Uzbekistán crea fondo estatal para el desarrollo de blockchain

El presidente uzbeko, Shavkat Mirziyoyev, ordenó el establecimiento de un fondo estatal de desarrollo de blockchain llamado "Digital Trust", según un documento publicado en el sitio web oficial del gobierno el domingo 2 de septiembre.

El objetivo del fondo es integrar blockchain en diversos proyectos gubernamentales, incluidos los ámbitos de la salud, la educación y la cultura. La organización también será responsable de la inversión internacional en la economía digital uzbeka. Digital Trust será financiado por la Agencia Nacional de Gestión de Proyectos, además de préstamos y subvenciones internacionales.

En un movimiento reciente para apoyar las industrias criptomonetaria y de blockchain en Uzbekistán, Mirziyoyev ha aprobado iniciativas legislativas que integrarán blockchain en diferentes áreas públicas en el futuro cercano.

En julio, Mirziyoyev firmó una orden "Sobre medidas para el desarrollo de la economía digital en la República de Uzbekistán". El documento estipula que la blockchain se integre en ciertos aspectos de la administración pública.

Según este orden, el programa de integración de blockchain debe introducirse en el 2020. Al mismo tiempo, el Ministerio para el Desarrollo de Tecnologías de Información y Comunicación debe presentar un esquema de integración blockchain para las instalaciones internacionales de liquidación, así como para la financiación de préstamos y comercio.

Mirziyoyev firmó una ley sobre la regulación del criptocomercio que entró en vigor el 2 de septiembre. Según la nueva ley, los ciudadanos extranjeros solo pueden comercializar criptomonedas en Uzbekistán mediante la creación de una filial en el país. La ley también especifica un requisito de capital mínimo de aproximadamente $ 710 000 para establecer una bolsa de criptomonedas.

Además, los traders de criptomonedas no caerán bajo las regulaciones del mercado de valores uzbeko y se les eximirá de su obligación de pagar impuestos sobre los ingresos de cotización.

Bajo la nueva legislación, las bolsas de criptomonedas también deben cumplir con las leyes contra el terrorismo y contra el lavado de dinero. También están obligados a mantener la información sobre las criptotransacciones, los datos personales de los clientes y sus correspondencias durante cinco años.