¿Qué es lo que está mal con el mercado de las ICO? Blog de expertos

Blog de expertos es la nueva serie de artículos de Cointelegraph de los líderes de la criptoindustria. Abarca todo, desde la tecnología Blockchain y las criptomonedas hasta la regulación de las ICO y el análisis de inversiones. Si deseas ser uno de nuestros autores invitados y que tus artículos sean publicados en Cointelegraph, envíanos un correo electrónico a mike@cointelegraph.com.

Los inversores tratarán los proyectos como empresas a más largo plazo y examinarán a fondo la experiencia de los fundadores y las hojas de ruta del proyecto. Las crecientes barreras pueden potencialmente sanar el mercado e inminentemente conducir a la mejora de la calidad de los proyectos, lo que atraerá a más inversores institucionales a la criptoindustria. Todo esto combinado creará fundamentos para una base legal sostenible y dará nueva vida a lo que todos tendremos las posibilidades de presenciar en el 2018.

El control de la realidad de las ICO revela locura

En los primeros días de las ICO, muchos de nosotros apreciamos las bajas barreras de tokenización que estaban destinadas a democratizar el acceso a la financiación. De hecho, la tokenización implica que cualquier entidad es libre de emitir su propia moneda que puede ser respaldada simplemente por una idea o por la reputación de los fundadores. Una vez emitidos, los tokens se pueden intercambiar fácilmente en los mercados abiertos, lo que hace que las ICO y las ITO sean una forma superior de financiación sobre el capital de riesgo tradicional, ya que la salida ocurre de inmediato.

Sin embargo, para fines del 2017, año que podemos llamar justificadamente "El año de las ICO", debemos reconocer que algo ha salido totalmente mal. En lugar de los ambiciosos y prometedores proyectos que muchos de nosotros esperábamos disfrutar, el criptomercado ha sido inundado con monstruos de Frankenstein que inflan artificialmente la tecnología Blockchain en ideas de negocios triviales. Irónicamente, los primeros en detectar y prosperar en el mercado de las ICO fueron los proyectos de estafa que nunca se implementarán, y los estafadores que buscaban dinero fácil. ¿De qué manera?

El círculo vicioso de vigilancia y estafadores

Los vigilantes legislativos en general y la SEC en particular se esfuerzan por proteger a los inversores inexpertos de perder dinero. Sin embargo, los vigilantes tardan en sacar a las ICO de la zona gris, y todos sus esfuerzos actuales solo empeoran las cosas. Sus medias tintas legales han dado lugar a algunas reglas encubiertas que se extienden sobre el mercado de tokens:

  1. No permitir el acceso de los residentes estadounidenses a las ventas de tokens para evitar acusaciones por parte de la SEC. (Aunque nadie puede regular evitar que los estadounidenses usen una VPN).
  2. No emitir tokens que puedan clasificarse como valores, como los que otorgan a los titulares de dividendos, una participación en la empresa emisora o un derecho de voto. (La prueba de Howey aquí es una herramienta generalizada para calificar el token no como valor, aunque la prueba no tiene validez legal).
  3. Llamando a su token "utilidad" uno. Si todos simulan que el token es un prepago para los servicios basados en Blockchain, entonces posiblemente no atraerá la atención de los vigilantes.

Los juegos de caza de brujas entre los estafadores y los vigilantes han convertido un nuevo vehículo de inversión en una aventura dudosa para proyectos de alta calidad. Estos últimos tienen que luchar con el alboroto de la información de los proyectos de estafa y asumir los costos exorbitantes de un lanzamiento de una ICO. Mientras tanto, la recompensa no es obvia: los esfuerzos de un buen proyecto podrían ser en vano, debido al mercado desfavorable, o pueden accidentalmente convertirse en inocentes presas de la espada del juez. De ninguna manera pueden los abogados garantizar que los vigilantes no cuestionen la justificación de una ICO.

Oscuridad antes del amanecer

La idea original de un mecanismo de microfinanciación colectiva (crowdfunding) igualmente accesible fue aniquilada en "El Año de las ICO." En pocas palabras, los costos de comercialización aumentaron debido a la concurrida competencia por la atención de los inversores. Los reguladores apretaron los tornillos. Al capitalizar la inestabilidad de la base legal de las criptomonedas, los abogados cobran a los proyectos grandes honorarios que perjudican, ante todo, proyectos diligentes. Sin embargo, los estafadores no soportan esos costos, ya que simplemente no se preocupan por el cumplimiento legal. Por lo tanto, los estafadores florecen en el mercado de las ICO, acercándose así a una inevitable caída del mercado en un futuro cercano debido a la pérdida general de confianza.

La próxima crisis puede traer consecuencias positivas, como herramientas de evaluación rigurosa de proyectos que probablemente se presten de los capitales de riesgo. Los inversores tratarán los proyectos como empresas a más largo plazo y examinarán a fondo la experiencia de los fundadores y las hojas de ruta del proyecto. Las crecientes barreras pueden potencialmente sanar el mercado e inminentemente conducir a la mejora de la calidad de los proyectos, lo que atraerá a más inversores institucionales a la criptoindustria. Todo esto combinado creará fundamentos para una base legal sostenible y dará nueva vida a lo que todos tendremos las posibilidades de presenciar en el 2018 respecto del mercado de las ICO 2.0.

Maxim Roslyakov es un cofundador de la agencia de criptoasesoría Modern Token. Presenta una combinación única de experiencia gerencial y empresarial en TI, marketing digital y comercio electrónico.