Gobierno de Moscú planea utilizar la tecnología blockchain en la votación electrónica para elecciones parlamentarias

El ayuntamiento de Moscú, la capital de Rusia, presentó un proyecto de ley para utilizar la tecnología blockchain para un sistema de votación electrónica, así lo informó el martes 26 de febrero la importante agencia de noticias rusa Tass.

La Duma de la ciudad de Moscú, un parlamento local de la capital rusa, planea proteger el proceso y los resultados de la votación electrónica en las próximas elecciones mediante el uso de la tecnología blockchain. La noticia fue anunciada por uno de los autores del proyecto de ley relevante, el diputado del partido gobernante, Rusia Unida, Dmitry Vyatkin.

Puede interesarte: El Centro Nacional de Desarrollo Tecnológico de Tailandia introducirá la cadena de bloques en la votación

Vyatkin enfatizó que la tecnología permitiría el almacenamiento por separado de los datos personales de los votantes y los resultados de la votación, y agregó: "será imposible conectarlos". Así es exactamente cómo funciona la tecnología blockchain". También destacó que ayudaría a evitar el fraude electoral, que el diputado denominó "tecnologías electorales sucias".

Cointelegraph informó el 18 de diciembre que Rusia había realizado una elección regional exitosa con 40.000 participantes en Saratov Oblast a través del sistema de sondeo electrónico impulsado por blockchain, llamado Polys, que fue desarrollado por Kaspersky Lab en el 2017.

No dejes de leer: Región rusa lleva a cabo elecciones blockchain con 40.000 participantes

El mes pasado, el Centro Nacional de Tecnología de Computadoras y Electrónica de Tailandia anunció el desarrollo del sistema de votación electrónica, también respaldado con tecnología de cadena de bloques, tal como escribió Cointelegraph el 3 de enero.

En mayo, Cointelegraph publicó un análisis que explicaba los pros y los contras del uso potencial de la tecnología blockchain para los procesos electorales.

Sigue leyendo: Blockchain para elecciones: ventajas, casos, desafíos