Organismo de control financiero japonés lanza una investigación tras el pirateo por valor de 60 millones de dólares de un intercambio

La Agencia de Servicios Financieros (FSA) de Japón ha iniciado una investigación después de que 60 millones de dólares en criptomonedas fueron supuestamente robados de la cripto bolsa local Zaif, informa Cointelegraph Japón hoy viernes, 21 de septiembre.

Según el informe, la FSA ha enviado a su personal a Tech Bureau -la empresa matriz de Zaif con sede en Osaka- para verificar si la empresa será capaz de cubrir las pérdidas de clientes.

Como Cointelegraph Japón ha aprendido, la Asociación Japonesa de Intercambio Virtual de Divisas (JVCEA por sus siglas en inglés) ha instado a todas cripto bolsas locales a llevar a cabo una inspección inmediata de sus protocolos de seguridad. Tras la notificación, las bolsas BitFlyer y Quoine informaron de que no habían detectado ninguna violación de datos durante la comprobación.

Como Cointelegraph ha informado previamente, Zaif experimentó una violación de seguridad el 14 de septiembre, pero el error del servidor no se detectó hasta el 17 de septiembre. Según se informa, los piratas informáticos robaron criptomonedas por valor de 4.500 millones de yenes de las billeteras de los usuarios, junto con 2.200 millones de yenes de los activos de la propia empresa, con pérdidas totales por un total de 59,7 millones de dólares.

Según Cointelegraph Japón, Zaif recibió previamente dos advertencias administrativas de la FSA en marzo y junio. El primero mencionaba casos de "fallo del sistema" y "retiradas fraudulentas". A pesar de que Zaif falló en la comprobación, el intercambio no se cerró.

El Organismo Nacional de Policía del Japón publicó recientemente un informe en el que se afirma que los cripto robos se han triplicado en 2018. Durante los primeros seis meses de este año se robaron 60.503 millones de yenes (540 millones de dólares) en cripto de diferentes billeteras. El hack más grande de este año tuvo lugar en enero de 2018, cuando 58.000 millones de yenes (520 millones de dólares) de monedas NEM fueron robadas del cripto intercambio Coincheck.