Régimen venezolano sigue moviendo sus petros: repartirán 1 millón por gobernación

En los últimos días el régimen de Nicolás Maduro ha anunciado varias medidas económicas, entre ellas, una que incluye directamente al Petro (PTR) la criptomoneda creada por el gobierno chavista para contrarrestar las sanciones económicas de Estados Unidos y “salvar” la economía venezolana.

Esta vez, en el “Encuentro de Gobernadores Bolivarianos”, reunido en Caracas con los gobernadores del poder regional adeptos a su partido, Maduro anunció que cada una de las 23 gobernaciones de los estados y los distintos protectorados (que son una suerte de ente alterno al gobierno regional en donde hay líderes de oposición) que ya han sido creados y los que se añadan, recibirán 1 millón de PTR. 

Si tomamos en cuenta los precios que el propio gobierno ha decretado sobre la criptomoneda, el monto de esta inversión se traduce en 60 millones de dólares, si tenemos en cuenta que el precio de este criptoactivo centralizado fue decretado en 60 dólares tras su creación.

Sin embargo, Maduro expresó que se estarán entregando entre 1.354.000 EUR y 3.249.600 EUR. Esta cifra probablemente sea rectificada pero fue la que anunció Maduro como se ve en el siguiente video:

Cabe decir que en días pasados, se había aprobado la entrega de 1.215.916 PTR, equivalentes a “más de 66 millones de euros”, de acuerdo con el propio Nicolás Maduro. La criptomoneda tiene un precio fijo de 60 dólares sustentados en el precio del barril de petróleo y una cesta de commodities venezolanos.

La entrega de estos recursos se hará de manera bimensual, señaló Maduro, aunque sin añadir mayores detalles. Los protectorados, las corporaciones de estado y las gobernaciones recibirán los petros para su “uso libre”.

“He asignado a Gobernaciones la modalidad de inversión de 1 millón de Petros bimensual a partir de noviembre, recursos para moverse ampliamente para satisfacer las necesidades del pueblo”, explicó durante su alocución. En este evento también señaló que asignará “una mina de oro” a cada uno de estos entes estatales.

Una medida que se repite pese a las sanciones y las dudas

No es primera vez, aunque durante los últimos días, los anuncios de planes o bonos financiados con petros se han multiplicado. De hecho, el martes 15 Maduro aprobó la entrega de 3.827.548 PTR para la producción de alimentos, que será supuestamente utilizados para atender 197.555 hectáreas en varios “estados productivos del país”.

Además, el 11 de octubre, Maduro anunció la entrega de 1.215.916 PTR para el plan "Juntos Todo Es Posible", otro de los proyectos para solucionar la crisis económica que vive el país tras más de 20 años de gobierno de las fuerzas chavistas, arreglando la ciudad de Caracas.

Durante un evento de criptomonedas organizado por el gobierno durante la semana pasada, el principal vocero de la Superintendencia Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), Joselit Ramírez, señaló que el régimen trabaja en mejorar el funcionamiento de su criptoactivo, a través de herramientas como PetroPago y la Petro App. Este último es un monedero multimoneda que permite el intercambio con otras criptomonedas como Bitcoin o Dash. Sin embargo, los usuarios no poseen las llaves privadas de esta herramienta.

Ramírez también indicó que en el estado Carabobo 63 comerciantes se habían sumado a recibir pagos en PTR y otras criptomonedas. Entre ellos, Hiper Líder y Kromi Market Biomercados, dos comercios conocidos en el estado. “Cualquier persona que tenga petros puede ir a cualquiera de estos establecimientos aquí en Carabobo y comenzar a transar, y solamente es posible en Venezuela”, enfatizó Ramírez.

Existen algunas casas de cambio que cuentan con los permisos de la Sunacrip y pueden operar con pares de intercambio como VES/PTR y PTR/BTC, por lo que los venezolanos que reciban la criptomoneda pueden cambiarla o los que quisieran adquirirla pueden hacerlo, cumpliendo con los requerimientos de la ley venezolana.

Es importante señalar que ni Ramírez ni Maduro han hecho alusión a los problemas que podrían enfrentar empresas o particulares que operen con el Petro en el tramado financiero internacional debido a las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos contra la criptomoneda creada por el chavismo.

Seguir leyendo: Infraestructura para pagos: un camino para que Venezuela sea una Bitcoin-nación

Recordemos que desde mediados de marzo de 2018, apenas unos meses tras el anuncio de la creación del petro, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump declaró que están prohibidas a cualquier ciudadano o empresa norteamericanos participar de forma activa en el intercambio o compra-venta de este criptoactivo.

“Todas las transacciones relacionadas con la provisión de financiación y otras transacciones, por una persona de los Estados Unidos o dentro de los Estados Unidos, en cualquier moneda digital o ficha digital, emitida por, para o en nombre del Gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018, están prohibidas a partir de la fecha de vigencia de esta orden”, se lee en la orden. 

Estas medidas han cobrado víctimas. En marzo de este año la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC) sancionó al banco Evrofinance Mosnarbank por establecer negocios con “el régimen ilegítimo” que gobierna en Venezuela, debido a que el banco ruso-venezolano facilitó operaciones de compra-venta con petros.

De acuerdo con una publicación de PanamPost, el petro ha servido para tejer una red de corrupción, señalando a Gabriel Simón Jiménez Marrón, como el principal artífice de esta red. El sujeto supuestamente recibiría el 3 % en comisiones de todas las transacciones realizadas a través de esta criptomoneda. Jiménez Marrón no ha desmentido la publicación y los principales representantes del petro y el gobierno venezolano han hecho oídos sordos a la información.

Te puede interesar: Traki sobre instalación de ATM para criptomonedas: queremos incentivar un “ecosistema más robusto”

El gobierno venezolano incluso ha coqueteado con la posibilidad de añadir bitcoins (BTC) y ethers (ETH) a las reservas financieras del país. Sin embargo, este plan no se ha desarrollado públicamente y Maduro, principal vocero y cara visible de la cripotmoneda chavista, solo ha anunciado nuevas medidas para repartir este bono tokenizado en un fork de Dash de manera más profusa en la estructura de gobierno chavista, pero también hacia la gente, a través de bonos y otros tipo de asignaciones. 

Mientras tanto, tiendas de envergadura como Traki procesan pagos con esta criptomoneda pero, según explicaron, no cambian los tokens. Sencillamente los dejan en su monedero.