La bolsa turca desarrolla una base de datos de clientes basada en blockchain

La Bolsa de Valores de Estambul (BIST) de Turquía ha desarrollado una base de datos de clientes que funciona con blockchain, Daily Sabah informó el 6 de septiembre.

Fundada en 2013, BIST es el resultado de la fusión de la Bolsa de Valores de Estambul, la Bolsa de Oro de Estambul y la Bolsa de Derivados de Turquía (TurkDex). Según el reporte anual de la bolsa para 2017, tiene 399 empresas que cotizan en bolsa, una capitalización de mercado de alrededor de $133 000 millones y $1000 millones de valor total negociado.

El reciente desarrollo sincronizará las bases de datos de clientes de Borsa Istanbul, Istanbul Clearing, Settlement and Custody Bank (Takasbank), y el Central Securities Depository of Turkey (MKK).

La nueva plataforma, que está "diseñada bajo el concepto Know Your Customer (KYC),” gestionará la incorporación de nuevos clientes, la gestión de documentos y la edición de información. "Si es necesario, la aplicación también se puede utilizar en otros proyectos", dijo BIST.

A principios de agosto, Turquía  estableció el primer centro blockchain a nivel universitario del país, con el objetivo de cerrar la brecha de conocimientos especializados en blockchain y garantizar un amplio despliegue de la tecnología. El director del centro, Bora Erdamar, dijo que Turquía podría tener la oportunidad de convertirse en un país líder en tecnología blockchain.

Mientras que en los últimos meses Turquía ha demostrado un enfoque proactivo para la adopción de blockchain, incluso considerando el desarrollo de una moneda digital nacional, los legisladores de la Dirección Estatal de Asuntos Religiosos han dicho anteriormente que el Bitcoin (BTC) era “no compatible” con el Islam.

A pesar de la posición del gobierno, los criptointercambios en Turquía gozan del apoyo de la mayoría de los bancos, lo que facilita que los nuevos comerciantes comiencen a comprar y vender criptomonedas.

El interés por las criptomonedas ha crecido en el país tras la caída en picada de la moneda nacional, la lira turca. A mediados de agosto, las bolsas locales registraron un aumento de los volúmenes comerciales de hasta un 150%, ya que los operadores trataron de proteger sus ahorros en fiat de la devaluación vertiéndolos en Bitcoin.