El Primer Ministro de Rusia: El mercado bajista no es una razón para enterrar a las criptomonedas

El enorme mercado bajista de 2018 no es una razón para enterrar la cripto, afirmó el primer ministro ruso Dmitry Medvedev en un discurso en el foro Gaidar. La agencia de noticias rusa TASS informó sobre los comentarios de Medvedev ayer, 15 de enero.

Medvedev describió la situación actual del mercado de cripto como una de las principales cuestiones en la agenda de la comunidad mundial, junto con otros desafíos como los cambios en los mercados tradicionales, el aumento del proteccionismo y las desigualdades sociales, y la velocidad y el alcance de la transformación digital global.

En la conferencia científica internacional anual sobre la economía, el primer ministro y ex presidente de Rusia instó al público a observar de cerca el estado de los mercados de cripto.

Señalando los extraordinarios volúmenes de volatilidad del año pasado, Medvédev argumentó que no es una razón para "enterrar" las criptomonedas, destacando que cualquier fenómeno social y económico tiene tanto un lado bueno como un lado oscuro.

"Pero claro, no es una razón para enterrarlas (criptomonedas). Aquí hay tanto un lado bueno como un lado oscuro, así como en cualquier fenómeno social y en cualquier institución económica. Deberíamos monitorear cuidadosamente lo que sucede en el espacio".

A principios de esta semana, el jefe del Comité de Mercados Financieros de Rusia declaró que la cámara baja del parlamento ruso está planeando discutir un proyecto de ley sobre la regulación de la cripto en enero o febrero.

Ley en curso

El parlamento ruso aprobó por primera vez el proyecto de ley cripto "Sobre los activos financieros digitales" en primera lectura en mayo de 2018. Tras los informes sobre la falta de una serie de conceptos clave, como la mineria de cripto, el proyecto de ley fue devuelto a la fase de primera lectura.

Sin embargo, a mediados de diciembre, el viceprimer ministro de Rusia, Maxim Akimov, anunció que los autores del proyecto de ley no tenían previsto hacer ningún cambio significativo.