La Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos desarrolla un sistema para identificar usuarios Bitcoin, dicen documentos filtrados

La Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA) supuestamente puede localizar los emisores y receptores de todo el Bitcoin en el mundo, como documentos confidenciales proporcionados por Edward Snowden revelan, The Intercept informa el 20 de marzo.

Las fuentes utilizadas para este artículo fueron divulgadas en The Intercept, una publicación dedicada al “periodismo de adversarios" fundada por Glenn Greenwald, Laura Poitras, y Jeremy Scahill, siguiendo las revelaciones de Edward Snowden de reconocimiento masivo en 2013.

La NSA logró esto mediante la creación de un sistema para la recolección, análisis y procesamiento de la materia cruda del tráfico de internet global tráfico usando un programa disfrazado como un popular software anonimizador, según otros documentos que datan de marzo de 2013.

OAKSTAR y MONKEYROCKET

Aunque la agencia estaba interesada en la vigilancia de algunas criptomonedas competidoras, el Bitcoin (“un sistema de moneda digital descentralizado, donde las unidades se conocen como Bitcoin o BTC”) fue su principal objetivo.

El seguimiento se realiza por medio de un programa secreto de vigilancia en internet bajo el nombre código de OAKSTAR, que representa una amplia gama de asociaciones corporativas encubiertas que permitió al organismo supervisar las comunicaciones y extraer los datos directamente desde las conexiones de fibra óptica que forman la sostenida internet.

Un servicio de VPN llamado MONKEYROCKET, un subprograma de OAKSTAR, desempeñó un papel decisivo en la identificación de los usuarios de Bitcoin. En lugar de ocultar los datos del usuario, MONKEYROCKET aprovechó los equipos de la red para obtener datos de Europa, Oriente Medio, Asia, y América del Sur.

En los documentos de la NSA, MONKEYROCKET también se describe como un "un servicio anonimizador de internet no occidental en apoyo de la lucha contra el terrorismo" lanzada en verano de 2012.

“En la actualidad hay aproximadamente 16 000 usuarios registrados, y el sitio está generando unos 2 000 eventos por día… Irán y China son dos de los países con una base de usuarios significativa", indicó el informe.

MONKEYROCKET se rige principalmente por la Orden Ejecutiva 12333, que amplía los poderes de las agencias de inteligencia estadounidenses al investigar los ciudadanos estadounidenses. La NSA señala que una pieza clave de la "estrategia a largo plazo" para MONKEYROCKET fue "atraer las metas comprometidas en el terrorismo, incluyendo la seguridad de COMSEC de Al Qaeda, que la NSA puede explotar.”

Como resultado, la NSA recogió una cantidad significativa de datos de usuarios Bitcoin, incluidas las contraseñas, el historial de los navegadores, e incluso la dirección MAC de los dispositivos. Toda esta información fue suficiente para identificar a los usuarios de determinadas carteras Bitcoin.

No solo Bitcoin

En marzo de 2013, la NSA dio una actualización sobre los esfuerzos de recolección de inteligencia utilizando MONKEYROCKET, lo que fue dirigido al Bitcoin y LibertyReserve, "2 de las 3 principales monedas virtuales" de sus intereses.

LibertyReserve es considerado como un predecesor a Bitcoin, pero de acuerdo a The Intercept, fue creado con la intención de delinquir. Un servicio de moneda digital basado en Costa Rica, LibertyReserve fue fundado por Arthur Budovsky, quien finalmente fue detenido en relación con una operación de lavado de dinero por el valor de $6 mil millones, lo que se traduce en una condena de 20 años.

Cinco meses después de que Liberty Reserve cerrara, los agentes federales estadounidenses detuvieron a Ross Ulbricht, el hombre detrás del mercado de la darkweb más grande del mundo, Silk Road, donde las transacciones se realizaron en Bitcoin.

Los archivos de Snowden no dan mucha información acerca de si la NSA participó realmente en la investigación de Silk Road del FBI. Sin embargo, el propio Ulbricht alegó que todas las pruebas en su contra fueron obtenidas por la NSA en violación de la Cuarta Enmienda, y debería considerarse inadmisible a su juicio. La Fiscalía desestimó su teoría.

La supervisión de criptomonedas por los organismos de vigilancia del gobierno puede venir como un motivo de preocupación para quienes valoran las criptomonedas por su anonimato y su carácter descentralizado.