Giros y vueltas extraños de Nano y BitGrail desde el pirateo de $150 millones

Si bien los jaqueos y robos de criptointercambios no son nada nuevo, ha habido algunos casos notables, así como algunos más pequeños y con menos publicidad. Sin embargo, no siempre los robos que son a figuras los que llaman la atención: a veces es la saga que se desarrolla después del robo.

Este ha sido el caso del jaqueo del 8 de febrero del intercambio italiano BitGrail. La historia empezó a llamar la atención debido a que Nano, que era el nombre que RailBlocks estaba adquiriendo en enero, fue arrastrado al alboroto por dedos que apuntaban a su protocolo Blockchain.

Al final, robaron el valor de $150 millones en Nano, y debido a todas las acusaciones, todavía no está claro dónde reside el problema. Se trataba simplemente de baja seguridad de BitGrail o, como se ha dicho con vehemencia, ¿fue un problema con la Blockchain de Nano?

Hay acusaciones de marcas conflictivas, evidencia de un monedero caliente inseguro, y en medio de todo, ambas empresas han tenido total pase de una a otra.

El desarrollo más reciente de la saga en curso es que BitGrail reembolsará el Nano faltante, pero con la salvedad de que a nadie le es permitido demandarlos. Es un interesante giro de los acontecimientos que todavía parece apuntar al hecho de que ambas compañías están firmemente negándose a asumir la culpa.

La sospecha crece

A partir del 8 de febrero, BitGrail alegó que le jaquearon con cifras diferentes; los hackers reclamaron desde $150 millones a $195 millones de monedas Nano como premio, y hasta ese momento, Nano, que actualmente está de puesto 29 en términos de capitalización del mercado, en $851 357, fue una de sus mayores monedas.

Francesco Firano, fundador de BitGrail, reportó el jaqueo, pero pronto creció la sospecha. Surgieron indicios de que Firano había pedido a los desarrolladores de Nano que cambiaran la contabilidad de la moneda. Esto, naturalmente, hace que se alcen muchas cejas, debido a que la inmutabilidad de los registros de transacción es una de las principales funciones de las criptomonedas y no debería ser posible.

¿La gente que filtró la evidencia de lo que Firano pidió? Fue el equipo de Nano Core.

“...Firano nos informó de los fondos desaparecidos de la billetera de BitGrail. Una opción sugerida por Firano fue modificar la contabilidad a fin de cubrir sus pérdidas, lo cual no es posible, ni es una dirección que seguiríamos nunca" Nano escribió en un post en Medium.

Una batalla de palabras

Esto provocó una batalla entre el equipo de desarrollo de Nano, que ahora estaba en el punto de mira por aparentemente tener la capacidad de alterar la contabilidad de una criptomoneda, y Firano, quien fue el que pidió que esto sucediera… ambos lados afectaron su reputación y estaban cuestionando quién tuvo la culpa del jaqueo.

Firano contraatacó en un tuit, indicando que las acusaciones hechas por Nano eran "infundadas":

A raíz de las acusaciones infundadas hechas contra mí por el equipo desarrollador y de la difusión de conversaciones privadas que comprometan investigaciones policiales, Bitgrail S.r.l. está obligado a ponerse en contacto con la policía a fin de proteger sus derechos y a los usuarios

La respuesta se desencadenó por un probable golpe de gracia en el post de Nano de Medium, que dice:

“Ahora tenemos razón suficiente para creer que Firano ha engañado al Nano Core Team y la comunidad en cuanto a la solvencia del intercambio BitGrail durante un período considerable de tiempo”.

En el post Nano también dejó claro que no cree que el jaqueo tuvo algo que ver con su protocolo.

Contraatacando

Firano logró dar su punto de vista de las cosas en una entrevista exclusiva con Cointelegraph. El propietario del intercambio admitió que había estado recibiendo amenazas de muerte por parte de la comunidad y reiteró que las acusaciones formuladas por Nano eran "infundadas y maliciosas".

“Todos aquellos que me amenazan de muerte, ¿podrían hacerlo únicamente bajo este tuit? Empieza a ser aburrido mirarlo en todas mis entradas”

Francesco The Bomber (@bomberfrancy) 11 de febrero de 2018.

En la entrevista, Firano declaró que sería imposible reembolsar el monto robado, sugiriendo que se reveló en sus chats de bifurcación de las transacciones pasadas para restituírseles a los usuarios.

