Resumen de la industria de la criptominería en el 2018: ¿se extenderán las dificultades hasta el 2019?

El 2018 ha sido un año difícil para Bitcoin y los mineros de criptomonedas. Algunas de las empresas multimillonarias más grandes de Asia registraron pérdidas en el rango de cientos de millones de dólares.

Mientras el conglomerado japonés de internet GMO y el mayor fabricante de equipos de minería de la industria, Bitmain, supuestamente tuvieron dificultades durante todo el año, se dice que todo el sector terminó el año con pérdidas significativas, siguiendo la tendencia de las dos compañías.

Pérdida de USD 320 millones para GMO

GMO, una de las compañías de internet más influyentes en Japón, registró una pérdida de más de USD 320 millones en el cuarto trimestre del 2018. Tras lo que la compañía describió como una "pérdida inesperada", la empresa se retiró oficialmente de su negocio minero.

GMO Internet, Inc. / Stock price and market capitalization

En junio, la compañía japonesa asignó alrededor del 10 por ciento del capital y los recursos de la empresa para participar en una empresa minera ambiciosa con la visión de competir contra Bitmain.

En ese momento, la compañía estableció un departamento de desarrollo de equipos dedicados a la minería de criptomonedas para crear sus propios chips ASIC de 7 nanómetros (nm) y así ejecutar una instalación minera a gran escala. El equipo de GMO dijo en junio:

“Usaremos tecnología de proceso de vanguardia de 7 nm para los chips que se utilizarán en el proceso de minería, y actualmente estamos trabajando en su investigación y desarrollo con nuestro socio estratégico que cuenta con tecnología de diseño de semiconductores para realizar computadoras de alto rendimiento para minería. Será posible reducir el consumo de energía en comparación con las máquinas de minería existentes con el mismo rendimiento y lograr un rendimiento computacional de 10TH/s [transacciones por segundo] por chip".

La empresa, a pesar de su gran capital y recursos, no tuvo en cuenta el tamaño de las operaciones de Bitmain. A mediados del 2017, Bitmain buscaba una valoración de más de USD 15 mil millones, anticipando una exitosa salida a bolsa (IPO u oferta pública inicial) en Hong Kong.

Actualmente, GMO está valorada en poco más de 169 mil millones de yenes, equivalente a alrededor de USD 1,5 mil millones. Es decir, solo un 10 por ciento de la valoración de Bitmain a principios de este año.

Inicialmente, GMO estaba convencido de que, como un importante conglomerado de Internet en Asia, podría superar a Bitmain y asegurar una gran parte de la cuota de mercado de la industria minera de criptomonedas. Sin embargo, tal como lo revelaría más tarde un informe de BitMEX, Bitmain estaba listo para dicha competencia y estaba dispuesto a operar con pérdidas para exprimir a su competencia.

El día de Navidad, el 25 de diciembre, GMO canceló su operación minera, absorbió la pérdida de USD 320 millones y detuvo el desarrollo, la fabricación y las ventas de su equipo minero de inmediato. Un documento público publicado por GMO decía:

“Después de tomar en cuenta los cambios en el entorno comercial actual, la Compañía espera que sea difícil recuperar los activos relacionados con el negocio de la minería de criptomonedas a través de la venta de máquinas mineras, por lo que la Compañía ha decidido detener el desarrollo, la fabricación y la venta de máquinas mineras, registrando así una pérdida extraordinaria. GMO Internet registrará pérdidas por la transferencia de cuentas por cobrar de aproximadamente JPY 17,5 mil millones y la provisión para cuentas dudosas de aproximadamente JPY 3,5 mil millones, registrando una pérdida extraordinaria de aproximadamente JPY 24,0 mil millones en total en las cuentas consolidadas y las cuentas individuales".

Incluso Bitmain estuvo afectada

La competencia principal de GMO fue Bitmain, y GMO se propuso superar a los fabricantes de equipos de minería de criptomonedas con sede en China desde su inicio.

Pero, según un informe publicado por BitMEX Research, Bitmain vendió muchos de sus mineros S9, su producto estrella, con pérdidas durante todo el año, en un posible intento de establecer su dominio sobre el sector al participar en una guerra de precios con su competencia, que sabía otras empresas en el espacio que no podían manejar.

En agosto, cuando se publicó el informe de BitMEX Research, el precio de Bitcoin seguía rondando los USD 7.000, por encima del costo de equilibrio de la minería. Como tal, a fines del tercer trimestre del 2018, los mineros en el espacio de la criptomoneda todavía estaban obteniendo ganancias y Bitmain pudo vender su Antminer S9 a las instalaciones mineras de todo el mundo.

Debido a la demanda relativamente alta de minería, en ese momento, Bitmain podía manejar las pérdidas al costo de crear un entorno más ineficiente para sus competidores. Pero, a medida que pasaron los meses y llegó un golpe en el mercado bajista en noviembre, cuando el precio de Bitcoin cayó por debajo del costo de equilibrio de la minería en USD 6.900, Bitmain también comenzó a tener dificultades.

Un artículo de BitMEX Research publicado el 30 de agosto decía:

“Este análisis implica que Bitmain actualmente genera pérdidas, con un margen de beneficio negativo de 11,6% para el producto principal S9 y un margen de más del 100% negativo en el producto L3. En realidad, es probable que los costos hayan disminuido, por lo que la situación puede no ser tan mala, sin embargo, creemos que es probable que Bitmain esté actualmente sufriendo pérdidas significativas. Es probable que estos precios bajos sean una estrategia deliberada por parte de Bitmain, para exprimir a su competencia al hacer que experimenten ventas más bajas y, por lo tanto, dificultades financieras".

Tras un pobre período de tres meses, de septiembre a diciembre, Bitmain,