Parlamento ruso discutirá proyecto de ley de cripto en dos meses, según declaraciones oficiales

La Duma Estatal, la cámara baja del parlamento ruso, discutirá un proyecto de ley sobre la regulación de las criptos en enero o febrero, dijo el jefe del Comité de Mercados Financieros a la agencia de noticias local TASS el lunes 14 de enero.

El Presidente Anatoly Aksakov dijo que un proyecto de ley largamente esperado sobre activos digitales, un término utilizado por el gobierno ruso para definir las tecnologías relacionadas con la cripto, está ligado a iniciativas sobre financiación colectiva y plataformas de inversión. Los proyectos se discutirán juntos, probablemente en febrero, afirmó.

El calendario se fijó a petición de Vyacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal. El 9 de enero, al abrir la sesión de primavera del parlamento, instó a los legisladores a centrarse en los proyectos de ley de economía digital, incluido el de criptomonedas. Volodin también propuso la creación de grupos de trabajo de expertos, empresarios e investigadores para acelerar el desarrollo de las nuevas leyes.

Como Cointelegraph informó anteriormente, el parlamento ruso aprobó el proyecto de ley de cripto en primera lectura en mayo de 2018. Sin embargo, después de ser editada, la versión final recibió críticas de miembros de la industria de la cripto. El borrador, que carecía de definiciones para los conceptos básicos de cripto, como minería y criptomonedas, fue devuelto a la primera etapa de lectura.

La Unión Rusa de Industriales y Empresarios, que cuenta entre sus miembros al multimillonario de la minería y fundición de minerales Vladimir Potanin y al director del fondo de innovación ruso Skolkovo Viktor Vekselberg, ha ofrecido una alternativa al proyecto de ley estatal sobre cripto. En noviembre, el grupo envió sus propuestas al primer ministro ruso, Dmitry Medvedev.

Rusia también está considerando la posibilidad de desarrollar un grupo blockchain en Crimea para atraer inversores y eludir las sanciones impuestas después de que la península se convirtiera en territorio ruso. Se dice que los inversionistas chinos están interesados en el proyecto, pero los funcionarios locales están esperando que se acepte la regulación de la cripto antes de seguir adelante.