Detienen en Brasil a venezolano por estar implicado en estafas con Bitcoin

El venezolano Rafael Martins Suárez Salazar fue detenido por la Policía Civil de Manaus, Brasil, por aplicar una supuesta estafa con Bitcoin y criptomonedas. Suaréz Salazar prometió ingresos de hasta un 60% en 12 días a través de supuestas aplicaciones con Bitcoin.

Suaréz Salazar llegó a Brasil hace unos dos años, reveló la Policía Civil, y a través del supuesto golpe ya había recaudado alrededor de R$5 millones (1.250.000 en dólares) y, según la Policía Civil, más de 100 personas habrían sido víctimas de la estafa. Una segunda persona, André Luiz Athayde Gomes, acusado de ayudar a Salazar, está siendo buscada por la policía y sigue huyendo.

Junto con el arresto de Salazar, también se incautaron tres coches de lujo. El sospechoso fue detenido en un condominio de lujo en el barrio de Ponta Negra, en la parte occidental de Manaus.

"No hicimos ninguna estafa y ni siquiera malversamos fondos para nadie. Yo sólo hice el movimiento en el mercado por el hecho de que estoy formado y tengo todas las credenciales para meterme con el mercado financiero. Realizamos el pago de beneficios a todos los clientes hasta la segunda semana de octubre. Debido al declive de Bitcoin y a que el mercado es bastante malo, cerramos las ganancias hasta el 30 de noviembre, donde acordamos con nuestros clientes hacer los pagos", explicó Suaréz Salazar negando que sea el autor de los delitos.

Sin embargo, según una investigación realizada por Cointelegraph Brasil, el venezolano no tenía autorización o dispensa de la Comisión de Valores (CVM) para operar en Brasil ofreciendo servicios de inversión.

"Había un contrato estándar que ofrecía, semanalmente, el 5% de la cantidad que se aplicaba. Si invirtió R$100.000, ganaba R$5.000 cada semana, los sábados. Al final de un año, el cliente tenía derecho a que le devolvieran el dinero. Es algo maravilloso, pero no existe. Toda inversión financiera, especialmente las de alto riesgo, corre el riesgo de perder valor. Y los sospechosos no pasaron esto a los clientes. En cuanto el dinero, ellos iban pagando a las víctimas para que asi generaran propaganda", explicó el titular de la Comisaría Especializada de Robo, Hurto y Fraude (Derfd), delegado Aldeney Góes.

Salazar habría 'engañado' a las víctimas pagando las 'ganancias', pero desde octubre habría dejado de pagar a sus clientes alegando problemas en el mercado. La situación llevó a un grupo de clientes a ir a la estación de policía que abrió una investigación para investigar las actividades de Salazar.

"Los sospechosos dieron la excusa de que iban a actualizar la plataforma para mejorar el sistema y que los ingresos no se pagarían a los clientes. Celebraron reuniones y lanzaron la deuda hacia adelante", añadió el delegado.

Foto: Divulgação

Sigue leyendo: