Planta de energía nuclear en Rusia alquila espacio a mineros de Bitcoin

Una planta de energía nuclear de propiedad estatal en Rusia podría suministrar a un centro minero de Bitcoin a 200 millas al noroeste de Moscú, según información de medios locales.

La Corporación de Energía Atómica del Estado de Rosatom al parecer ha abierto una granja minera cerca de la central nuclear de Kalinin en Udomlya, en dónde invirtió más de USD 4.8 millones de dólares para construir la instalación de 30 megavatios, según Sergei Nemchenkov, Jefe de centros de datos y productos digitales en Rosenergoatom, una subsidiaria de la estatal.

De acuerdo a Sergei, los centros de datos y los mineros de criptomonedas son grandes consumidores de energía con una demanda estable que representan una oportunidad única de diversificar el negocio para vender electricidad adicional al alquiler de espacios en el centro de datos que ha construido la compañía.

Rosatom en la primera entidad gubernamental que le abre las puertas a los mineros en Rusia, lo cual parece ser el nuevo paso para abrirse dentro de la industria minera a escala global con su proyectados planes de apertura de 240 Megavatios a los requerimientos de la minería de criptomonedas en la undécima economía más grande del mundo.

Si Rosatom logra capitular los 240 Mw proyectados, estaría siendo la tercera compañía minera más grande del mundo, por debajo de Bitmain que con su construcción de dos plantas en Rockadale, Texas mantendría el dominio con más de 1.3 Gigavatios de capacidad para la industria minera.

El caso de la planta de Kalinin se une a la fiebre desatada en Rusia que fue observada el año pasado por los mineros ávidos de energía eléctrica para sus operaciones, que han visto en las antiguas propiedades soviéticas un salvavidas para sus actividades, tal como se pudo apreciar la compra de fábricas abandonadas en Siberia durante el último trimestre del 2019 por mineros de Bitcoin.

De acuerdo a lo proyectado por Rosatom, se espera que la granja minera tenga una extensión de al menos unos 215,000 pies cuadrados para albergar unos 12,000 equipos de minería de Bitcoin.

Se prevé que los costos por electricidad para los mineros costará entre 4 y 5 centavos por Kilovatio-hora, muy por encima del precio encontrado por ejemplo en China o Paraguay, el cual oscila por debajo de esos números.

El ambicioso proyecto presenta un actor importante para lograr su cometido e inclusive sus planes futuros de expansión, si se cumplen los plazos acordados en el memorándum de entendimiento entre Rosenergoatom y ECOS-M, una empresa especializada en suministrar contenedores para la minería de criptomonedas.

De acuerdo a las fuentes de la empresa, ECOS-M, fundada en 2017 en Armenia, ha logrado colocar dos contenedores de 1 Mw cada uno en Hrazdan, pero de lograr llenar el lugar en Udomlya rápidamente, cuatro lugares más serían posibles en los próximos años, dos de ellos en Siberia.

Uno de estos lugares ubicado en la ciudad siberiana de Seversk, tendría una capacidad potencial de hasta 200 megavatios, con un total de 84 contenedores planificado culminar para finales del año 2021.

La compañía estaría aprovechando el momento legal que atraviesa el país, luego de que el Kremlin obligase a las empresas a custodiar los datos personales de sus ciudadanos en servidores alojados dentro del país, y exigir a las compañías de telecomunicaciones un máximo de almacenamiento de los datos de sus clientes por tres años, abriendo un nuevo mercado de oportunidades y demanda que Rosenergoatom desea explotar.

Sin embargo, la infraestructura que la compañía está construyendo puede servir para varios casos de uso, dijo Nemchenkov. Si algún día Rusia prohíbe la criptografía, o la minería en particular, el lugar puede actualizarse y convertirse en un centro de datos normal, dijo.

Sigue leyendo: