Hombre sueco condenado después de enviar una bomba a criptofirma por pérdida de contraseña

Un tribunal sueco ha sentenciado a un hombre a seis años y medio de prisión después de haber enviado una "bomba casera potencialmente letal" a una criptoempresa con sede en el Reino Unido, informa hoy la BBC, 9 de noviembre.

Jermu Michael Salonen, de 43 años, enfrentó varios cargos en el Tribunal de Distrito de Estocolmo, incluyendo el envío de una bomba a los empleados de Cryptopay en Londres, y el envío de un polvo blanco a los políticos suecos - incluyendo al primer ministro.

Salonen supuestamente estaba intentando vengarse de la empresa por negarse a cambiar su contraseña en la plataforma Cryptopay en agosto de 2017. Como informa la BBC, Cryptopay rechazó la solicitud, ya que tal cambio contravendría la política de la empresa.

Salonen envió un dispositivo explosivo en un sobre acolchado dirigido a dos empleados de Cryptopay en Hackney, Londres en noviembre de 2017, y el paquete fue entregado a una empresa de contabilidad previamente utilizada por Cryptopay.

Varios meses después, en marzo de 2018, un trabajador de la oficina comenzó a abrir el paquete, pero se detuvo cuando sospechó de su contenido. El paquete fue remitido al Mando de Lucha contra el Terrorismo de la Policía Metropolitana, que envió información sobre el ADN de la bomba a Interpol, alertando a las autoridades suecas sobre las actividades de Salonen. Según la BBC, Salonen ya era conocido por la policía sueca.

Fundada a finales de 2014, Cryptopay es una billetera de Bitcoin (BTC), servicio de tarjeta de débito e intercambio para clientes del Reino Unido y de la Unión Europea. El cofundador de Cryptopay, George Basiladze, dijo a Cointelegraph que la empresa había cambiado de oficina "unos meses antes de la entrega del paquete". Nadie resultó herido en el incidente, y "ninguno de los empleados de Cryptopay ha trabajado en esa dirección".

Siguiendo las noticias recientes, Cryptopay posteriormente tuiteó que el restablecimiento de una contraseña es "sin problema", en caso de que se olvide:

Contraseña

Fuente: Twitter de Cryptopay

El 31 de octubre, varias empresas de Ámsterdam se enfrentaron a otro caso de cripto-extorsión por correo electrónico, con un individuo anónimo amenazando con un ataque con granadas de mano si no enviaban 50.000 euros ($57.000 ) a su billetera Bitcoin.

A principios de este año, Cointelegraph informó que el blogger y comerciante ruso Pavel Nyashin fue encontrado muerto en su apartamento en San Petersburgo. Nyashin había sido agredido anteriormente, cuando los atacantes robaron alrededor de $425.000 en efectivo después de que él se jactara de su cripto riqueza en línea. Aunque posteriormente se abrió una investigación en mayo, todavía no hay noticias al respecto.