Una mirada al futuro: ¿Qué sucede cuando no hay más Bitcoin para minar?

La blockchain del Bitcoin (BTC) alcanzó una etapa singular en abril, cuando el millón número 17 de BTC fue minado.

Si te estás preguntando por qué este número es significativo, es porque sólo hay cuatro millones de tokens que quedan por minar antes de que se alcance el capital de 21 millones de BTC. Sin embargo, la verdad es que es poco probable que la mayoría de las personas que viven hoy en día lo vean suceder.

El protocolo de la blockchain del Bitcoin hace más difícil la minería a medida que más mineros se unan a la piscina, y la recompensa de Bitcoin por minar un bloque también se reduce a la mitad cada 210 000 bloques. Tal como está, los mineros reciben una recompensa de 12,5 BTC por desbloquear un nuevo bloque. Según BitcoinBlockHalf.com, la próxima reducción a la mitad de la recompensa ocurrirá en mayo de 2020, reduciendo la recompensa a 6,25 monedas.

Suponiendo que no haya cambios en el protocolo, el capital del Bitcoin será alcanzado para 2140, 122 años a partir de ahora.

No obstante, solo ha tomado 9 años la remoción del 80% del Bitcoin total que siempre estará disponible, en un poco más de 520 000 bloques, como se muestra en el siguiente gráfico.

BITCOINS EN CIRCULACIÓN

TAMAÑO DE LA BLOCKCHAIN

¿Qué sucede cuando minemos el último Bitcoin?

En la actualidad, los mineros están aún fuertemente incentivados para minar, a fin de obtener las cada vez más valiosas tokens de Bitcoin como recompensa antes de que el suministro alcance su capacidad.

Pero, cuando llegue el día en que el capital de 21 millones se alcance, no habrá más recompensas de BTC para los mineros. Sin embargo, las transacciones aún deben ser validadas y almacenadas en bloques en la blockchain; de modo que los mineros solo se beneficiarán de las comisiones por transacción.

Tal como está, las transacciones en Bitcoin son procesadas por la red con el fin de la tarifa de transacción asociada con esa transacción específica. Cuanto mayor sea la cuota, más incentivo hay para que un minero priorice que la tuya sea incluida en un bloque.

Esa podría ser esencialmente el alma de los mineros en el próximo siglo, cuando no haya más tokens de BTC para desbloquear. Esto está previsto en el libro blanco del Bitcoin de Satoshi Nakamoto:

“Una vez que un determinado número de monedas han entrado en circulación, el incentivo puede pasar enteramente a las tarifas de transacción y estar completamente libre de inflación.”

¿Qué que podría suceder mientras tanto?

Un punto importante a considerar aquí es que hay más de 100 años antes de que el último Bitcoin sea creado. Considerando que ha sido un tiempo breve de 10 años desde el comienzo del Bitcoin, mucho puede pasar durante este tiempo.

Como Nakamoto previó, los nodos son responsables de mantener la blockchain y verificar las transacciones. El pasar de un sistema basado en confianza hacia un sistema prueba de trabajo que opera por consenso de la cadena más larga:

“Ellos [los nodos] votan con su potencia de CPU, expresando su aceptación de bloques válidos al trabajar en su ampliación y rechazando bloques inválidos al negarse a trabajar con ellos. Cualquier necesidad de normas e incentivos puede aplicarse con este mecanismo de consenso.”

La última frase de esa declaración es particularmente reveladora, debido a que los mineros y los intercambios han tenido que funcionar en tándem ante momentos difíciles en los últimos años.

Segwit reconsiderada

En 2017, el problema de la escalabilidad, capacidad de bloque y los costos de las transacciones llegó a un punto crítico.

En 2010, Nakamoto implementó un límite de tamaño de 1 MB para los bloques, a fin de detener a los mineros de producir grandes bloques que eran susceptibles de ser rechazados por la red; lo que podría haber causado la blockchain se fragmentara.

En ese momento, el límite era bastante grande, debido a la pequeña cantidad de transacciones y el hecho de que un cambio podría implementarse en una etapa posterior, en caso de ser necesario.

No obstante, las inquietudes que se plantearon fueron finalmente alcanzadas cuando el Bitcoin creció en popularidad. Los desarrolladores del Núcleo Bitcoin finalmente llegaron con una solución conocida como Segregated Witness, comúnmente conocida como SegWit.

En esencia, Segwit separa los datos sin firma de los datos de firma de cada transacción, reduciendo enormemente los volúmenes de transacción almacenados en un bloque. Además, cancela la maleabilidad de la transacción al quitar las firmas de los datos de transacción; lo que allana el camino para la integración de la lightning network.

Segwit inalmente fue implementada en agosto de  2017, cuando los principales protagonistas de las mayores piscinas mineras y compañías de Bitcoin presionaron para lograr una solución para las altas tasas de las transacciones, causadas por los retrasos debido al límite de tamaño de bloque.

Algunos clamaban por medidas más audaces: un aumento en el tamaño del bloque hasta 2MB llamado Segwit2X. Hubo una serie de problemas, a saber, la falta de protección de repetición y el hecho de que el traslado necesitaría una bifurcación dura. En última instancia, el cambio nunca fue implementado.

El principal inconveniente aquí es que la aplicación de Segwit era posible gracias al consenso de la comunidad Bitcoin; justo como Nakamoto señaló en su libro blanco. Donde había mayores preocupaciones, como las deficiencias de Segwit2X, la comunidad estaba dividida y el cambio nunca se implementó.

Cambios al protocolo

La implementación de Segwit ha sido lenta a través de la red general desde agosto de 2017. Grandes jugadores como Coinbase y Bitfinex solo introdujeron el cambio en febrero de 2018.

El lanzamiento coincidió con el descenso de las tarifas de transacción; un testimonio de los resultados previstos de la integración Segwit. Como muestra el siguiente gráfico, los costos de transacción han disminuido considerablemente en los últimos meses, mientras Segwit continúa aplicándose a los nodos en todo el mundo.

TASAS DEL TOTAL DE TRANSACCIONES

Lightning network

La implementación de SegWit también sentó las bases para la segunda capa de soluciones para mejorar la red del Bitcoin.

El más esperado es la Lightning Network, que esencialmente hará lo que ha hecho SegWit pero a gran escala.

En términos sencillos, la Lightning Network permitirá a los usuarios abrir múltiples canales de pago entre ellos mismos, fuera de la blockchain de Bitcoin. El canal se abrirá y grabará en la blockchain, pero las transacciones se realizarán fuera de la cadena hasta que el canal de pago esté cerrado.

En esencia, los usuarios depositan Bitcoin en este canal y hacen transacciones por la promesa de transferencia de propiedad entre sí. Cuando se decide cerrar el canal, los usuarios toman su porcentaje sobre el total de la suma y la propiedad de esas sumas se graba en la blockchain.

Para obtener una explicación detallada, puede leer la guía de Cointelegraph sobre Lightning Network.

Lo que importa aquí es que esta solución de segunda capa aumentará considerablemente la velocidad de las transacciones y por lo tanto de la red como un todo.

Sin embargo, esto plantea algunas preguntas interesantes para los mineros en el futuro. Una vez que todos los 21 millones de Bitcoin se hayan minado, los cargos de transacción serán el único incentivo para los mineros. Si la Lightning Network está totalmente integrada para ese momento, podría haber mucho menos transacciones registrándose a diario. Esto podría afectar potencialmente la cantidad de dinero que los mineros estarán haciendo por las transacciones.

Sin embargo, dentro de 100 años a partir de este momento, parece probable que todos estos problemas hayan sido contestados por los desarrolladores del Núcleo de Bitcoin y la amplia comunidad de la criptomoneda.