La emoción y el vacío: las expectativas sobre-justificadas en las criptomonedas

Desde el papel blanco del 2008, se anunció al Bitcoin como la revolución, las criptomonedas en general, así como la tecnología Blockchain, la base sobre la cual estaría construida esta libertad financiera. Ahora, aproximadamente 10 años más tarde, el mercado está lleno hasta explotar, a la vez que muchos bolsillos de personas, pero ¿la criptomoneda de verdad ha cambiado al mundo?

Hay un montón de promesas y potencial en el ámbito de la criptomoneda, pero ¿siquiera se ha alcanzado la mitad de ellos? Blockchain ha amado al mundo, pero ¿está causando un impacto? ¿El Bitcoin es la moneda sin límites, rápida y económica que se decía que sería? ¿Qué hay de la adopción; los comerciantes están golpeando la puerta para que les paguen en criptomonedas?

En este mercado burbujeante de las criptodivisas, se han obtenido enormes ventajas; sin embargo, también ha habido numerosas expectativas injustificadas que no pudieron cumplirse en un año que prometía.

El Bitcoin retrocede en su facturación

“Una versión digital de efectivo interpersonal permitiría que se envíen  pagos online directamente de un lado a otro sin tener que ir a una institución financiera de por medio.”

La primera línea en el papel blanco de Bitcoin, escrito por Satoshi Nakamoto, está fuertemente inclinada a buscar que la moneda digital sea exactamente eso: una moneda digital.

Sin embargo, es difícil decir, incluso para los fans más apasionados del Bitcoin, que esta criptodivisa es la moneda digital más apoteósica y útil. La misma ha pasado por sus cambios el año pasado, primero con el UASF, viniendo después de la división de las cadenas el primero de agosto, y luego el reciente fracaso de iniciar SegWit2x.

Por supuesto, la designación del Bitcoin está determinada por sus usuarios de una manera democrática, pero la forma en la que la moneda original se ha convertido en la jefa ha hecho difícil que sea la pionera de varias monedas digitales que podrían revolucionar al mundo.

Con esto no estamos diciendo que las cosas no cambiarán. La Lightning network está en el fondo, y siempre hay oportunidades para cambios, pero el 2017 vio al Bitcoin alejarse de su expectativa de volverse una nueva era en cuanto a dinero.

La arrasadora Blockchain

Cuando el Bitcoin y otras criptomonedas forzaron su camino hasta la cima de las tendencias, quienes estaban en la institución financiera sisearon y patalearon ante el potencial de usurpar que tenía la moneda, pero también encontraron difícil el desaprobar la tecnología Blockchain.

Las posibilidades y el ámbito de la tecnología Blockchain son prácticamente infinitas, y la cantidad de ICOs tratando de usar Blockchain para solventar los problemas más benignos lo prueba.

Sin embargo, a pesar de los resultados favorables de que la compañía Microsoft haya incorporado tecnología Blockchain, e incluso algunos bancos incorporando el uso del Ripple, no ha habido una revolución real con el uso de la tecnología Blockchain.

Esta no ha encontrado todavía su "Aplicación asesina", y hay poca muestra de su poder con cosas como Cripto Kitties en la cadena Ethereum, pero estas difícilmente están forjando un nuevo orden en el mundo Blockchain.

El poder de algo asombroso e inseguro, inmutable y que no se puede jaquear ofrece mucho, pero aún no ha sido tomado.

Promesas, promesas

Han hecho miles de promesas en el ecosistema de la emoción y la grandiosidad, demasiadas como para mencionarlas todas. No obstante, una que necesita resaltarse es que el 2017 vio a mucha gente caer en los anzuelos tentadores a través de monedas, o miedo, inseguridades y dudas.

Necesitamos olvidar el tiro inicial de Bitcoin Classic, el cual predijo que el Bitcoin Cash prontamente estaría gobernando el gallinero. Esto podría materializarse efectivamente pero, por ahora, es importante resaltar la estaca en el precio del Bitcoin Cash después de esa declaración.