitcoin Core y Ethereum Virtual Machine para permitir el uso de contratos inteligentes en a través de las plataformas. El producto final es más liviano con funcionalidad de cadena cruzada que supera las capacidades de Ethereum y al mismo tiempo amplía el atractivo de la Blockchain. La compañía se ha mostrado prometedora y captó la atención de los inversores, premiando la valoración con un salto de casi el 200 por ciento superior en diciembre de 2017.   

Gráficas de Qtum

Imagen: Coinmarketcap

Lo más importante, sin embargo, es que las criptomonedas están empezando a encontrar casos de uso reales. Ripple ha logrado crear un nicho en las transacciones bancarias y entre empresas. Bitcoin Cash promete resolver muchas de las deficiencias de Bitcoin como método de pago, tales como, la escalabilidad y la velocidad de transacción. Mientras tanto, Ethereum ha demostrado su valor como una infraestructura para el desarrollo de aplicaciones.

Incluso con la alta volatilidad en el mercado de criptomonedas, la tendencia general en 2017 ha sido abrumadoramente positiva. A medida que la industria sea más ampliamente aceptada, podría ayudar a estabilizar significativamente la reciente ola de volatilidad.

El 2018 podría ser prometedor

Hay señales de que el mercado criptográfico sigue siendo bastante inestable, incluidas valoraciones altísimas y un rápido ritmo de crecimiento que ha rivalizado con las manías del pasado, pero el 2017 aun se cerró con una nota fuerte.

Sin embargo, el éxito en el próximo año dependerá en gran medida de una adopción más amplia. Y un mercado que puede soportar las olas de especulación. Si las valoraciones de Bitcoin siguen siendo muy volátiles, los inversores y los intercambios eventualmente se asustarán, y la negociación puede disminuir. Los recientes altibajos experimentados por el mercado en general ponen de manifiesto cuán precario es el auge actual.

Gráficos de Bitcoin

Gráfico que muestra el movimiento en el precio del Bitcoin desde el 2013

2018 promete ser un año trascendental para la industria. A medida que aumentan los temores de un colapso de la burbuja, muchos lo miran con optimismo. Desde su punto de vista, el ecosistema está listo para una limpieza, la eliminación de los proyectos de bajo rendimiento e insostenibles permitiría que los verdaderos contendientes crezcan. Además, una ola de consolidación y la entrada de inversiones institucionales en la esfera podrían llevar a una adopción más amplia y a un mercado más estable.

Aunque el mercado está creciendo, debe mostrar sostenibilidad y ofrecer una mejor fungibilidad. A medida que más empresas demuestren usos efectivos para las criptomonedas y la tecnología Blockchain, el ecosistema general debería continuar estabilizándose y expandiéndose a medida que mejore la conciencia de sus beneficios inherentes.

Renuncia de responsabilidad. Las opiniones expresadas aquí son del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.

  • Síguenos en: