La comunidad XRP amenaza con una "toma de control" si los ejecutivos de Ripple siguen vendiendo XRP masivamente

La ira sobre las consecuencias negativas del mercado de que Ripple venda XRP a sus clientes está impulsando a los titulares de tokens a concebir medios cada vez más ingeniosos para defenderse.

En un tuit publicado el 26 de agosto, el usuario de Twitter @CryptoBitlord bromeó con sus 102,000 seguidores sobre su último plan para un esfuerzo comunitario, escribiendo:

"Estoy pensando en gastar $ XRP para no tener que lidiar con la venta masiva de los fundadores. Esto será un esfuerzo comunitario. Retuit si compartes esto".

La ira de Crypto Bitlord se ha extendido más allá del ingenio; hace 3 semanas, comenzó una petición en change.org titulada "Paren la venta de Ripple", que ha obtenido casi 2.500 firmas, al cierre de esta edición.

"Vamos a organizar una toma de control de la comunidad"

Hoy temprano, Crypto Bitlord tuiteó al CEO y CTO de Ripple:

“Brad Garlinghouse, Joel Katz, ahora tienen 60 días para dejar de vender XRP u organizaremos una toma de control de la comunidad. Si es una red descentralizada como ustedes dicen, tenemos el poder para hacerlo".

Tal como se informó anteriormente, los reportes trimestrales de Ripple han revelado consistentemente la gran cantidad de tokens XRP que la compañía estuvo vendiendo para financiar sus inversiones en diferentes empresas que tienen el potencial de hacer crecer el ecosistema XRP y financiar sus operaciones.

El más reciente, publicado a fines de julio, reveló un aumento trimestral de las ventas de XRP de alrededor del 48%. Sin embargo, Ripple señaló en ese momento que había decidido pausar temporalmente las ventas programáticas y poner límites a las ventas institucionales. También se comprometió a disminuir sustancialmente las ventas futuras de tokens.

Mientras que el valor de XRP continúa disminuyendo, esto ha hecho poco para calmar a los inversores.

A Garlinghouse se le solicitó hoy que respondiera a lo que él caracterizó como el FUD (miedo, incertidumbre y duda) que rodeaba el proyecto, atribuyéndolo a fuentes cuestionables. Él agregó:

“Las ventas de XRP tienen como objetivo ayudar a expandir la utilidad de XRP: construir RippleNet y respaldar otros grupos de negocios con XRP, es decir, Dharma & Forte. La realidad es que DISMINUIMOS nuestras ventas por volumen Q/Q y desde entonces la tasa de inflación del suministro circulante de XRP ha sido menor que la de BTC y ETH".

La resaca de la clasificación de valor

Además de responder a las acusaciones de una presunta venta masiva o 'dumping', Garlinghouse también aludió —pero se abstuvo de comentar en detalle— las enmiendas recientes a una demanda colectiva en curso contra Ripple, en la que un inversor alegó que la empresa vendió XRP como un valor no registrado, violando la ley federal.

La nueva presentación mencionó la guía emitida por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos para corroborar su afirmación de que XRP cuenta como un valor.

Garlinghouse respondió brevemente, afirmando que "la SEC no emite una guía y no es una ley, regla o normativa", y señaló que el Reino Unido y otros han salido claramente en contra de una clasificación de valores para el token.

Sigue leyendo: