Una firma de bienes raíces del Reino Unido acepta Bitcoin para la venta de una iglesia de 150 años

Una iglesia inglesa de 150 años se vende por USD 1.5 millones y el vendedor acepta el pago en Bitcoin (BTC).

El vendedor está dispuesto a recibir el pago en Bitcoin

Según un anuncio en Rightmove, un importante portal en línea de bienes raíces británico y sitio web de propiedades, un vendedor puso a la venta una iglesia del siglo XVIII convertida en una propiedad de carácter de siete dormitorios y está dispuesto a aceptar Bitcoin como pago.

Si bien la propiedad tiene un precio de 1.2 millones de libras esterlinas (USD 1.5 millones), el precio final en Bitcoin se debe acordar y confirmar con el proveedor y dependerá del precio de mercado de Bitcoin en el momento de la venta, señala el anuncio. En el momento de la publicación de este informe, el precio de venta vale 182.34 Bitcoins.

Construida en 1871, la ahora convertida en propiedad residencial es la antigua Iglesia de San Lorenzo en el condado de Durham.

A principios de este año, Cointelegraph informó que el importante proyecto inmobiliario orientado a Bitcoin Aston Plaza estaba pausando sus operaciones, mientras que informes anteriores afirmaban que la construcción de la empresa de USD 325 millones se detuvo en enero del 2018. Según el sitio web de Aston Plaza, la empresa aún ofrece estudios, así como apartamentos de una y dos habitaciones que se pueden comprar con Bitcoin.

Reino Unido y pagos en criptomonedas

El Reino Unido ha sido amigable con los pagos en criptomonedas, según informes recientes. La semana pasada, la importante firma local de servicios de criptobilleteras y tarjetas de débito Cryptopay anunció el lanzamiento de transferencias con la libra esterlina a través del Faster Payments Scheme, que supuestamente eliminó los cargos de conversión en euros.

En abril del 2019, la compañía de administración de viajes más grande del Reino Unido, Corporate Traveler, anunció que comenzó a aceptar Bitcoin para pagos, señalando que la empresa no estaba preocupada por la volatilidad de los precios de Bitcoin, ya que la criptomoneda recibida se convierte directamente en libras británicas.

Sigue leyendo: