La policía de Nueva Zelanda confirma la investigación de un supuesto hackeo de Cryptopia de USD 3,6 millones

La policía de Nueva Zelanda confirmó que está investigando lo que parece ser un gran hackeo de la exchange de criptomonedas local Cryptopia, por un valor de al menos USD 3,6 millones, según un comunicado de prensa publicado el 16 de enero.

Cryptopia, que cerró abruptamente su sitio web y sus servicios de bolsa el 14 de enero, dijo posteriormente que había detectado actividad maliciosa.

"La exchange Cryptopia sufrió una brecha de seguridad que resultó en pérdidas significativas", escribieron los funcionarios en una declaración publicada en la cuenta de Twitter de la compañía.

A medida que los usuarios y los medios de comunicación se enteraron del hackeo, Cryptopia ha dicho que no hará más comentarios sobre los procedimientos en curso, ya que ahora está en manos de una investigación oficial de las fuerzas del orden.

"No podemos poner al día a nadie en este momento, ya que ahora es un asunto policial", dice uno de los dos tuits de palabras similares que se publicaron el martes 15 de enero.

Según la policía, la investigación se encuentra aún en la fase de determinar la secuencia de los hechos.

"La investigación se encuentra aún en sus primeras etapas y la policía sigue trabajando con Cryptopia para establecer qué ha sucedido y cómo", confirma el comunicado de prensa, agregando:

“La policía aún no está en condiciones de decir cuántas criptomonedas están involucradas, aparte de que se trata de una cantidad significativa. Un gran equipo, incluyendo a la CIB de Canterbury y personal especializado de la Unidad de Delitos de Alta Tecnología de la policía, ha sido asignado al caso.”

La policía señala que tienen una presencia física en la sede de la empresa, pero que no se han apresurado a entrar en el edificio, como habían informado mal los medios de comunicación locales. Cryptopia está cooperando plenamente con la investigación, afirma el comunicado de prensa.

Como consecuencia de la infracción denunciada, se ha relanzado una demanda contra los comerciantes que afirman haber perdido los fondos que tenían en la bolsa hace más de un año.

Según los medios de comunicación locales y el canal de radio Radio NZ, hasta cuarenta usuarios de Cryptopia se han presentado para exigir una explicación de por qué sus fondos son inaccesibles.

"Al principio nos contactaron unas tres personas (el año pasado), entre ellas un abogado sudafricano, que se quejaban de que tenían problemas para realizar transacciones con sus monederos y no podían retirar fondos", dijo el abogado que se ocupaba del caso a la publicación.

Se había pensado que los problemas de mantenimiento eran la causa de los problemas.