Atomic Swaps, la evolución de los intercambios en blockchain

José Maldonado
12 NOV 2020
Atomic Swaps, la evolución de los intercambios en blockchain
1.

Introducción

Una de las características más deseadas por los proyectos es la de los atomic swaps o intercambios atómicos. Esta es una función que permite la transferencia de tokens o criptomonedas de forma transparente y on-chain entre dos distintas cadenas de bloques. Es decir, permite enviar criptomonedas de una cadena a otra, sin ningún intermediario. Básicamente, sería el equivalente de enviar dinero de un banco a otro, solo que en este caso estaríamos hablando de criptomonedas y sin intermediarios.  

De esta manera, un usuario de Bitcoin podría perfectamente enviar o cambiar su dinero por otra criptomoneda, sin usar un exchange de algún tipo. Todo a la vez que se reducen costos, se aumenta la seguridad y la privacidad de nuestras transacciones. 

Pero ¿Cómo es esto posible? Pues bien, acá conocerás un poco más a fondo esta tecnología que ya está comenzando a ganar gran tracción en el mundo de las criptomonedas. 

2.

¿Qué es Atomic Swap?

Como ya comentamos, los atomic swaps o intercambios atómicos son una tecnología que nos permite el intercambio rápido de dos criptomonedas diferentes, que se ejecutan en distintas redes de blockchain. 

Este proceso, que también es llamado atomic cross-chain trading, se basa en contratos inteligentes (smart contracts) para habilitar este tipo de operaciones. En Bitcoin, por ejemplo, esta tecnología es posible gracias al uso de los HTLCs (Hash TimeLock Contracts). Pero sea como sea que funcionen el objetivo es el mismo: permitir a los usuarios intercambiar sus monedas directamente desde sus carteras de criptomonedas personales en un tiempo estipulado en el contrato. 

Por estas características los atomic swaps son, en esencia, operaciones peer to peer (P2P) a través de diferentes blockchains. Operaciones donde los participantes no pierden el control de sus cripto activos durante el proceso.

Relacionado: Introducción a CoinSwap: una herramienta para usar Bitcoin de forma más privada

3.

La historia detrás de los Atomic Swap

La idea de los atomic swaps ha estado sobre la mesa de discusiones desde hace muchos años. De hecho, Tier Nolan fue probablemente el primero en describir un protocolo de atomic swap completo, en el año 2013. 

Sin embargo, el reconocido programador Daniel Larimer presentó un protocolo de exchange sin confianza llamado P2PTradeX en 2012.  Debido a ello, el trabajo de Larimer es considerado como el primer prototipo de un protocolo de atomic swap.

En los años siguientes, muchos desarrolladores comenzaron a experimentar con protocolos de atomic swap. La evidencia sugiere que las comunidades Bitcoin, Litecoin, Komodo y Decred desempeñaron un papel importante en el proceso.

Primeros intercambios atomic swaps

Aparentemente, los primeros atomic swaps peer to peer empezaron a tener lugar en 2014. Pero fue solo en 2017 cuando el público en general conoció la técnica, principalmente debido a los intercambios exitosos entre LTC/BTC y DCR/LTC.

Un año después de que Tier Nolan presenta la idea de los atomic swaps, el desarrollador principal de Komodo, jl777, escribió el código que permitió algunos de los primeros intercambios entre pares. Y en 2017, esta misma firma presenta su primera interfaz gráfica de usuario (GUI) para un mercado de comercio cripto con intercambio atómico.

En febrero de 2018, el equipo de Komodo también logró con éxito un intercambio atómico entre ETH y una moneda del protocolo BTC, en concreto DOGE.

4.

¿Cómo funcionan los Atomic Swaps?

La tecnología de los intercambios atómicos (Atomic Swaps) en Bitcoin y criptomonedas derivadas hacen uso de los contratos inteligentes. Es gracias a estos, que resulta posible el intercambio de ambas criptomonedas sea eficiente y se ejecute de manera casi instantánea.

En Bitcoin y criptomonedas derivadas, este tipo de operaciones son posibles de forma integral usando los conocidos HTLCs (hash time-locked contract). El contrato HTLC proporciona mediante las funciones hashlock y timelock, las características necesarias para que la transacción se ejecute en un marco de tiempo estipulado en el contrato y con la seguridad que le proporciona el hash obtenido de las operaciones.

El intercambio atómico se lleva a cabo utilizando un código o contraseña secreta suministrado por el sistema para completar el traspaso de los fondos. Así, que una vez de acuerdo con las condiciones del intercambio y verificada que la cantidad equivalente a cada criptomoneda sea la correcta, cada uno deberá hacer uso de su código para recibir su parte. Esto hace las veces de un contrato de seguro y al mismo tiempo otorga la responsabilidad exclusiva a cada parte de que la operación se lleve a cabo.

En caso contrario de que alguno de estos elementos falle, la transacción será cancelada y los fondos serán devueltos a sus propietarios originales.

Por ejemplo, un participante A quiere intercambiar cierta cantidad de BTC por LTC, y en contraparte, un participante B quiere cambiar LTC por BTC. Entonces el participante A crea un hash especificando el monto de bitcoin a intercambiar, y B por su parte crea un hash para comprobar que ha recibido el pago de A. Con estas pruebas criptográficas ambas partes podrán hacer su transacción en el tiempo que se haya estipulado para tal acción. Todo ello protegido por una serie de códigos y medidas de seguridad que garantizan el intercambio seguro y sin trampas.

Por supuesto, el uso de HTLCs es solo una forma de realizar este tipo de operaciones. Otras soluciones posibles tienen que ver con el uso de protocolos de segunda capa, que si bien pueden ser descentralizados, introducen mayor complejidad al proceso y por tanto más puntos vulnerables en su ejecución. 

Relacionado: Anuncian que la red AtomicDEX de intercambio descentralizado de criptomonedas, ya está disponible para pruebas

5.

Pros y Contras de los Atomic Swaps

Pros

Interoperabilidad: los atomic swaps brindan interoperabilidad a los intercambios entre diferentes cadenas (blockchains).

Rapidez y economía: la ejecución de los contratos en un atomic swap hace que el proceso sea más rápido y a la vez involucra un ahorro en las comisiones si se usaran terceros en el intercambio.

Transparencia y seguridad: El atomic swap ofrece un canal seguro entre las dos partes de la transacción, donde las claves privadas son conocidas solo por ellos. La transacción de tiempo limitado garantiza la transparencia de la transacción. Algo que es posible ya que, si una parte que no se compromete o se niega a la misma, tendrás un en el reembolso seguro de tu dinero.

Diversificación: dado que los intercambios atómicos le brindan la capacidad de intercambiar todas las monedas digitales fácilmente en un intercambio Peer to Peer, les brinda a los inversores la capacidad de diversificarse en diferentes activos digitales de su elección en lugar de quedarse atascados con las monedas que solo se ofrecen por el exchange.

Mejor privacidad: dado que las transacciones en los intercambios atómicos se llevan a cabo de una manera completamente sin confianza, donde no hay un tercero involucrado y el usuario está a cargo de sus datos personales como la clave privada, etc., la información que se intercambia no está guardada en algún servidor de terceros.

Contras

Especificaciones técnicas: aunque los intercambios atómicos ofrecen algunas características atractivas, todavía tienen algunos inconvenientes que resolver antes de que sean más fáciles de implementar.

El intercambio de criptomonedas debe por lo general realizarse entre cadenas con características técnicas similares. 

Los activos digitales en cuestión también deben tener funcionalidades de programación especializadas (HTLC o smarts contracts avanzados)

Adopción de billeteras: el soporte de diferentes billeteras digitales para los intercambios atómicos. En este momento, la elección es bastante limitada. Esto es algo que mejoraría automáticamente a medida que se adopte la tecnología.

6.

Conclusiones

Los atomic swaps representan un paso más hacia la evolución del mercado de las criptodivisas, en especial en la evolución de los exchanges tradicionales. Estos intercambios atómicos aumentan la seguridad, disminuyen costos de comisión, eliminan la participación de terceros en los intercambios.

Otro aspecto bastante atractivo de los intercambios atómicos es que se puede cambiar prácticamente cualquier criptomoneda por otra. Una característica que mejora notablemente la rapidez para conseguir un activo.

En los intercambios tradicionales, si quieres adquirir un activo, necesitas tener una criptomoneda emparejada al activo deseado. Y, en caso de que no lo tengas, debes hacer una transacción para obtener el par y otra para conseguir el activo deseado. Esta situación supone una pérdida de tiempo y un gasto extra en comisiones.

Resulta tranquilizante saber que los desarrolladores de criptomonedas y otros activos digitales han estado trabajando diligentemente para desarrollar estas soluciones. Especialmente, porque ayudan a superar los principales obstáculos como la escalabilidad y la interoperabilidad. Esto ha hecho que la aceptación de los atomic swaps en las criptomonedas crezca. Ya que, al resolver estas problemáticas, se catapulta el interés de los usuarios por probar estas nuevas tecnologías y hacer de ellas parte de su vida diaria.