Las Naciones Unidas se asocian con una ONG para tokenizar tabletas de chocolate para un comercio equitativo

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo se ha asociado con la ONG holandesa FairChain Foundation para utilizar la tecnología blockchain para una financiación más equitativa de los cacaocultores.

Según un informe de SpringWise del 17 de octubre, los socios lanzarán una nueva barra de chocolate, hecha con cacao cultivado en Ecuador, junto con un esquema basado en tokens que les permite a los consumidores contribuir directamente a los productores de cacao. 

La tecnología blockchain puede "convertir cada producto en un motor de impacto capitalista"

Según el informe, cada barra (que se comercializa con el nombre de "La Otra Barra") contiene un código QR dentro de su envoltorio que los consumidores pueden utilizar para donar un token blockchain directamente a los agricultores.

Cuando se escanea, el código QR también revela cuánto le pagaron al agricultor por el cacao utilizado para producir su barra, además de indicar las coordenadas GPS del árbol de cacao del que se cosechó el cacao para su barra. 

Según SpringWire, mientras que la producción de chocolate representa una industria mundial de USD 92,000 millones, los agricultores solo reciben actualmente el 3% del valor del cacao utilizado para los productos comercializados. Muchos de ellos no ganan un salario digno.

El proyecto de FairChain aspira a asegurar que los agricultores reciban un mejor pago por su cacao, con el objetivo de alcanzar un precio de EUR 3,080 por tonelada métrica por su cacao. Según se informa, FairTrade paga a los agricultores EUR 3,080 por tonelada métrica, mientras que los compradores comerciales pagan aproximadamente EUR 1,721.

El fundador de la Fundación FairChain, Guido van Staveren, ha dicho que:

“La idea es usar la tecnología para influir en el comportamiento del consumidor y básicamente convertir cada producto en un motor de impacto capitalista.”

Transparencia en las donaciones

Cada uno de los tokens del proyecto La Otra Barra vale alrededor de una cuarta parte del valor de un árbol de cacao. Los fondos recaudados se utilizarán para plantar nuevos árboles, y los consumidores podrán seguir el impacto de sus donaciones utilizando los datos registrados en la blockchain.

Como se ha informado, las Naciones Unidas han estado explorando desde hace mucho tiempo múltiples casos de uso de la tecnología blockchain, en gran medida de carácter humanitario, comenzando con el uso de la blockchain de Ethereum para transferir cupones basados en criptomonedas a los refugiados en Siria, seguido de un sistema de identidad digital basado en blockchain diseñado para combatir el tráfico de niños y niñas en todo el mundo.

En julio de este año, la ONU dio a conocer sus investigaciones sobre soluciones blockchain para fomentar el desarrollo urbano sostenible en Afganistán.

Sin embargo, el jefe del Programa Mundial contra la Delincuencia Cibernética de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito ha advertido recientemente que las criptomonedas descentralizadas han dificultado considerablemente la lucha contra el lavado de dinero, la ciberdelincuencia y la financiación del terrorismo.

Sigue leyendo: