WSJ: Goldman Sachs planea comercialización directa con Bitcoin

Parece que el dinero sí habla: incluso el dinero digital. El Wall Street Journal dio la noticia de que el gigante de la banca azul, Goldman Sachs, está reflexionando permitiendo a sus inversores comerciar en Bitcoin directamente.

La noticia haría de Goldman la primera empresa líder de Wall Street para permitir a sus inversionistas el acceso al mercado de rápido crecimiento de las criptomonedas. Otras firmas tienen algunos productos, como la plataforma de Grayscale (GBTC), pero Goldman abriría un mercado completamente nuevo para los inversionistas. Según un portavoz de la empresa:

"En respuesta al interés del cliente en las monedas digitales estamos explorando la mejor manera de servirles en este espacio."

¿Aumento de la regulación?

Si bien las noticias pueden provocar una rápida legitimación del espacio de las criptomonedas, ciertamente abrirá Bitcoin y otros activos criptográficos a un mayor escrutinio de los organismos reguladores gubernamentales.

Ya la Reserva Federal ha indicado que está estudiando las criptomonedas más a fondo, y la SEC ha presentado normas reguladoras con respecto a las ICO.

Necesidad de volatilidad

Goldman se ha enfrentado a una reducción sustancial en los ingresos (21 por ciento desde el año pasado), incluso en el mercado alcista de este año para las acciones, y parece que el problema está relacionado con la volatilidad. La compañía ha sido incapaz de aprovechar las compras y ventas de pánico en el mercado de valores, y puede estar buscando una nueva fuente de volatilidad para permitir a sus inversores una oportunidad de obtener ganancias. Según el WSJ:

"Goldman, una vez conocido como el mejor comerciante de Wall Street, ha luchado más que sus pares, y los ingresos de su división de renta fija cayeron un 21% respecto al año pasado hasta junio, frenado por el mal desempeño en commodities y monedas."

Queda por ver si la adopción cada vez mayor de inversionistas tradicionales es buena para Bitcoin o no. Sin embargo, tal atención pone en tela de juicio las opiniones anteriores de otros líderes bancarios como Jamie Dimon.