Ciudad española de Bilbao lanza licitación de $171K para desarrollar una red blockchain pública

Bilbao, la ciudad más grande del norte de España, lanzó una licitación de €150 000 (alrededor de $171 000) para desarrollar una blockchain para servicios públicos, anunciaron las autoridades municipales de Bilbao el lunes 12 de noviembre.

Los funcionarios de la ciudad más grande del país vasco desean crear una plataforma descentralizada, diseñada para permitir que uno actúe con el "poder notarial" en línea. El plazo para aplicar a la licitación se fija el 23 de noviembre.

La empresa a la que se adjudicará el contrato debe desarrollar la red blockchain en un plazo de seis meses. Según la descripción técnica de la licitación, la empresa ganadora debe construir una red similar a EJIE —una plataforma digital propiedad del gobierno del país vasco. EJIE, a su vez, opera en el Quórum de JPMorgan, un registro distribuido y una plataforma de contrato inteligente diseñada para las necesidades financieras y basada en blockchain de Ethereum (ETH).

Al usar blockchain y los contratos inteligentes, las autoridades de Bilbao quieren facilitar el intercambio de datos entre diferentes instituciones públicas, lo que implica la interoperabilidad con EJIE. Los funcionarios creen que la tecnología de blockchain ayudará a almacenar los datos de los ciudadanos de manera segura y evitará hacks y alteraciones.

Tal como Cointelegraph informó anteriormente, España sigue siendo uno de los "ejemplos principales de optimismo de blockchain" en muchos niveles. Recientemente, la comunidad autónoma española de Aragón anunció que proporcionaría servicios blockchain a ciudadanos a nivel estatal. A finales de octubre, uno de los puertos más activos de España con sede en Valencia declaró que estaba creando un "puerto inteligente" para mejorar la logística y reducir los costos.

En abril, el JPMorgan Chase de EE. UU. comenzó a probar su plataforma blockchain Quorum con socios como Goldman Sachs, Pfizer Inc. y el Banco Nacional de Canadá. En septiembre, se unieron a la plataforma más de 75 bancos multinacionales, entre ellos Societe Generale y Santander.