Los grupos de bombeo y vertido están “muy difundidos” mientras el mercado continúa sin estar regulado

La Social Science Research Network (SSRN) recientemente publicó una investigación que estudia el fenómeno de los grupos bombeo y vertido (pump and dump) dentro de la criptomomunidad. El artículo —realizado por siete académicos de la Universidad de Tel Aviv, la Universidad de Tulsa y la Universidad de México— concluyó que "los reguladores deberían estar muy preocupados por el hecho de que la manipulación de precios mediante sistemas de bombeo y vertido esté tan extendida".

¿Qué es un esquema de bombeo y vertido?

Un esquema de bombeo y vertido es un tipo de manipulación de precios en el que un grupo de operadores intenta elevar el precio de un activo mediante el uso de compras coordinadas. Una vez que los inversores externos se dan cuenta de la subida de precios, el grupo con la información privilegiada comienza a vender las posiciones que previamente adquirieron a precios más bajos, obteniendo así un beneficio.

Es importante destacar que los esquemas de bombeo y vertido son ilegales y son considerados fraude de valores por la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC).

Estudio del SSRN: Los bombeos y vertidos están "muy difundidos" en Telegram y Discord

El estudio del SSRN se centró en el alcance de los esquemas de bombeo y vertido que involucran criptomonedas. Durante su investigación, los académicos establecieron que tales grupos internos se organizan generalmente a través de dos aplicaciones de mensajería populares dentro de la criptocomunidad: Telegram y Discord. "Estas plataformas son las principales salidas para los esquemas de bombeo y vertido, afirma el artículo.

En concreto, tras recabar "el mayor número posible de señales de bombeo y vertido de todos los canales de estas plataformas", los investigadores localizaron 1.051 y 3.767 esquemas de bombeo y vertido en Discord y Telegram respectivamente, que estuvieron operando durante casi seis meses, desde mediados de enero de 2018 hasta principios de julio de 2018.

El artículo señala que había tres tipos diferentes de canales de bombeo y vertido: "bombeos obvios", "bombeos de destino" y "bombeos copiados".

LAW

La primera categoría usaba abiertamente las palabras "pump" (bombeo) y "dump" (vertido), y por lo tanto era "la más fácil de identificar". Según se informa, esos canales solo tenían unos pocos anuncios de bombeo, que inicialmente comenzaban entre 24 y 48 horas antes del mancionado bombeo, argumentan los investigadores. Entonces aparecían a continuación más actualizaciones sobre la hora y el lugar (es decir, el intercambio de criptomoneda donde ocurriría el bombeo). El nombre de la moneda se publicaba justo antes del bombeo. Además, la mayoría de esos canales supuestamente tenían "planes de membresía premium", que podían ser comprados o ganados a través de la captación de nuevos miembros.

Los canales de bombeo de destino, por su parte, "no eran tan descarados como los de la primera categoría", aunque supuestamente tenían muchas más señales. Esas salas de chat normalmente evitaban las palabras "bombeo" y "vertido", ya que sus miembros "no estaban seguros de si bombear y verter fuera legal". Se dice que publicaban el nombre del activo y su precio actual sin previo aviso, y que "generalmente trataban de anunciar el exchange (bolsa)" también. A diferencia del primer tipo de grupo, estos canales "normalmente no tenían la opción de membresía premium", pero algunos requerían el pago de una membresía regular.

Por último, estaban los bombeos copiados: los canales que simplemente hacían referencia a las señales de los bombeos de otras fuentes. Estos fueron evitados principalmente por los investigadores, ya que buscaban datos de fuentes originales, pero fueron estudiados "para asegurar una cobertura completa, es decir, para encontrar y seguir las fuentes de bombeo ".

Después de identificar estos esquemas, el estudio midió sus resultados, definidos como el porcentaje de incremento en el precio después de un bombeo. En Telegram y Discord, el 10 por ciento de los bombeos aumentaron el precio en más del 18 y el 12% respectivamente en solo cinco minutos. Dado que el volumen de comercio y los precios de las criptos estaban cayendo durante el período de enero a julio de 2018, incluso los aumentos porcentuales modestos se consideraron "un logro para el bombeo".

Además, los investigadores establecieron que los bombeos que utilizaron "monedas oscuras" con baja capitalización bursátil fueron mucho más rentables que los que usaron las monedas dominantes: "El aumento medio del precio fue del 3,5% (4,8%) para los bombeos en Discord (Telegram) utilizando las 75 monedas principales; fue del 23% (19%) en Discord (Telegram) para las monedas clasificadas por encima de 500".

Curiosamente, el Bitcoin (BTC) —tradicionalmente el activo más dominante del mercado— no fue inmune a los esquemas de bombeo y vertido. Según el estudio, hubo al menos 82 bombeos de BTC en Discord y Telegram durante el período analizado. Sin embargo, esos bombeos representaron solo el 1,7 por ciento de todas las acciones identificadas, y su alcance no se especificó en el artículo.

"La proliferación de criptmonedas y cambios en la tecnología han hecho que sea relativamente fácil (y virtualmente sin costo) que los individuos coordinen y dirijan esquemas de bombeo y vertido", argumentan los académicos.

Además, concluyen que el alcance de los esquemas de bombeo y vertido dentro de la criptocomunidad debería alzar las banderas rojas para los reguladores, "especialmente cuando las instituciones financieras convencionales comienzan a invertir en criptomonedas". Citan, de hecho, "el vacío normativo" como una de las posibles razones por las que algunos de esos grupos están operando abiertamente:

"A excepción de asegurar que se paguen impuestos sobre las ganancias en criptomonedas, la política regulatoria de los EE. UU. hacia las criptodivisas y las ofertas iniciales de monedas (ICOs) ha estado generalmente "sin intervenir". Un problema para avanzar en la esfera regulatoria es que —a diferencia de las acciones, las mercancías o el dinero fiduciario— las criptomonedas no tienen una agencia regulatoria a cargo de todas las políticas sobre criptomonedas".

law1

Estudio del Imperial College de Londres: Esquemas de bombeo y vertido representan alrededor de USD 7 millones en volumen de operaciones por mes

Los esquemas de bombeo y vertido en el criptomercado también fueron estudiados recientemente por los investigadores Jiahua Xu y Benjamin Livshits del Imperial College de Londres, cuyo artículo fue publicado a finales de noviembre.

El estudio encontró que los esquemas de bombeo y vertido representan alrededor de USD 7 millones en volumen de operaciones por mes, lo que representa alrededor del 0,049 por ciento del volumen total de operaciones en 24 horas.

Xu y Livshits investigaron 237 esquemas de bombeo y vertido entre el 21 de julio y el 18 de noviembre, incluyendo el canal de Telegram "Official McAfee Pump Signals", que supuestamente bombeaba la moneda de BVB en ese momento. Los investigadores concluyeron lo siguiente: 

"El estudio revela que los organizadores de bombeo y vertido pueden usar fácilmente su información privilegiada para obtener ganancias extra con el sacrificio de otros bomberos."

Además, Xu y Livshits apelaron a los datos históricos de los esquemas conocidos de bombeo y vertido para entrenar un algoritmo de aprendizaje de máquinas (learning machine) que intenta identificar los fraudes antes de que ocurran.

Medidas normativas: El programa de advertencia y denuncia de irregularidades de la CFTC y los proyectos de ley del Congreso están en camino

La manipulación de precios representa una preocupación importante para los entes reguladores. Aunque parece ser mucho menos común en los mercados regulados y totalmente conformes, el criptomercado sigue siendo un territorio no regulado en gran medida, en el que probablemente el uso de información privilegiada es más fácil de llevarse a cabo. Sin embargo, los reguladores han empezado a darse cuenta.

El 15 de febrero de este año, la Comisión de Comercio de Futuros de Mercancías (CTFC) publicó su primera declaración de Información para la protección al cliente de la divisa virtual sobre el bombeo y vertido: