El caso "Fapiao": cómo China está luchando contra la corrupción con Blockchain

China ha estado al borde de la adopción de blockchain en los últimos tiempos. La tecnología, de hecho, se ha convertido en parte del programa nacional firmado por el presidente del país. El último avance en el campo se relaciona con el antiguo elemento básico de corrupción del país: facturas falsas utilizadas para malversar fondos corporativos y estatales.

Las autoridades fiscales de la ciudad de Shenzhen y una empresa aeroespacial de propiedad estatal han recurrido recientemente a blockchain para mantener registros inmutables y transparentes, poniendo fin de forma constante a la corrupción de la edición en rústica.

Sistema de factura 'fapiao' complejo de China

Para comprender la naturaleza de las últimas soluciones blockchain para el sistema de facturación de China, primero debe explicarse su contexto general. Esencialmente, gira en torno al concepto de los llamados 'fapiaos' (la palabra china para una factura oficial), que es un recibo legal que sirve como comprobante de compra de bienes y servicios.

Los Fapiaos son emitidos por la Agencia Tributaria China, pero proporcionados por el vendedor, para cualquier bien o servicio comprado en el país. El gobierno chino usa estas facturas para rastrear los pagos de impuestos y prevenir la evasión fiscal. Las personas necesitan fapiaos para reclamar los gastos comerciales, mientras que las empresas están obligadas a registrar sus transacciones en un fapiao; no hacerlo viola la ley.

Sin embargo, el sistema fapiao, que se estableció en la década de 1980, es en gran parte corrupto. Como sugiere un artículo del New York Times, esas facturas de impuestos se venden abiertamente en las calles, que son originales que no se reclamaron en primer lugar o réplicas de alta calidad. Los compradores los usan para evadir impuestos y engañar a los empleadores: básicamente, un individuo chino puede obtener cualquier tipo de recibo falso, desde recibos de viaje hasta recibos de impuestos al valor agregado (IVA). Encontrarlos no requiere necesariamente tener conexiones profundas con el mercado negro, ya que las promociones de falsificaciones falsas se envían a través de mensajes de texto o incluso se anuncian en Taobao.com, donde los vendedores ofrecen descuentos especiales y la entrega en el mismo día de esos documentos, como revela el artículo de NYT.

Incluso las agencias estatales están involucradas en el gran plan. En 2010, por ejemplo, la Oficina Nacional de Auditoría afirmó que detectó que los departamentos del gobierno central malversaron hasta $21 millones mediante el uso de facturas falsas. Wang Yuhua, profesor asistente de ciencias políticas en la Universidad de Pensilvania y autor de un estudio sobre corrupción en China, dijo al New York Times:

"Sus salarios son relativamente bajos. Entonces lo complementan con reembolsos. Esto es difícil de controlar".

La evasión de impuestos es un delito grave en China, a veces punible con la muerte, pero eso no parece obstaculizar la industria de fapiao falsificada. Aunque las autoridades estatales cuentan con estadísticas impresionantes sobre el tema (solo en 2009, informaron que detuvieron a 5.134 personas y cerraron 1.045 sitios de producción de recibos falsos), el sistema sigue vivo y los fapiaos se venden incluso en tiendas de regalos de hoteles. Sin embargo, hay una tecnología que finalmente podría abordar el sistema con algún efecto.

Blockchain versus corrupción: autoridades fiscales y la colaboración de Tencent

Mientras Bitcoin y otras criptomonedas a menudo son culpadas de cultivar la corrupción -este sigue siendo uno de los argumentos más utilizados por políticos y hombres de negocios conservadores que son escépticos sobre las perspectivas de la cripto- su tecnología subyacente representa una herramienta eficiente para combatirla. Blockchain, al ser un ledger inmutable, descentralizado y encriptado, puede proporcionar un registro claro de cualquier transacción que haya tenido lugar en él, a cualquier hora del día, resolviendo así los problemas de sobreinformación, falsificación de informes y otras inconsistencias verdaderas-falsas en el proceso de circulación de la factura.

Por lo tanto, la perspectiva de aplicar blockchain para luchar contra las fapioas podría parecer especialmente atractiva para las autoridades chinas. Fue posible después de que la Oficina Nacional de Impuestos de Shenzhen se asoció con el gigante de Internet Tencent, el desarrollador de la aplicación de redes sociales de mil millones de usuarios WeChat, para luchar contra la evasión fiscal en mayo. En la línea de su colaboración, formaron un laboratorio de innovación "Impuesto inteligente" que apunta a promover un enfoque tecnológico en el campo de los impuestos, que incluye el uso de computación en la nube, inteligencia artificial, blockchain y Big Data, argumentó el comunicado de prensa.

El lanzamiento también delineó explícitamente el primer objetivo de la colaboración, ya que Li Wei, subdirector de la Oficina Municipal de Impuestos Estatales de Shenzhen, afirmó que el éxito de Tencent en la aplicación de blockchain para la facturación ayudaría a combatir el problema de fapioas falsas y "mejorar el proceso de supervisión de la factura".

Primeros resultados: "Un vínculo sin fricciones entre escenarios de consumo y servicios impositivos"

El 10 de agosto, la plataforma local de noticias EEO informó que la primera factura digital de China en la blockchain se emitió en la ciudad de Shenzhen, donde se anunció la colaboración antes mencionada.

Por lo tanto, Tencent ha creado un ecosistema piloto de blockchain para facturas diseñadas para uso integral por consumidores, comerciantes y autoridades tributarias, de acuerdo con la publicación local. La factura del debut fue emitida por un restaurante local, mientras que a varias otras empresas de Shenzhen se les ha concedido acceso al sistema, incluyendo un estacionamiento, una tienda de reparación de automóviles y una cafetería.

Cai Yunge, el gerente general de blockchain en Tencent, fue citado por EEO diciendo que el nuevo sistema logra "un vínculo sin fricciones entre los escenarios de consumo y los servicios impositivos". Los pagos al consumidor se facilitan a través del WeChat de Tencent y una factura adecuada para su posterior inspección y la gestión por parte de las autoridades tributarias se genera según se informa en "un clic".

Por el contrario, procesar una factura tradicional requiere varios pasos y requiere mucho tiempo: cuando un consumidor completa una transacción, debe esperar a que el comerciante genere la factura, la archive de forma segura, complete un formulario de devoluciones en el Departamento de Finanzas, espere los documentos a procesar y finalmente recibir sus devoluciones.

Como explica EEO, una factura electrónica respaldada por blockchain solo requiere que el cliente realice un clic en la aplicación WeChat durante el proceso de pago. Después de eso, solo tienen que esperar y realizar un seguimiento de su estado de reembolso en tiempo real a través de la aplicación. El proceso no deja espacio para falsificar o informar en exceso. Además, la tecnología también tiene la ventaja de mejorar la privacidad de los datos a través del cifrado y de proporcionar una racionalización de los procesos en función del costo global, ya que varias partes evaluadoras han sido excluidas del proceso.

Más bloques en la cadena: firma aeroespacial de propiedad estatal se une al nuevo esquema

El siguiente jugador en adaptar blockchain para combatir la corrupción inducida por las facturas es la Corporación de Ciencia e Industria Aeroespacial de China, de propiedad estatal.

Según un artículo en el periódico oficial del estado, People’s Daily, que fue republicado por la Administración Estatal de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa Nacional, blockchain ayudará a innovar la supervisión de las facturas con fines impositivos a nivel nacional.

Como sugiere el artículo, las facturas electrónicas están en aumento en China: en 2017, había alrededor de 1.310 millones de facturas electrónicas en circulación, y para 2022, se espera que la cifra llegue a 54.550 millones, ya que la tasa de crecimiento anual promedio previsto es de más de 100 por ciento.

China Aerospace, a su vez, utiliza servicios de factura electrónica de extremo a extremo que cubren la emisión, entrega, archivo, inspección y reembolso para los contribuyentes y las autoridades del país. Ya ha emitido alrededor de 2.500 millones de facturas hasta la fecha, según el artículo del People's Daily.

Sin embargo, dicho sistema de factura electrónica, como el tradicional, no está a salvo de los problemas de sobreinformación, información falsa y trazabilidad. Por lo tanto, China Aerospace ha creado un sistema blockchain para permitir la emisión de facturas autenticadas y "creíbles", la circulación rastreable y la supervisión eficiente y rentable de las autoridades tributarias, al igual que en Shenzhen.

Los representantes de China Aerospace confían en combatir la corrupción fapiao en su raíz con la tecnología blockchain. Como dijo un representante de la compañía al People's Daily, la tecnología finalmente resolverá los "puntos dolorosos" de la industria.