Litecoin cumple 8 años: Charlie Lee dice que la fundación no está cerca de la bancarrota

Cuando Litecoin (LTC) celebró su octavo cumpleaños el 13 de octubre, su fundador, Charlie Lee, tuvo que rechazar el FUD (miedo, incertidumbre y duda) de Twitter sobre la altcoin.

La publicación original de Lee fue el exuberante anuncio de que:

“La red Litecoin ha estado funcionando continuamente durante los últimos 8 años con cero tiempo de inactividad. Y en ese lapso de tiempo, más de USD 500,000,000,000,000 de LTC se han comerciado. ¡Esperando los próximos 8 años y más!”

"Tenemos suficiente dinero para dos años"

La primera respuesta al mensaje de cumpleaños suscitó inmediatamente el fantasma de las acusaciones de una bancarrota, a lo que Lee respondió enérgicamente:

“La Fundación Litecoin no está cerca de la bancarrota. No escuches tonterías y mentiras. Tenemos suficiente dinero para dos años.”

Las acusaciones fueron desencadenadas por un informe de TrustNodes la semana pasada que afirmaba que la Fundación había bajado de USD 1 millón en ingresos en 2018 a USD 70,000 negativos en 2019.

En ese momento, Lee había respondido al informe con una declaración de que la Fundación tenía una pista de aterrizaje estimada en uno o dos años, con alrededor de USD 200,000 en sus fondos. 

Añadió que las perspectivas financieras de la empresa también se guiarán por los resultados de la próxima Cumbre Litecoin, que se celebrará a finales de octubre en Las Vegas.

Entre los oradores se incluirán figuras de alto perfil de la industria como el fundador y anfitrión de podcast de Morgan Creek Digital Assets, Anthony Pompliano, la presidenta de Wyoming Blockchain Task Force, Caitlin Long, y el co-fundador y ex CEO de BTCC exchange, Bobby Lee, entre otros.

Acusaciones amargas en medio de la alegría del cumpleaños

Con el comercio de Litecoin en aproximadamente USD 57 al cierre de esta edición, la altcoin ha bajado casi un 60% desde sus máximos de 2019 de este mes de junio, lo que refleja el enfriamiento más amplio de los criptomercados.

El propio Lee había vendido y donado todas sus participaciones en LTC en diciembre de 2017, en la cúspide del histórico movimiento alcista de los criptomercados: una decisión que él mismo explicó como motivada por el deseo de evitar cualquier conflicto de intereses y un paso hacia la descentralización total de la red.

Mientras que algunos criptotuiteros parecían amargados por la decisión de Lee de vender a precios máximos, otros  lo defendieron, señalando el papel del fundador en advertir a otros contra el exceso del comercio, ya que anticipaba que un "mercado bajista plurianual" se establecería en el siguiente mes de diciembre de 2017.

Sigue leyendo: