La FCA del Reino Unido ahora supervisa el cumplimiento del antilavado de dinero y la lucha contra el terrorismo en las criptoempresas

La Autoridad de Conducta Financiera (FCA) de Gran Bretaña ahora monitorea el antilavado de dinero (AML) y el financiamiento contra el terrorismo (CTF) para las empresas que realizan actividades relacionadas con las criptomonedas.

Según un anuncio oficial publicado el 10 de enero, la FCA supervisará si las empresas registradas en el Reino Unido que participan en operaciones relacionadas con criptoactivos cumplen con las regulaciones y requisitos vigentes.

Lista de requisitos para las empresas de criptomonedas

Además, en el anuncio, la FCA estableció una lista de requisitos para negocios relacionados con criptomonedas, que incluye la identificación y evaluación de riesgos con respecto a AML y CFT, el desarrollo de políticas y controles para eliminar los riesgos asociados con AML y CFT, la conducción de diligencia debida del cliente y otros.

"Supervisaremos de manera proactiva el cumplimiento de las empresas con las nuevas regulaciones y tomaremos medidas rápidas cuando las empresas no cumplan con los estándares deseados y causen riesgos para la integridad del mercado", dijo el anuncio.

El drama criptomonetario de Gran Bretaña

En julio de 2018, la FCA advirtió que las criptomonedas representan un gran riesgo para los consumidores que generalmente están mal informados sobre ellas, y recomendó que productos como los derivados y las notas negociadas en bolsa que hacen referencia a los criptoactivos eran "inadecuados" para los pequeños inversores.

Aunque la FCA todavía está considerando la restricción de los derivados de criptomonedas para inversores minoristas, el verano pasado concluyó que las principales criptomonedas son "tokens de intercambio" que generalmente están "descentralizados y se utilizan principalmente como un medio de intercambio".

En ese momento, el regulador enfatizó que tales monedas digitales no entraban dentro del alcance regulatorio de la FCA y estaban fuera de su alcance regulatorio.

A fines de noviembre del año pasado, Piers Ridyard, CEO del ledger descentralizado de Radix, le dijo a Cointelegraph que las autoridades del Reino Unido en realidad estaban relativamente abiertas a la criptoinnovación, y señaló:

“La FCA ha sido progresiva en sus puntos de vista sobre las criptomonedas durante años; incluyendo el monitoreo y permisos de pruebas de la tecnología en entornos de prueba [sandbox] antes de que se necesiten licencias regulatorias. El Reino Unido generalmente se ve a sí mismo como un líder en tecnofinanzas, y la FCA considera que parte de su trabajo no obstaculiza la innovación".

Sigue leyendo: