Firma de capital de riesgo más grande de Corea realiza su primera inversión en empresa emergente de Blockchain

Según el comunicado de prensa del 1 de octubre, la mayor firma de capital de riesgo (VC) de Corea del Sur, Korea Investment Partners (KIP), está invirtiendo en su primera empresa emergente de blockchain, TEMCO.

KIP es conocido por sus inversiones en firmas de alto rango que incluyen Naver, el motor de búsqueda más grande de Corea, así como el propietario de la popular aplicación de mensajería japonesa LINE, y el gigante de mensajería coreano Kakao, entre otros. Tanto LINE como Kakao han hecho múltiples incursiones en el cripto espacio, con el primero lanzando su propio token y cripto bolsa, y el segundo estableciendo su propia subsidiaria de blockchain.

Según su sitio web oficial, TEMCO se especializa en soluciones de gestión de la cadena de suministro que utilizan contratos inteligentes en una blockchain pública para ayudar a las empresas a realizar un seguimiento seguro de los productos de forma auditable, desde la distribución hasta el consumo final. La empresa emergente lanzará un pre-venta de fichas en noviembre de 2018.

El respaldo de una Oferta Inicial de Monedas (ICO) por KIP se produce alrededor de un mes después de que la división de empresas de riesgo de Corea decidiera polémicamente colocar las empresas relacionadas con cripto en la misma categoría que las organizaciones que manejan bares y clubes nocturnos, lo que niega a las empresas en el espacio una amplia gama de beneficios, incluyendo reducciones de impuestos.

No obstante, Corea sigue siendo una presencia importante en el cripto espacio, ya que se dice que tiene el tercer mercado de cripto bolsas más grande del mundo, después de Estados Unidos y Japón. Esta primavera, el gobierno de Corea del Sur reveló una reorientación positiva para la legislación nacional de cripto y blockchain, insinuando planes para volver a legalizar las ICO nacionales, cuyo debate ha continuado este verano.

Cointelegraph informó en julio que los reguladores coreanos se habían comprometido a introducir una nueva legislación que favorecería la inversión de blockchain, el mismo mes en que tres ministerios coreanos estaban trabajando para producir el borrador final de un esquema de clasificación de la industria de blockchain para el país.

En agosto, el ministerio de finanzas del país anunció que invertiría alrededor de $4,4 mil millones en 2019 para nutrir ocho sectores de la economía doméstica, incluido el sector de blockchain.