El CEO de Mastercard revela por qué la compañía dejó Libra

El director ejecutivo de Mastercard, Ajay Banga, explicó sus preocupaciones sobre Libra en una entrevista el 3 de febrero con el Financial Times. Él criticó a Libra por su falta de transparencia y argumentó que los sistemas de pago nacionales son "realmente estúpidos".

Mastercard fue uno de los miembros fundadores de la asociación Libra, junto con Visa, PayPal y Stripe. Los cuatro se retiraron en octubre de 2019 sin una explicación adecuada, aunque los rumores indicaron temor a entrar en conflicto con los reguladores.

Poniendo al gobierno en alerta

El cumplimiento parece haber sido la causa principal de la repentina decisión. Los miembros clave de la asociación Libra se habrían negado a comprometerse a "no hacer nada que no cumpla totalmente con la ley local". Específicamente, Banga señaló la regulación contra el lavado de dinero, conozca a su cliente y la gestión de datos.

Otra preocupación era el modelo de negocio de Libra. La asociación no deja en claro cómo generaría dinero, y Banga señala que "cuando no entiendes cómo se gana dinero, se hace de una manera que no te gusta".

Finalmente, Banga destacó algunas inconsistencias en cómo se presentó Libra. Aunque se posiciona como una herramienta de inclusión financiera, el uso de la billetera patentada Calibra "no le suena bien". Él explicó:

"Para la inclusión financiera, el gobierno tiene que pagarle en esta [moneda], debes recibirla como un instrumento que puedas entender, y debes poder usarla para comprar arroz y otras cosas. Si te pagan en [moneda] Libra [...] que va a billeteras Calibra, que luego regresa para cambiarse a libras para comprar arroz, no entiendo cómo funciona eso".

Sin embargo, a Banga le gusta la idea de una moneda global.

Críticas a los sistemas de pago nacionales

El CEO de Mastercard fue, previsiblemente, un duro crítico de cualquier intento de hacer sistemas de pago nacionales:

"El costo económico de construir sistemas [de pago] aislados en un mundo donde los ciudadanos viajan a nivel mundial es realmente estúpido, y donde el crimen viaja a nivel mundial es aún más estúpido, y donde la tecnología es completamente global es incluso tres veces más estúpido".

Si bien la idea de redes de pago nacionalizadas ya existía, recientemente ha recuperado la tracción bajo la apariencia de la Moneda digital del Banco Central (CBDC), aunque no las mencionó directamente. Banga luego explicó:

"Esta idea de encontrar una manera de tener control nacional sobre ciertos tipos de pagos no es nueva, es una fantasía que ha estado sucediendo durante mucho tiempo".

Citó a Francia, Australia, Brasil y México como ejemplos de países cuyos gobiernos han intentado construir tales sistemas.

Según él, las redes locales fragmentan los datos de transacción necesarios para realizar el trabajo analítico. Esto hace que rastrear el crimen sea más difícil en una época en la que los terroristas no respetan las fronteras, argumenta Banga.

Las propuestas de CBDC son variadas, pero con más del 70 por ciento de los bancos centrales evaluando la idea de su propia moneda digital, es probable que la red resultante esté extremadamente fragmentada.

Sigue leyendo: