Tron todavía no ha pagado completamente por BitTorrent un año después de haberlo comprado, afirma el creador

El creador de BitTorrent, Bram Cohen, ha añadido información importante a la controversia que gira en torno al CEO de Tron, Justin Sun, afirmando que no le pagó completamente por la plataforma de streaming.

Bram Cohen dice que el último pago de BitTorrent sigue en custodia

En una serie de tweets el 25 de julio, Cohen dijo que las ganancias de la venta de BitTorrent, que Sun compró el año pasado, no habían llegado en su totalidad. 

Tron se hizo cargo de BitTorrent por una cantidad no revelada en criptomonedas, y Cohen ahora se queja de que la última cuota había estado en custodia durante dos meses.

"¿Alguien sabe si Justin Sun no tiene dinero? No está dejando que el último pago de BitTorrent se concrete", escribió. 

Como informó Cointelegraph, Sun se encuentra actualmente bajo presión después de que, según se informa, las autoridades china iniciaran una investigación sobre sus prácticas comerciales. 

Los relatos de los hechos difieren, ya que los medios de comunicación estatales chinos afirman que Sun ya tenía restringido su derecho a viajar al extranjero el año pasado. Al mismo tiempo, el empresario ha publicado fotografías de sí mismo en San Francisco. 

Citando mala salud, Sun canceló esta semana un almuerzo con el opositor de Bitcoin (BTCWarren Buffett, el que pagó más de USD 4,6 millones. Ese pago a  Estados Unidossegún una fuente de los medios de comunicación, podría haber aumentado la ira de las autoridades chinas. 

La Fundación Tron niega que Sun tenga la culpa

En respuesta a la queja de BitTorrent, el director de desarrollo empresarial de la Fundación Tron, Roy Liu, pidió a Cohen que utilizara canales privados para hacer un seguimiento de la demora. 

“Para tu información, el dinero en custodia no se considera dinero de Justin. Justin ha firmado un acuerdo de liberación. Los abogados compradores/vendedores harán un seguimiento y llegarán a un acuerdo", respondió.

Cohen siguió preguntando por qué el pago se había retrasado dos meses, pero Liu no hizo más comentarios.

Asimismo, Cohen pareció ignorar las críticas de otros usuarios de Twitter que se centraban en que la plataforma era un entorno inapropiado para discutir una venta privada.

Sigue leyendo: