Desarrollador de Lightning Network anuncia la versión alfa de la herramienta de monitoreo de nodos

La Lightning Network, un protocolo de cadena de bloques de segunda capa diseñado para proporcionar transacciones de alta velocidad para Bitcoin y otras redes, dispone de una nueva herramienta de monitorización de nodos.

Según un post oficial, escrito por el desarrollador de software Valentine Wallace el 24 de julio, Lightning Labs ha lanzado una "solución de monitorización acoplada" de código abierto para pruebas alfa llamada Indmon.

Uno de los principales objetivos de esta nueva herramienta es proporcionar una forma de prevenir ciertos problemas de red antes de que se manifiesten. Según el anuncio, este año hubo problemas con la red peer-to-peer que podrían haberse evitado con un monitor de nodos.

Como ejemplo de acción preventiva, Wallace dice que "un operador de nodo de enrutamiento puede querer ser notificado si se cierran múltiples canales en rápida sucesión o si sus conexiones de pares muestran signos de inestabilidad". De manera más general, los desarrolladores de Lightning piensan que esta monitorización en tiempo real a través de esta herramienta hará que la Lightning Network sea estable.

Además del seguimiento de los posibles problemas, el post también señala que existe una serie de posibles casos de uso de este instrumento. Por ejemplo, Wallace dice que un usuario puede querer monitorear los nodos por razones financieras. Supuestamente podrían utilizar esta herramienta para controlar tendencias tales como el número de canales a lo largo del tiempo, así como qué anuncios tienen las mejores tarifas de enrutamiento.

Desarrollos en el funcionamiento de nodos 

Como ya se había informado en Cointelegraph, la Raspberry Pi Foundation lanzó en junio un minicomputador de 35 USD, diseñado para ejecutar nodos Bitcoin a bajo coste. Este nuevo modelo de Raspberry Pi pretende hacer más eficiente la operación de los nodos para una variedad de usuarios, incluyendo mineros, empresas e individuos conscientes de la privacidad.

 

Sigue leyendo: