Fiscal Federal de Silk Road: Blockchain jugó un papel clave en la investigación de los federales.

La ex fiscal federal Kathryn Haun habló sobre la naturaleza no criminal de Bitcoin y el uso de Blockchain en investigaciones criminales durante una entrevista con Quartz publicada hoy, 12 de abril.

Durante la entrevista, Haun, que trabajó en casos bien conocidos como el de la participación de agentes federales de EE.UU. en fraudes y extorsiones durante la investigación de Silk Road, argumentó que Bitcoin no es en sí misma un delincuente, y explicó la importancia de su uso de registros Blockchain para capturar delincuentes. En la actualidad, Haun imparte una clase sobre criptomoneda y cibercrimen en la Universidad de Stanford y es miembro de la junta directiva de la cripto billetera e intercambio Coinbase.

Durante su tiempo en el gobierno, Haun dirigió un grupo de trabajo que procesó casos relacionados con el uso criminal de criptomoneda. Durante la entrevista con Quartz, hizo la distinción de que las investigaciones no se llevaron a cabo sólo porque se utilizó criptomoneda:

"Rápidamente aprendí que perseguir la tecnología de Bitcoin no era posible, número uno; ni era deseable, número dos [...] El grupo de trabajo que estaba dirigiendo se centró en algunos de los peores casos de uso criminal relacionados con criptomonedas.. Quiero enfatizar que no fue porque se usó criptomoneda; fue porque se cometieron crímenes. No se trataba del medio de la transacción."

Durante la audiencia de 2013 en el Senado sobre Bitcoin, Haun también subraya que otros en el gobierno también vieron a las criptomonedas como entidades no necesariamente ilegales:

“[...] el Senado celebró una audiencia, la primera audiencia que tuvo sobre Bitcoin. Tres testigos del gobierno declararon allí. Los tres enfatizaron el punto de que no hay absolutamente nada ilegal en bitcoin o en la tecnología en sí."

A continuación, Haun recurre al papel de Blockchain en su trabajo de condenar a los dos agentes federales, Carl Force y Shaun Bridges, por robar Bitcoin mientras investigaba la Ruta de la Seda. Según Haun, las instituciones financieras tradicionales no ayudaron a suministrar información para la investigación, "arrastraron los pies, tardaron una eternidad y, en algunos casos, no respondieron en absoluto". Ella continúa, "irónicamente, fueron muchas las pruebas que nos dieron las plataformas de criptomoneda y la comunidad que nos ayudaron a resolver el caso".

Haun describe cómo los investigadores del gobierno -el Servicio de Impuestos Internos (IRS), el FBI, las Investigaciones de Seguridad Nacional (Homeland Security Investigations)- usaron el explorador de billeteras blockchain.info para buscar pruebas:

"Estas eran herramientas públicas, lo cual era algo importante en ese momento, porque estos agentes seguían siendo empleados por el gobierno federal. Algo que no es bien conocido es que uno de esos agentes[que fue condenado] era la autoproclamada persona de moneda digital para el Servicio Secreto. Estábamos realmente nerviosos de que si usábamos cualquier proceso legal, incluso un proceso legal secreto del gobierno, sería descubierto por el objetivo de nuestra investigación. Tener estas herramientas públicas fue muy útil".

En noviembre del año pasado, el responsable de la arquitectura técnica del Ministerio de Justicia del Reino Unido habló sobre la posibilidad de que Blockchain registrara pruebas digitales para investigaciones criminales, específicamente en el caso de grabaciones de cámaras corporales usadas por agentes de policía.

  • Síguenos en: