Historia de Tezos: la infame ICO que trata de recuperarse en medio de demandas y disputas

El 30 de junio, casi un año después de la exitosa ICO —un proyecto que recaudó $232 millones en BTC y ETH en julio del 2017, estableciendo un récord en ese momento— que fue seguida por una disputa interna y varias demandas colectivas, la Fundación Tezos finalmente ha lanzado su red beta. Así es como comenzó el proyecto, qué causó la infame demora y por qué el lanzamiento anticipado viene con reservas.

'La última criptomoneda': ¿Qué es Tezos?

Tezos fue desarrollado por Arthur Breitman, que estudió matemáticas aplicadas, ciencias de la computación y física en Francia y luego se mudó a los EE. UU. para estudiar matemáticas financieras. Su esposa, Kathleen Breitman, ex empleada del fondo de cobertura Bridgewater Associates y R3— una empresa de software empresarial que se enfoca en la tecnología de bases de datos distribuidas— también ha contribuido al proyecto. La pareja se conoció en la Anarcho-Capitalist Meetup (donde Breitman todavía figura como coorganizador) en Nueva York en el 2010 y se casó en el 2013.

En agosto del 2014, Arthur Breitman publicó dos libros blancos, en los que destacaba los defectos de Bitcoin, predijo la producción masiva de tokens y describió su propia solución blockchain: la primera criptomoneda "autoenfocada" del mundo llamada Tezos —el nombre se generó a través del algoritmo de Breitman que buscaba encontrar los nombres de dominios no reclamados pronunciables en inglés. El segundo documento decía:

"Si bien la ironía de prevenir la fragmentación de las criptomonedas mediante la liberación de una nueva no nos escapa... Tezos realmente pretende ser la última criptomoneda".

Según los documentos técnicos, Tezos es una red distribuida, peer-to-peer, sin permisos, cuyo sistema se basa en contratos inteligentes similares a Ethereum (ETH). Sin embargo, la estructura de Tezo es supuestamente más avanzada: su protocolo tiene la capacidad de evolucionar e implementar nuevas innovaciones a lo largo del tiempo, sin el riesgo de experimentar una bifurcación dura. De hecho, como señala Wire en un longread masivo acerca de Tezo, el incidente de DAO le ha asegurado a Breitman que el futuro de las criptomonedas debería basarse en la unidad y la comunidad, en lugar de disputas, divisiones comunitarias y monedas en lanzamiento continuo.

Los desarrolladores de Tezos tienen la capacidad de proponer actualizaciones de protocolo y solicitar recompensas por su contribución. Los titulares de tokens de Tezos ("tezzies", o XTZ), a su vez, pueden votar si su propuesta debe ser aprobada.

Por lo tanto, Tezos esencialmente imita una democracia, en la que cuantas más tokens posea el inversor, mayor será el poder de voto que posea. Como Olaf Carlson-Wee, el primer empleado de Coinbase y un inversor de Tezos, explicó a Wired:

"Cuando votas, incluso si tu candidato no gana, aceptas que la democracia estaba en acción. Cuando las personas participan en una red de Tezos, aceptan que el voto democrático de los otros titulares de monedas regirá la forma en que se mueve el protocolo."

Además, Tezos utiliza prueba de participación (PoS) en lugar de un sistema de prueba de trabajo (PoW), lo que significa que todas las validaciones se llevan a cabo de manera virtual, no física y no requieren hardware de minería y grandes cantidades de electricidad —el proceso se llama 'horneado' en lugar de 'minado'.

Finalmente, Tezos también ha priorizado la seguridad a través de la implementación de la verificación formal —que Ethereum no tiene, que esencialmente permite a los desarrolladores probar matemáticamente la exactitud de su código de contrato inteligente.

TEZOS

Crypto Valley y poderosos aliados

Los libros blancos de Tezos antes mencionados se publicaron bajo un seudónimo, "L. M Goodman" —una referencia a un periodista de Newsweek que intentó desanonimar a Satoshi Nakamoto. En ese momento, Breitman trabajó en Morgan Stanley en finanzas cuantitativas y, según informó Reuters, "estaba tratando de no asociarse públicamente con el proyecto en ese momento", supuestamente porque no quería comprometer su posición en Morgan Stanley.

En agosto del 2015, Breitman, que todavía era empleado de Morgan Stanley, registró una empresa en Delaware llamada Dynamic Ledger Solutions, Inc (DLS), que se consagró como director ejecutivo. Esencialmente, DLS controlaba la propiedad intelectual —el código fuente— de Tezos.

Debido al hecho de que estableció una empresa en los EE. UU., se le requirió que informara que estaba involucrado en "otras actividades comerciales" —según la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA) de los EE. UU.— lo cual nunca hizo. En abril del 2018, FINRA multó a Breitman por $20 000 y lo excluyó de la interacción corredor-agente hasta el 2020 debido al incidente.

En el 2015, Arthur Breitman esperaba reunir "de cuatro a cinco bancos" para adoptar la tecnología y recaudar "$5 millones a $10 millones en dos o tres años", según informa Reuters, al lanzar un plan comercial de 37 páginas de Tezos. Sin embargo, Breitman no logró atraer inversores de esa manera.

En abril del 2016, Arthur dejó Morgan Stanley. En septiembre, los Breitman habían desarrollado otra estrategia para obtener fondos para Tezos; decidieron conducir un ICO. Durante el siguiente medio año, lograron obtener $612 000 de 10 patrocinadores anticipados —incluidos varios fondos de cobertura de criptomonedas— para organizar una preventa. La pareja decidió celebrar Tezos ICO en Zug, Suiza, el famoso 'Crypto Valley'.

"[Suiza tiene] una autoridad reguladora que tenía una cantidad suficiente de supervisión, pero no como algo demasiado loco", dijo Kathleen Breitman a Reuters en un comentario. Según el Código Civil suizo, se puede fundar una fundación independiente para apoyar una plataforma de software de código abierto en interés público, como