Firano también añade que el problema proviene de la marca de tecnología de Nano y que el explorador del bloque de la criptomoneda no es fiable.

Ahora, Bitgrail y Firano le han echado la culpa a Nano por el robo debido a un problema con su protocolo, algo que negaron un par de veces siendo un problema. El titubeo siguió debido a que Troy Retzer, un miembro del Nano Core Team que supervisa las relaciones comunitarias y públicas, también habló con Cointelegraph.

Defensa de Nano

En respuesta a las afirmaciones hechas por Firano, Retzer explicó que las marcas de tiempo que supuestamente desaparecieron, según Firano, podrían ser de una manera distinta a como se explicaron.

La red Nano Blockchain realizó una re-sincronización de sus nodos, proporcionándole a cada bloque o transacción faltante antes del 19 de enero una marca grabada en el tiempo. Esto significa que todas las transacciones o bloques fueron registrados con exactitud, con una marca de tiempo en esa fecha.

Firano persistió con este hecho, lanzando una serie de conversaciones de Telegram en el que se alegaba que las transacciones antes del 19 de enero faltan en el explorador del bloque de la red Nano. Firano afirmó también que las transacciones de alguna manera se retiraron y reinsertaron en una fecha posterior. Sin embargo, esto no es posible a menos que toda la Blockchain esté comprometida.

Tiempo para hacer reparaciones

Viendo que ningún partido toma plena responsabilidad por el jaqueo, y que los fondos han ido dejando a los usuarios furiosos, la saga continuó con usuarios descontentos que se dirigieron a las salas de la corte. El 5 de abril, se presentó un nuevo juicio de acción de clase en los Estados Unidos en nombre de los inversionistas.

Llegó un punto donde Nano afirmó que incluso podría ayudar a pagar las facturas legales de quienes buscan llevar a BitGrail a la corte.

La Nano Foundation anunció que patrocinará un fondo legal para proporcionar a todas las víctimas del jaqueo con igualdad de acceso para representación legal en pro de sus intereses relacionados con la insolvencia de BitGrail.

La presión de demandas parece haber roto la resolución de BitGrail de alguna manera, ya que el 16 de marzo dicha empresa anunció que existían planes de restitución de sus usuarios, pero solo si ellos amainaban en la sala de los tribunales.

En un comunicado de prensa en su sitio web, Bitgrail dijo que "el uso de la plataforma para las víctimas del robo estará consolidado por la firma de un acuerdo de liquidación. Esta última se caracteriza por una expresa renuncia de los usuarios a cada tipo de acción judicial, y deberá ser formalizada a través de la compilación de un formulario.”

Bitgrail tiene la intención de pagar a sus usuarios mediante la creación de un token, Bitgrail Shares (BGS). A los usuarios a los que fueron afectados por el robo les fue devuelto el 20 por ciento de su cantidad perdida en XRB, y el 80 por ciento restante será financiado por BGS.

También reiteraron que no asumen la responsabilidad por el pirateo, apuntando en dirección de Nano y sus supuestos problemas de protocolo.

“BitGrail S.r.l pretende destacar por haber sido objeto de robo, un delito que fue posible al aprovechar los fallos en el equipo NANO's softwares y por tanto, por estas razones, y de conformidad con la ley, no es en modo alguno responsable de la situación.”

Situación pegajosa

La batalla entre BitGrain y Nano ha sido fea. Ha sido difícil tanto para el intercambio, como para la moneda, pero principalmente, quienes fueron víctimas del robo son los que sufrieron lo peor.

Todo empezó muy bien para los dos lados, pero su desintegración acabó costándole a la gente mucho de dinero, independientemente de quién tenga la culpa.

Zack Shapiro, uno del Core Team de Nano, tuiteó el 12 de enero que los fondos estaban perfectamente seguros en BitGrail, a pesar de las preocupaciones de los fondos bloqueados casi un mes antes del pirateo.

Los fondos están seguros en Bitgrail. Es un problema con el nodo, con el que estamos trabajando duro para solucionarlo. De nuevo, los fondos están seguros

El misterio de quién realmente tuvo la falla probablemente continuará, con ambos lados obstinados en su defensa y la ausencia de culpabilidad. Sin embargo, si se va a creer en BitGrail y se van a ser realizar reparaciones, entonces al menos parece haber un final a la vista.

  • Síguenos en: