Difícil de matar: una investigación encuentra que incluso las "JokeCoins" tienen una vida útil de 1.4 años

La plataforma blockchain educativa Longhash ha analizado datos de sitios de origen público para evaluar por qué ciertos proyectos de criptomonedas han terminado en el cementerio de la industria.

Al examinar 700 entradas de origen público que abarcan 8 años del sitio web Cointopsy, el artículo de Longhash del 12 de octubre encontró que la causa más común de fallecimiento fue "muerte por abandono", que representa el 63.1% de las criptomonedas fallidas.

Incluso el software no utilizado muere lentamente

Las criptomonedas cuyo destino culminó en la muerte por abandono —es decir, cuando los inversores dejan de negociar un activo y su volumen cae a cero— tuvieron una vida útil promedio de 1,6 años, según Longhash.

La siguiente categoría más frecuente —que representa el 29.9% de las monedas muertas— fueron presuntas estafas, que duran un promedio de un año.

La era pico de las estafas supuestamente fue el 2017, cuando el número de tales proyectos se multiplicó por cinco, como lo indica la infografía de Longhash.

Dead Crypto Projects

Fuente: Cointopsy vía Longhash

Longhash señala varias personas implicadas en tres presuntos desaparecidos proyectos de estafas diferentes en la lista, citando al usuario de Bitcointalk "Crunck" y una persona que usa el nombre "Daniel Mendoza".

Contando cadáveres

La última categoría identificada por Longhash es proyectos de broma como AnalCoin, BagCoin y BieberCoin. Estos representan el 3.2% de los proyectos en el cementerio, con una vida útil promedio de 1.4 años.

Dead Crypto Projects

Fuente: Cointopsy vía Longhash

Como señala Longhash, cuantificar el número de criptomonedas muertas es un asunto polémico, dado que gran parte de los datos son de colaboración masiva y también el hecho de que hay poco consenso sobre cómo definir bien y realmente "muertos".

Según los informes, Cointopsy enumera 705 proyectos fallecidos, DeadCoins enumera 1,779, y CoinMarketCap incluye más de 1,000 proyectos con menos de USD 1,000 por día en volumen de negociación —posiblemente muriendo, si no absolutamente muertas.

Este verano, Cointelegraph publicó un artículo dedicado a las criptomonedas presuntamente muertas, encontrando que las causas de muerte incluyen poca liquidez, robo, falta de utilidad y disputas de gestión.

Sigue leyendo: