Condenan a técnico de televisión española por minar criptomonedas con equipos de la planta televisiva

Un canal de televisión pública de la provincia de Málaga en España fue noticia y no precisamente por su programación, sino por la detención de un empleado de la planta televisiva que estaría minando Bitcoin de forma secreta con los equipos del medio de comunicación, lo cual supuestamente sería la causa de las repentinas fallas de la señal del canal.

Canal Málaga, la televisión municipal de la ciudad andaluza, tenía fallas en el fluido eléctrico y con frecuencia se cortaba la emisión de su señal, a tal punto que no bastaban los sistemas de estabilización para situaciones de emergencia. La razón aparente es el uso indebido de los equipos de la empresa por un asesor externo contratado por la televisora para el mantenimiento y servicio técnico de los equipos informáticos del canal.

De acuerdo a medios locales, el asesor habría instalado los software necesarios en los equipos de la empresa junto a mineros dedicados las 12 horas del día para la minería de criptomonedas de forma clandestina dentro de las instalaciones restringidas de la empresa, a la cual curiosamente habría tenido acceso unas 53 ocasiones solamente en el año 2017. La finalización del contrato del asesor, sería la razón por la cual se habría descubierto su operación de lucro ilegal.

Según datos del canal televisivo, el asesor habría instalado en los equipos informáticos de la empresa el ejecutable «ethminer.exe», destinado al minado de Ethereum, adicional a los equipos ASIC que habría colocado de forma discreta junto a los equipos de la compañía.

El minado estaba configurado de forma automática de tal manera que se ejecutaba las operaciones durante los días hábiles de la semana a partir de las 19:30 horas hasta las ocho de la mañana para evitar la detección de la actividad.

La Audiencia de Málaga calcula que el técnico logró hacerse con unos 5,000 euros por concepto de minería de criptomonedas con los equipos de la planta televisiva, y ha ratificado una condena por el robo de energía eléctrica a su antigua empresa, por el cual deberá pagar tres meses de multa a razón de 15 euros diarios y una indemnización a Canal Málaga por 1,601.68 euros debido al sobregiro de la factura por gasto eléctrico, que se calcula pudo generar la minería.

La cantidad total de la multa asciende a cerca de 3,000 euros, por lo que el técnico podría tener un beneficio de casi dos mil euros por sus acciones ilegales en la empresa, a pesar de la condena.

La minería en las empresas por parte de trabajadores es algo que comúnmente se ha escuchado en el espacio cripto, además del fenómeno del cryptojacking con el que ciberatacantes remotos instalan malware que minan criptomonedas en nuestros equipos sin consentimiento.

Casos emblemáticos como el uso de 4,000 máquinas para minería de criptomonedas con electricidad robada por unos tres millones de dólares en el este de China en Julio de éste año, son frecuentemente encontrados en los titulares de los principales medios.

Los casos similares al técnico de Canal Málaga se han repetido en localidades tan remotas y seguras como la ocurrida en una central nuclear en Ucrania, cuando un trabajador fue descubierto en acciones similares este mes de agosto.

En latinoamérica, abundan en ese sentido casos en Venezuela como el ocurrido en enero del 2017 en la ciudad de Valencia, donde el ente policial de ese país para delitos informáticos conocido como CICPC desmanteló un galpón con 11,000 unidades ASIC dedicadas a la minería de Bitcoin de forma ilegal, mucho antes de que el gobierno nacional regulase la actividad minera en el país para evitar los ilícitos de lavado de dinero, hurto de electricidad y delitos informáticos.

Posterior a esta noticia, es frecuente leer en periódicos locales, el decomiso y desmantelamiento de pequeñas granjas mineras a lo largo y ancho del territorio del país caribeño.

Sigue leyendo: