3 aspectos clave sobre las nuevas directrices para las stablecoins en Suiza

La Autoridad de Supervisión de los Mercados Financieros de Suiza (FINMA) ha publicado un documento complementario a las directrices existentes centrado en las stablecoins para las ofertas iniciales de monedas (ICO).

En un comunicado de prensa publicado el 11 de septiembre, la FINMA resalta la constante proliferación de la emisión de stablecoins desde mediados de 2018, así como de la confirmación de que la Asociación Libra, con sede en Ginebra, había solicitado una evaluación por parte de la FINMA para su proyecto de stablecoin bajo la ley suiza. 

"Los mismos riesgos, las mismas reglas"

Las observaciones introductorias de la FINMA señalan que el organismo de control trata las stablecoins igual que a otros tokens basados en blockchain, centrándose "en la función económica y el propósito de un token" y con un enfoque de "los mismos riesgos, las mismas reglas" que pretenden ser tecnológicamente neutros y basados en principios.

Los requisitos reglamentarios para las stablecoins difieren según el activo(s) o activos que respaldan el token —por ejemplo, divisas, materias primas, bienes inmuebles o valores— y cuáles son los derechos legales de sus titulares. 

Por lo tanto, los requisitos pertinentes pueden abarcar el blanqueo de capitales, la negociación de valores, la banca, la gestión de fondos y la regulación de la infraestructura financiera. 

La FINMA confirma que la Asociación Libra ha solicitado una evaluación

El proyecto Libra propuesto por Facebook en su forma actual, señala la FINMA, requeriría una licencia de sistema de pago sobre la base de la Ley de Infraestructura de Mercados Financieros de Suiza (FMIA). 

La regulación de los sistemas de pago suizos se ajusta a las normas internacionales vigentes, en particular los Principios para las Infraestructuras de los Mercados Financieros (PFMI), e incluye disposiciones para la gestión del riesgo cibernético y medidas contra el blanqueo de capitales.

El regulador señala que cualquier servicio adicional que pueda aumentar los riesgos de un sistema de pago determinado —como los riesgos similares a los bancarios— se abordaría mediante la imposición de requisitos reglamentarios adicionales en consonancia con la consigna de la FINMA de "los mismos riesgos, las mismas normas".

Tres aspectos clave del enfoque de la FINMA hacia Libra

"Debido a la emisión de los tokens de pago Libra, los servicios previstos por el proyecto Libra irían claramente más allá de los de un sistema de pago puro y, por lo tanto, estarían sujetos a tales requisitos adicionales".

Estos requisitos adicionales se aplicarían a la asignación de capital propuesta por la Asociación Libra para los riesgos de crédito, de mercado y operativos, su concentración de riesgos, su liquidez y la gestión de la Reserva Libra. 

La FINMA señala que la licencia del sistema de pagos suizo tiene la ventaja de permitir una combinación de disposiciones regulatorias bancarias y de infraestructura. 

El organismo de control resalta, además, que una condición necesaria para que se conceda a la red Libra una licencia como sistema de pago sería que:

"Los beneficios y riesgos asociados a la gestión de la reserva serían asumidos en su totalidad por la Asociación Libra y no —como en el caso de un proveedor de fondos— por los poseedores de la 'moneda estable'".

Un último punto importante de la FINMA es que el alcance internacional de Libra requiere un enfoque coordinado internacionalmente para establecer los requisitos para sus sistemas de gestión de reservas, manejo y ALD.

Cointelegraph informó hoy sobre el contexto de la solicitud de la Asociación Libra a la FINMA para una evaluación de la red stablecoin propuesta.

No dejes de leer: