Mayoría de ICOs mantienen el control centralizado y rompen promesas de libros blancos, revela un informe académico

La Ofertas Iniciales de Monedas (ICOs) "fracasaron" en proveer protección contra el uso de información privilegiada, tampoco se atuvieron a las promesas de sus libros blancos, según revela un nuevo informe de la Facultad de Derecho de la Universidad de Pensilvania, publicado el 17 de julio.

El extenso estudio del fenómeno ICO, denominado "Capitalismo Basado en Monedas", comienza con una evaluación franca de las expectativas de los inversores frente a la realidad, y los cuatro profesores contribuyentes encuentran inconsistencias básicas en el comportamiento de un número "significativo" de proyectos.

En los comentarios introductorios, afirman que su "investigación revela que muchas ICOs fracasaron incluso en prometer que protegerían a los inversores contra el abuso de información privilegiada. Menos aún manifestaron tales contratos en el código". El periódico dijo después,

"Sorprendentemente, en una comunidad conocida por abrazar una creencia tecnolibertaria en el poder de la 'confianza sin confianza' construida con un código cuidadosamente diseñado, una fracción significativa de los emisores conservaron el control centralizado a través de un código previamente no divulgado que permite la modificación de las estructuras de gobierno de las entidades".

Las ICOs continúan generando reacciones encontradas en medio de recientes escándalos que afectan algunas de las ventas de tokens más lucrativas del 2017.

Bancor, que se hizo famoso por recaudar $153 millones en tres horas el pasado mes de julio, resultó con un hack por valor de $12 millones este mes en una amplia crítica de sus reclamos de descentralización y justicia equitativa.

En su artículo, los profesores de derecho de la UPenn utilizan la institución financiera estonia Polybius como un ejemplo de las promesas hechas en el libro blanco contra el progreso real después de la venta de tokens.

Según el periódico, Polybius, quien recaudó $31 millones a través de su ICO en junio del 2017, incluyó en su libro blanco "varias afirmaciones que nos llevarían a esperar ciertas características codificadas directamente en tokens u otros contratos inteligentes", continuando,

"Más allá del cumplimiento con ERC-20 y la presencia de una característica de modificación, no verificamos que alguna de estas características esté presente, en gran parte porque la gobernanza codificada de Polybius existe en bytecode ([...] el lenguaje de máquina de Ethereum). Sin gastar una gran cantidad de dinero comprando el tiempo y el conocimiento de un ingeniero reverso muy motivado y talentoso, un inversor se vería restringido a confiar en las promesas vernaculares".

Mientras tanto, las cifras de la industria de criptomonedas han seguido defendiendo a las ICOs como un modelo legítimo de recaudación de fondos, incluso superando los beneficios de los medios más tradicionales.

En mayo, el CEO de Binance, Changpeng Zhao, determinó que "recaudar dinero a través de ICOs es aproximadamente 100 veces más fácil que a través de Capitales Riesgo (VC) tradicionales, incluso más".