Uso del Petro se ve afectado por sanciones de Estados Unidos a gobierno de Venezuela

A pesar de que se trata de una “criptomoneda”, la usabilidad del Petro dentro del comercio se ha visto restringida a causa de las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos al gobierno de Nicolás Maduro.

La restricción se vio luego de que la plataforma PetroShop, uno de los pocos portales en donde los venezolanos podían adquirir distintos productos y servicios a cambio de Petros, indicara que estaba en “mantenimiento”.  Posteriormente, la cuenta oficial de Petroshop en la red social Instagram anunció mediante un publicación que su plataforma había “sido suspendida debido a las sanciones criminales de USA contra el Petro y nuestra patria, estamos gestionando mudarnos a otros servidores”.

A pesar de que PetroShop es una iniciativa privada, la plataforma se vio afectada luego de que la empresa que brinda los servicios de hosting para el mantenimiento de la página en el espacio web, les indicara que no podían brindarle más los servicios. La empresa que le brindaba hosting no es estadounidense, sino canadiense, pero igualmente prefirieron cesar el servicio ante las relaciones que tiene con la criptomoneda creada por el gobierno sancionado de Nicolás Maduro. Se espera que la plataforma contrate con otra empresa de hosting y siga ofreciendo sus servicios al público.

Tensión en las relaciones Estados Unidos-Venezuela

Como mencionamos anteriormente en Cointelegraph, las relaciones en el gobierno de Donald Trump y Nicolás Maduro están pasando por los momentos más complicados. El bloqueo total de activos del gobierno venezolano por parte de la Administración estadounidense tuvo una implicancia en el mercado de las criptomonedas al disparar el comercio Bitcoin-Bolívares en la plataforma P2P LocalBitcoins. Ya el comercio dentro de la plataforma había venido aumentando en los últimos meses producto de las complicaciones políticas dentro del país sudamericano.

Particularmente con el Petro, el gobierno de los Estados Unidos ha sido severo. A los pocos días de haber sido creada la moneda estatal, el gobierno de Donald Trump determinó que la moneda era ilegal puesto que se trataba de un modelo de deuda fraudulento, consideración que generó la prohibición total de comercialización de esta moneda para los ciudadanos y empresas estadounidenses.

Sigue leyendo: