No hay una manera fácil de comprar, enviar o gastar criptomonedas en persona - ni siquiera por una rebanada de pizza o una taza de café, o eso se ha dicho. Mientras tanto, el número de comercios físicos que aceptan pagos en criptomonedass sigue creciendo.

A finales de octubre de 2019, 15.558 empresas de todo el mundo aceptaban Bitcoin (BTC) como método de pago, un 18% más que el año anterior, según Coinmap.org. El mapa de calor generado por los propios usuarios, ideado por Satoshi Labs en 2013, se basa en las aportaciones de consumidores y comerciantes.

También ofrece algunas sorpresas. Mientras que Europa sigue siendo el continente con más actividad en lo que se refiere a las transacciones de Bitcoin en persona, la ciudad más activa es ahora Liubliana, en Eslovenia, con 314 sedes. El año pasado, Praga se quedó con esa distinción. Según lo informado por Cointelegraph, más de 530 localidades en Eslovenia y Croacia están aceptando criptomonedas diariamente, incluyendo hoteles, tiendas y restaurantes, un gran aumento con respecto a las 240 localidades reportadas en enero de 2019. La lista incluye Tus, una de las cadenas de supermercados más grandes de Eslovenia. Liubliana incluso tiene un centro comercial llamado "BTC City".

La medida en que la República de Eslovenia, con sólo 2 millones de ciudadanos, se está convirtiendo en un centro de criptomonedas se puede ver en la siguiente tabla, que clasifica a las ciudades por la cantidad de negocios que aceptan Bitcoin sobre una base per cápita. Es decir, el tamaño de la población está siendo considerado, ya que sería de esperar que una ciudad como Londres, con 8,2 millones de habitantes, tenga más locales aceptando Bitcoin que Ljubljana, con sólo 275.000 residentes, aunque la verdad es que no es así, Londres tiene sólo 103 negocios en la lista.

La tabla muestra que Liubliana tiene más de 10 veces el número de negocios que aceptan Bitcoin en comparación con lugares como San Francisco, ello después de considerar la población. San Petersburgo y Florida, tienen más de 11 veces más lugares para gastar criptomonedas que Nueva York per cápita. Aquí están las 10 ciudades principales en términos brutos (es decir, no ajustadas por población):

Esta tabla está dominada por ciudades europeas, norteamericanas y sudamericanas. Las empresas suizas han sido durante mucho tiempo (relativamente) receptivas a la criptomonedas, y esto se refleja en el mayor tamaño de sus empresas que aceptan Bitcoin. Dolder Grand de Zurich, un hotel de lujo, acepta Bitcoin, al igual que el concesionario de automóviles Kessel en Zug.

Relacionado: Tiendas de todo el mundo que aceptan criptomonedas, desde pizzas hasta viajes

En comparación, un paseo por el centro de Manhattan en la ciudad de Nueva York, donde se encuentran algunos de las tiendas minoristas más famosas del mundo, se encuentran en su mayoría empresas más pequeñas dispuestas a ser pagadas en BTC: Forefront Law Group, Gotham Cookies, Toggle Web Media Design, etc. La famosa y prestigiosa Rue de Rivoli de París no tiene prácticamente ningún negocio que acepte Bitcoin.

En Praga, uno puede alquilar apartamentos y asistir a películas pagando en criptomonedas. El Valmont, un bar de fiestas en el centro de la ciudad, invita a los visitantes a "beber champán y bailar sobre la mesa" - y acepta Bitcoin. En Venezuela, en una situación económica difícil, Traki, una gran tienda departamental, está ahora aceptando criptomonedas, al menos según los reportes de un usuario que compró ropa y útiles escolares con BTC.

En las dos ciudades más grandes de Australia, Sydney (55) y Melbourne (66), se encuentran empresas amigables con Bitcoin, pero son relativamente pocas en Asia debido a su tamaño, aparte de Seúl (71), Hong Kong (39), Bangkok (52) y Tokio (81), líder del continente. África permanece casi "libre de calor" en la carta térmica de Coinmap. Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el líder continental, tiene 31 empresas que aceptan Bitcoin.

¿Por qué tanto desinterés?

Ha habido muchas razones ofrecidas por las que las criptomonedas no funcionan en las transacciones diarias. Cuando la empresa de pagos en línea Stripe, una de las primeras grandes redes de infraestructura que soporta los pagos de Bitcoin en 2014, salió de ese negocio el año pasado, citó, entre otras razones, los plazos de liquidación de las transacciones, que eran de una media de 60 minutos a mediados de 2018, y que a veces se habían alargado durante días. "En el momento en que se confirma la transacción, las fluctuaciones en el precio de Bitcoin generan que se termine apreciando un monto 'incorrecto' en el par FIAT ", dijo la compañía.

Sin embargo, algunas de las plataformas de pago más recientes afirman que los pagos en criptomonedas realizados en BTC y Ethereum (ETH), u otras criptos, pueden convertirse casi inmediatamente en la moneda local de un comerciante, eliminando la exposición a movimientos repentinos de precios.

Hupayx, una nueva empresa surcoreana, por ejemplo, ofrece una solución de pago en el punto de venta en criptomonedas a través de una asociación con KIS Information Technologies. Según Aibek Amandanov, director de marketing global, pronto se pondrá en marcha en más de 400.000 localidades de la zona de Seúl. Dijo a Cointelegraph que las tiendas libres de impuestos estarán entre los primeros negocios, agregando:

"Los miembros de HUPAYX pueden transferir criptomonedas instantáneamente entre los miembros; cuando se transfieren fuera de nuestro ecosistema, esto toma más tiempo. Cuando se paga en el mostrador de los comercios compatibles con HPOS, sólo cobramos una comisión del 0,5% y se tarda menos de 6 segundos en realizar la transacción".

¿Cambiando de escena?

Los costes de transacción de Bitcoin han caído drásticamente en los últimos dos años - las altas comisiones fueron otra de las razones citadas por Stripe para abandonar el negocio. La comisión media por transacción de Bitcoin alcanzó un máximo de 54,90 dólares el 21 de diciembre de 2017, pero el 22 de octubre de 2019 era inferior a la centésima parte de esa cantidad: 0.53 por transacción.

Sin embargo, hay otros impedimentos para lograr que los criptopagos en persona se conviertan en parte de la vida cotidiana. En Corea del Sur, está prohibido pagar directamente en criptomonedas en cualquier tienda o establecimiento comercial, es por ello que Amandanov le comentó a Cointelegraph: "En respuesta, hicimos nuestra billetera para que las criptomonedas (BTC, ETH, ETH-20) puedan ser convertidas en puntos y se pueda pagar con ellos."

En los EE.UU., puede haber problemas fiscales porque el IRS considera a Bitcoin y a otras criptos como un activo, no como una moneda. Cada vez que se realiza una venta, se puede considerar un hecho fiscal. ¿Cómo lidiar con esto? Los usuarios ocasionales de Bitcoin deben considerar el uso de un proveedor de billeteras de criptomonedas de buena reputación para ayudar a documentar todas las transacciones, según el experto en impuestos William Pérez. Las variaciones salvajes en los precios de las criptomonedas tampoco han ayudado. Como portavoz de Chainalysis, una empresa de análisis de redes Blockchain, explicó a Cointelegraph:

"Un impedimento significativo es la volatilidad de los precios. Es probable que esto sea la causa del aumento de la popularidad de las stablecoins, y la confianza en las stablecoins podría llevarnos a un mayor uso comercial... Creemos que muchos de los beneficios de usar criptomonedas frente a los métodos de pago tradicionales todavía están por venir porque las criptomonedas son más programables".

"El año pasado hubo un progreso técnico definitivo, pero no una adopción masiva a nivel minorista", dijo a Cointelegraph Nick Saponaro, cofundador y director de información de The Divi Project, una nueva empresa Blockchain. "La gente no está dispuesta a gastar un activo con tanto potencial".

Hay más gasto de criptomonedas en persona en lugares como Sudamérica y África, agregó Saponaro. En Venezuela, devastada por la hiperinflación, la moneda local es inútil, y la gente está recurriendo a las criptomonedas para comprar comestibles. En las zonas económicamente deprimidas de África, la gente usa BTC para comprar vehículos, dijo.

En conjunto, una psicología popular diferente podría tener que arraigarse antes de que la gente comience a gastar criptomonedas en bienes y servicios más sustanciales que una rebanada de pizza o una taza de café, sugirió Saponaro.

Los consumidores tendrán que ver a otras personas comprando bienes duraderos como automóviles y electrodomésticos con Bitcoin o Ether u otras criptomonedas. Cuando lo hagan, es posible que se logre cierta estabilidad de precios, y entonces más consumidores podrían saltar y gastar criptomonedas, en una especie de círculo virtuoso.

Sigue leyendo: