Banco Central Europeo: las stablecoins son vulnerables a la incertidumbre regulatoria

Las stablecoins con un marco de gobernanza claro pueden verse obstaculizadas por la incertidumbre de la falta de regulación, según el Banco Central Europeo (BCE).

Cuatro tipos principales de stablecoins descritas

El 29 de agosto, el BCE lanzó un nuevo documento dedicado a las stablecoins, que describe como unidades digitales de valor que no son una forma de moneda específica, sino que se basan en un conjunto de herramientas de estabilización para minimizar las fluctuaciones en su precio.

El documento del BCE se llama "En busca de estabilidad en los criptoactivos: ¿son las stablecoins la solución?" y propone una clasificación de stablecoins basada en diferentes conceptos clave utilizados para mantener su valor estable. Específicamente, el BCE describió cuatro tipos principales de stablecoins, incluidas las especificadas como fondos tokenizados, stablecoins avaladas fuera de la cadena, stablecoins avaladas en la cadena y stablecoins algorítmicas.

54 stablecoins suman un total USD 4.8 mil millones a julio del 2019

Según los datos del BCE, hay al menos 54 proyectos de stablecoin existentes, de los cuales 24 están en funcionamiento. La capitalización de mercado total de las iniciativas de stablecoin casi se triplicó de € 1,5 mil millones (USD 1,7 mil millones) en enero del 2018 a más de € 4,3 mil millones (USD 4,8 mil millones) en julio del 2019, mientras que el volumen promedio de transacciones de stablecoins fue de € 13,5 mil millones por mes dentro del período comprendido entre enero y julio del 2019.

Los fondos tokenizados son el tipo de stablecoin más popular, y representan casi el 97% del volumen mensual de todas las demás iniciativas de stablecoins, según el BCE.

Classification of 54 active stablecoin initiatives

Clasificación de 54 iniciativas activas de stablecoins. Fuente: Banco Central Europeo

Las incertidumbres en el campo plantean riesgos importantes

En el informe, el BCE enfatizó las incertidumbres existentes en el gobierno y el tratamiento regulatorio de los proyectos de stablecoins. Específicamente, el banco escribió que la adopción de la stablecoin puede requerir mejoras en su gobierno, incluidos los procesos de actualización de los contratos inteligentes en el núcleo del proyecto.

Por otro lado, las monedas estables con un marco de gobernanza claro también están en riesgo en la medida en que "se vean obstaculizadas por la incertidumbre relacionada con la falta de escrutinio y reconocimiento normativo", que es específicamente relevante en el caso de que las instituciones financieras utilicen misma tecnología para el registro de activos tradicionales. En esa situación, las stablecoins serían redundantes en el uso de DLT fuera de los mercados de criptoactivos, concluyó el banco.

En julio del 2019, un funcionario del BCE expresó su preocupación por el uso de las monedas estables, alegando que no hay razón para alarmarse, pero sí hay razones para estar alertas.

Sigue leyendo: