7 mitos sobre la descentralización de Ethereum

Las opiniones expresadas aquí son del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com

La blockchain y la descentralización se han convertido en sinónimos en la industria de la criptomoneda. El uso de la tecnología blockchain hizo posible crear una red donde todos los usuarios son iguales, y la información se distribuye en un sinnúmero de computadoras en el mundo. La descentralización ha ganado un valor particular para los bancos y otras instituciones comerciales, ya que aporta una nueva dimensión a los conceptos de seguridad y transparencia.

Un estudio realizado en febrero del 2018 por el profesor Emin Gün Sirer demostró que Ethereum está mucho más distribuido que Bitcoin con nodos mejor distribuidos en todo el mundo. Esto resulta en que la red de Ethereum está más descentralizada que su hermano mayor.

Bueno, "más" no necesariamente significa "absolutamente". ¿Es Ethereum 100 por ciento descentralizada, de todos modos? Esta pregunta ha sido frecuentemente planteada por la comunidad y los desarrolladores en los últimos dos años.

Hay muchas razones para apoyar el argumento, y muchas que están en contra. Una de esas razones podría ser la manipulación de comisiones dentro de la red causada por el lanzamiento masivo del juego en línea CryptoKitties, que convirtió las características como descentralización en un mito. Cointelegraph te ofrece confirmar o refutar este y otros seis mitos sobre la descentralización de Ethereum.

Mito 1: Descentralización significa distribución

Para comprender mejor lo que significa la descentralización en el entorno de blockchain de Ethereum, hablemos del concepto descrito por el fundador de la red, Vitalik Buterin. En su publicación de Medium, expresó muchas ideas importantes sobre la necesidad de la descentralización y las formas de lograrla:

La "descentralización" es una de las palabras que se usa con más frecuencia en el espacio de la criptoeconomía, y a menudo se la considera toda una razón de ser de la blockchain".

Vitalik afirma que la descentralización es uno de los conceptos fundamentales de blockchain, que es esencial para proteger las redes de problemas tales como fallas, ataques y colusiones. Aunque "miles de horas de investigación" y desarrollo están dirigidos a lograr y mejorar la descentralización, el significado exacto del término aún no está claro.

Vitalik cita el ejemplo del "diagrama totalmente inútil, pero desafortunadamente demasiado común" de la descentralización, que se ha extendido entre los usuarios e incluso los desarrolladores. Considerando que las dos últimas imágenes obviamente deberían revertirse ya que "la descentralización significa que ninguno de los nodos tiene la capacidad de controlar el procesamiento de todas las transacciones en la red".

Fuente de la imagen: publicación de Vitalik Buterin en Medium

Mito 2: Blockchain es resistente a los errores

¿Qué se supone que debemos hacer si incluso los propios desarrolladores están confundidos acerca de la definición de descentralización? Para aclarar la ambigüedad, Buterin creó su propia clasificación, que puede usarse para determinar si una red está centralizada o no.

 

Fuente de la imagen: publicación de Vitalik Buterin en Medium

  • La descentralización arquitectónica se basa en la cantidad de computadoras físicas en un sistema. Cuanto mayor es la cantidad de computadoras que puede tolerar descomponer en cualquier momento, más fuerte es su descentralización.
  • La descentralización política se refiere a la participación de individuos u organizaciones que en última instancia controlan las computadoras de las que está compuesto el sistema.
  • La descentralización lógica se identifica de acuerdo con la interfaz y las estructuras de datos que se pueden ver más como un único objeto monolítico o un enjambre amorfo. Una heurística simple es: si cortas el sistema a la mitad, incluidos los proveedores y los usuarios, ¿continuarán las dos mitades funcionando completamente como unidades independientes?

A menudo, la centralización arquitectónica lleva a una centralización política, aunque en las comunidades informatizadas esto puede evitarse. No puede decirse lo mismo de la centralización lógica, lo que a su vez dificulta la descentralización arquitectónica y política.

Mito 3: La red Ethereum está protegida contra ataques

¿Qué hace que la red se descentralice? Estos son tres componentes esenciales que constituyen la base de esta característica única. Si al menos uno de ellos funciona incorrectamente, el sistema puede convertirse en una entidad centralizada:

Tolerancia a fallas —los sistemas descentralizados tienen menos probabilidades de fallar accidentalmente porque dependen de muchos componentes separados que probablemente no fallen.

Resistencia al ataque —los sistemas descentralizados son más caros de atacar y destruir o manipular porque carecen de puntos centrales sensibles que pueden atacarse a un costo mucho más bajo que el tamaño económico del sistema circundante.

Resistencia a la colusión —es mucho más difícil para los participantes en sistemas descentralizados coludir para actuar de manera que los beneficien a expensas de otros participantes, mientras que las direcciones de corporaciones y gobiernos se confabulan en formas que benefician a sí mismos pero perjudican a ciudadanos, clientes menos coordinados, empleados y público en general todo el tiempo.

Puede parecer que todo es simple, pero a nivel de protocolo, la situación parece algo diferente. Por ejemplo, la tolerancia a fallas es inútil si, por alguna razón, una gran cantidad de computadoras componentes no procesan los bloques a la vez.

Vitalik Buterin cita un ejemplo de la vida real:

"Claro, cuatro motores a reacción tienen menos probabilidades de fallar que uno a reacción, pero ¿y si los cuatro motores se fabricaran en la misma fábrica y el mismo empleado deshonesto introdujera una falla en los cuatro?"

Mito 4: la red Ethereum es resistente a los ataques

La resistencia al ataque funciona mucho mejor en sistemas basados en el algoritmo de Prueba de Participación (PoS), en lugar de la Prueba de Trabajo (PoW), en la que opera toda la blockchain de Ethereum. Esta es una de las razones por las que la fundación Ethereum se está cambiando a PoS este año.

El hecho de que Ethereum sea vulnerable a los ataques se conoció en septiembre del 2016, cuando una serie de ataques de Denegación de Servicio Distribuida (DDoS) provocó un retraso significativo en la operación de los nodos.

Esa vez, a pesar del lanzamiento de una serie de actualizaciones de Geth que incluyen "¿Qué más deberíamos reescribir?", "Venganme Bro (1.4.15)" y "Poolaid (v1.4.17)", los desarrolladores de Ethereum no pudieron manejar los ataques DDoS. Se suponía que la situación debía remediarse mediante el lanzamiento de las diversas Propuestas de Mejora de Ethereum (EIP, por sus siglas en inglés):

Algunas de las EIP resaltadas que describen los cambios de protocolo implementados en esta bifurcación dura incluyen EIP 155: Protección de ataque de repetición que evita que las transacciones de una cadena Ethereum sean retransmitidas en una cadena alternativa; EIP 160: EXP que ajusta el precio del código de operación 'EXP' para que se equilibre con la complejidad computacional de la operación; EIP 161: que permite eliminar un gran número de cuentas vacías que se colocaron en el estado a muy bajo costo como resultado de ataques de DoS anteriores; y EIP 170 para el límite del tamaño del código del contrato.

Sin embargo, a principios de octubre del 2017, la nueva red de Ropsten sufrió nuevos ataques. Irónicamente, en ese momento se estaba utilizando para probar el nuevo código de actualización de Ethereum Byzantium, que se suponía que prevendría los ataques DDoS mediante el aumento de los costos de gas de los códigos de operación.

Mito 5: la colusión de los pools es imposible

Parece que nadie se ocupa de la minería en solitario de Ether hoy –los usuarios se combinan en grandes y pequeños pools de minería. Esta amenaza especial a la descentralización es planteada por otros más grandes, ya que administran las capacidades de todos los mineros conectados a ellos.

Por ejemplo, los operadores de pools pueden incluir en los bloques generados únicamente las transacciones que están interesados en procesar. Por lo tanto, uno de los objetivos de la minería moderna que muchos pools tienen hoy en día es proporcionar la generación distribuida de bloques.

En el entorno actual, del 60 al 70 por ciento del hashrate total de la red pertenece a solo cuatro o cinco de los pools más populares. Esto se aplica a casi cualquier criptomoneda donde su complejidad ya ha superado ciertos límites, lo que hace imposible la minería en solitario. Como resultado, los propietarios de los pools influyen en la política de la red como un todo.

Fuente de la imagen: Etherscan

Hasta hace poco, el riesgo de una centralización total de la minería parecía lejana y exagerada. Pero en el 2017, el Dr. Loi Luu expresó la opinión de que la situación es más peligrosa de lo que parece, y las medidas de descentralización deben tomarse lo antes posible.

Mito 6: los propietarios de billeteras tienen acceso privado a sus fondos

Una de las características de las criptomonedas es que nadie puede realizar ninguna transacción con los fondos que no le pertenecen. En la mayoría de los sistemas tokenizados, esto se hace a través del siguiente esquema: cada uno de los agentes debe tener la capacidad de permitir que la operación se realice para que pueda cumplir los requisitos del agente anterior. Esto implica tener la clave privada correcta y permitir evitar transacciones dobles o robo.

Ethereum tiene una versión completa de contratos inteligentes. Un contrato inteligente es un programa que se ejecuta una vez que comienza la transacción. Además, es el principal "material de construcción" para la creación de cualquier aplicación descentralizada (dApps).

La tecnología de los contratos inteligentes tiene muchas ventajas en términos de seguridad y conveniencia, con la excepción de un inconveniente crucial. Los titulares de carteras digitales no pueden considerarse propietarios únicos de sus fondos: los custodios son los contratos mismos, lo que contradice los principios originales de la criptomoneda.

Teóricamente, un contrato en ejecución puede realizar cualquier acción sin el permiso del usuario. Aunque siempre es posible verificar la corrección de las acciones a través del código fuente abierto, no todos pueden hacer esto. Este problema podría resolverse mediante la creación y el uso de un solo contrato de auditoría, pero por el momento nadie lo implementó.

El 18 de mayo, la plataforma NEO informó que colisionó con la vulnerabilidad de los contratos inteligentes:

Resultó que los hackers podían realizar cualquier acción con tokens —por ejemplo aumentar o disminuir la cantidad mostrada y quemar monedas— usando solo un parámetro del contrato inteligente. En realidad, los desarrolladores lograron calmar a la comunidad al afirmar que el estado real de la blockchain no se vio afectado.

Una situación similar sucedió con el intercambio OKEx, que el 25 de abril suspendió todos los depósitos de tokens ERC20 después del descubrimiento de un nuevo error de contrato inteligente conectado con la vulnerabilidad del parámetro batchOverflow:

Al explotar el error, los atacantes pueden generar una cantidad extremadamente grande de tokens y depositarlos en una dirección normal. Esto hace que muchas de los tokens ERC20 sean vulnerables a la manipulación de los precios de los atacantes.

Mito 7: manipular la configuración de la red es imposible

A finales del 2017, el juego en línea CryptoKitties tomó más del 13 por ciento de todo el tráfico de Ethereum, habiendo recibido el título de "Ethereum's Killer App". Dicha popularidad fue llevada al DApp por la funcionalidad simple y al mismo tiempo poco común de permitir a los usuarios criar diferentes gatos virtuales y obtener la descendencia. Cuanto más descendiente único es, más alta es la recompensa otorgada a su dueño. Las características son innumerables, por lo que cada mascota es diferente de los demás.

Fuente de la imagen: TheAtlas

Pero, ¿qué pasa con CryptoKitties y otras aplicaciones de este tipo? En primer lugar, la gran demanda de gatos aumentó la cola de transacciones que esperan ser incluidas en el bloque. Al mismo tiempo, los dueños de mascotas en busca de alta prioridad pagaron comisiones varias veces más altas. Esto aumentó la tarifa de red para el resto de los usuarios de la red, creando enormes "embotellamientos" de transacciones no procesadas.

En segundo lugar, los precios ocurrieron sin control. Si inmediatamente después del lanzamiento de la aplicación un gato costaba alrededor de $2 en ETH, justo en el plazo de un mes el precio llegó a $10, y en 2 meses a $25, con hasta $113,000 pagados por un gatito. ¿No es una buena manipulación?

La amenaza potencial de tales aplicaciones no puede subestimarse. Los desarrolladores controlan por completo tanto el juego cuanto los contratos inteligentes. Los gatos aumentan gradualmente de precio y cada contrato se puede suspender en cualquier momento. Según los desarrolladores, esta es una medida de seguridad en caso de piratería de una de las tres cuentas de administración propiedad del equipo. Sin embargo, el titular de la clave de la cuenta principal puede congelar todo el juego y, en consecuencia, todas las cuentas de los usuarios. Finalmente, el contrato inteligente, responsable de las características de los gatitos, puede ser modificado por los desarrolladores y tiene un código cerrado.

Algunos usuarios comparan este juego con una pirámide. Un nuevo gato de cero generación aparece cada quince minutos, y su precio es igual al costo promedio de los últimos cinco gatos vendidos más un recargo del 50 por ciento. Cuanto más alta es la generación, las mascotas más lentas se reproducen. Los gatitos de generación cero que pertenecen a los desarrolladores son los más caros. Al vender todos los animales producidos, los desarrolladores pueden obtener un ingreso de más de 2,2 millones de ETH, y esta cantidad no incluye la comisión por cada acción como apareamiento y venta.

No se puede decir que la popularidad de CryptoKitties paralizó la red de Ethereum, pero definitivamente hizo su operación mucho más complicada, con precios que se volvieron caros y transacciones que congestionan la blockchain. Todavía no se sabe cómo terminará esto, pero si crece la cantidad de aplicaciones de reproducción, la descentralización de Ethereum puede verse seriamente atacada.

¿Mito o no?

La descentralización es una parte integral de cualquier criptomoneda. Sin embargo, los numerosos defectos que resurgen a medida que la blockchain de Ethereum continúa utilizándose en diferentes condiciones, confirman que la red no está descentralizada al 100%. Todavía queda mucho trabajo por hacer para eliminar los factores centralizadores. La parte más difícil de esto sería crear condiciones de incentivo para quienes construyen la descentralización: mineros y validadores. Una de estas actualizaciones tan esperadas es Casper, que está programada para el verano-otoño de este año.

¿La descentralización es solo un mito o son necesarios cambios inevitables? No es sorprendente que el profesor Emin Gün Sirer de Cornell lo haya comparado con unicornios: son hermosos, a todos les gustaría creer en ellos, pero la lógica no permite.

  • Síguenos en: