Alex Vazquez, criptógrafo: “NavCoin es una criptomoneda cuyo desarrollo es 100 por ciento impulsado por su comunidad”

NavCoin es una criptomoneda nacida en 2014. Se trata de un proyecto descentralizado, autofinanciado y que no ha tenido ICO ni pre-minado. Para conocer más sobre esta criptomoneda y sobre otras iniciativas vinculadas, como actualizaciones del protocolo o el paper de ZeroCT, Cointelegraph en Español dialogó el 5 de abril con el criptógrafo español Alex Vazquez, quien es desarrollador de NavCoin core.

Fernando Quirós (FQ): ¿Qué es ZeroCT y que vinculación tiene con NavCoin?

Alex Vazquez (AV): ZeroCT es el nombre de un paper académico publicado hace unos meses en el que describo un nuevo método para realizar transacciones con amplias garantías de privacidad utilizando pruebas de cero conocimiento (zero knowledge proofs). Básicamente parte de la base del protocolo de Zerocoin para añadir nuevas funcionalidades como poder enviar monedas a otras personas sin tener que pre-mezclarlas previamente, o enviar cantidades arbitrarias. El protocolo original funcionaba de la siguiente manera: para poder enviar monedas a alguien, primero tenías que convertirlas a un tipo de moneda especial, para luego volver a convertirlas al tipo normal de moneda. A esto se le llama pre-mezclar. Sólo entonces es cuando el envío anónimo era posible. Ésto desde luego no ayuda nada a que el sistema sea usable, se vuelve muy complicado para usuarios comunes.

Otro de los problemas que soluciona, es que (simplificando mucho la explicación) las transferencias no podían tener un valor variable. Supongamos que cada transferencia tiene predeterminado un valor de 1 Nav. Pues para transferir 1000 Navs necesitaríamos hacer 1000 transferencias. Con el nuevo método es posible hacer una única transferencia, y como quien dice, encriptar el valor en ella. Esto hace la implementación ZeroCT mucho más eficiente y menos costosa de producir. NavCoin será el primer proyecto que verá una implementación práctica del protocolo, supongo que el hecho de que yo esté directamente involucrado en NavCoin tendrá algo que ver.

FQ ¿Cómo surgió la idea?

AV: NavCoin tenía un método propio de transacciones anónimas llamado NavTech. El método era único y propio, pero cojeaba en algunas de sus propiedades. Por ejemplo, requería que el usuario confiara en los operadores de los servidores NavTech, ya que éstos podían registrar todo lo que pasaba en los servidores y desanonimizar transacciones. Podían también quedarse con las monedas de las transacciones que pasaran por sus servidores sin autorización. Además, aunque es cierto que el vínculo entre remitente y receptor quedaba roto en la blockchain, existían suficientes pistas visibles que permitían con bastante acierto desenmascarar las transacciones usando heurísticas. Está claro que un sistema así no ofrecía las garantías mínimas para poder considerar sus propiedades cómo anónimas. ZeroCT surge como fruto de la investigación para buscar un substituto a NavTech.

FQ: ¿Y cómo describirías lo que es NavCoin?

AV: NavCoin es una criptomoneda cuyo desarrollo (técnico y no técnico) es 100 por ciento impulsado por la comunidad. Los miembros no sólo tienen el poder de proponer y crear iniciativas, sino que su voto impulsa ideas presentadas por la comunidad a través de nuestro Fondo Comunitario. NavCoin es una proyecto de código abierto, cuyo protocolo de consenso está basado en Proof of Stake. El objetivo es ofrecer una solución sostenible para transferir valor con amplias garantías de privacidad, lo que te otorga el poder de controlar tus finanzas.

FQ: ¿Cómo está formado el equipo core de NAV que está trabajando en el desarrollo de ZeroCT?

AV: ZeroCT es una gran tarea en sí mismo. La primera fase de investigación de la que yo fui responsable tomó más de medio año. Una vez que el paper tiene forma, es necesario que el mismo sea revisado por figuras respetadas de la escena criptográfica. Estamos muy satisfechos con esa parte. Gente como Sarang Noether (principal criptógrafo de Monero), Samuel Dobson (desarrollador de Bitcoin Core y actual candidato a PhD en la Universidad de Auckland con su investigación sobre criptografía resistente a ordenadores cuánticos) o Jonathan Cressman (conocido por trabajar como criptógrafo para IBM y descubrir fallos en openSSL o la certificación NIST para teléfonos móviles) dieron su visto bueno a la versión final del protocolo. Otros equipos de otras criptomonedas como Veil, también colaboraron en su revisión. Una vez que la fase de implementación práctica comienza, la comunidad entera en su conjunto colabora en su desarrollo, traduciendo las indicaciones teóricas del paper en líneas de código, así como probando y comprobando que toda la funcionalidad se ejecuta como está previsto.

Te puede interesar: Desde Panamá, LABFin se expande por distintas regiones buscando iniciativas Blockchain y Fintech


FQ: ¿En qué países están trabajando?

AV: El equipo de desarrollo está repartido por varios países del globo, tal como Nueva Zelanda, Inglaterra, Turquía o Alemania.

FQ: ¿Qué visión tienen sobre la protección de derechos de los usuarios?

AV: Alguna gente duda del futuro de las criptomonedas. Sé que hay muchos de esos ahí fuera. Me alegra que cada vez sean menos. Pero aunque muchos se lo tomen a broma y se piensen que es un juego, nosotros somos conscientes de la importancia que los protocolos descentralizados tendrán en el mundo del futuro. Y somos también conscientes de cuál es el camino más peligroso que el actual sistema puede tomar. Ése es aquel en el que los seres individuales pierden el control de sus propias finanzas, y por tanto de su propia vida. Cuando las decisiones de otros en la cúspide de las estructuras de poder hacen que tu dinero se desvalorice de un día para otro debido a cambios en las normas por los que ni siquiera te preguntan. O que el mismo concepto de la propiedad del dinero deje de tener efecto. Despertarse un día, y tu dinero no está. ¿Dónde quedan ahí los derechos de los usuarios? Construir un futuro mejor implica construir un futuro donde estos derechos básicos estén protegidos, donde cada uno tenga libertad para vivir y agruparse con similares bajo las condiciones que cada uno en su buena fe estime oportunas y las normas sean veladas para hacerse respetar.

FQ: ¿Por qué consideran importante ofrecer niveles elevados de privacidad?

AV: En un mundo globalizado, digitalizado, todos entramos en contacto con todos constantemente. Sin descanso intercambiamos bienes. Y esos bienes tienen un precio. Si tuviésemos una agenda donde apuntáramos todas las transacciones financieras (pagos de alquiler, gas, ocio, comida, etc) que hacemos, tendríamos una descripción bastante detallada de lo que nuestra vida ha sido. Cuando usamos una tarjeta de crédito como VISA o un sistema online de pago como Paypal estamos entregándoles gratuitamente toda esa información. Dejamos de ser dueños de nosotros mismos. Lo mismo con los gobiernos. Tal y como están las cosas en el mundo, cualquier día alguien tendrá el atrevimiento de dictar leyes basadas en las rutinas personales de consumo. Esa información la tienen a mano, y tenemos que esforzarnos por salvaguardar nuestra privacidad.

FQ: ¿Cuáles son las últimas actualizaciones que han realizado al protocolo?

AV: El último año fue maravilloso en cuanto a nuevas características añadidas al protocolo de NavCoin. Realmente nos ha puesto a la cabeza a nivel tecnológico. Por ejemplo, una de las cosas que más choca a usuarios novatos es lo incomprensible a la vista que resulta una dirección de criptomoneda (3AtmMbKLkmXEsrgy7p1LHTjPFtEn2aPz1p, por ejemplo, en Bitcoin). Es muy difícil para alguien sin bases de conocimiento tecnológico asociar esto a una identidad de una persona. Con la implementación de OpenAlias, que es un fantástico protocolo diseñado por los compañeros de Monero, se permite el envío a direcciones de email. No necesitas recordar o tener apuntado en algún lugar esa larga secuencia. Puedes directamente hacerlo a algo como juan@monedas.com - ¡Esto es increíblemente usable! Actualizamos también el protocolo Proof Stake a la versión 3, haciendo que la recompensa que los usuarios se llevan por colaborar validando transacciones mientras tienen su wallet abierto sea fija en lugar de variable. Esto hace que puedas obtener un rendimiento de hasta el 10 por ciento anual en la cantidad de monedas que se alojen en tu cartera. Creo que es uno de los valores más atractivos de todas las opciones actuales que ofrecen un rendimiento pasivo sobre tus holdings. Otras nuevas funciones son el Community Fund o Cold Staking.

No dejes de leer: Lluís Mas, CEO de Blockchain Institute & Technology: "Estamos viviendo el inicio de un cambio de modelo económico y social"


FQ: ¿Qué es Community Fund?

AV: NavCoin es un proyecto comunitario. Muchos de sus miembros trabajan voluntariamente sin remuneración. Community Fund toma por cada bloque que se genera una pequeña cantidad de NAVs (0.5NAV) y los guarda para luego redistribuirlo en propuestas basado en el voto igualitario de todos los stakers. Es importante que exista una fuente económica que apoye iniciativas constructivas para el proyecto. El mecanismo es tal que así: cada 30 segundos se añaden 0.5 NAV al fondo. Esto hace que el dinero disponible, si no se gasta, vaya aumentando conforme el tiempo pasa. Cualquiera es libre de hacer una propuesta para retirar dinero del fondo, nadie te tiene que dar permiso ni hay ningún requerimiento más que el pago de un pequeño importe de 50NAV (los cuáles se incorporan al fondo). Entonces la red en su totalidad puede votar sobre esa propuesta. Si se alcanza una mayoría (equivalente a más de tres cuartos de votos positivos), la propuesta se aprueba y el número solicitado de monedas se bloquea de manera que nadie más puede solicitarlo. Cuando creas una propuesta tienes que indicar también cuál va a ser la duración de la propuesta. Ese es el tiempo también que las monedas estarán bloqueadas. Mientras dura el bloqueo de las monedas, normalmente tendrás que mostrar partes del proyecto por el que presentaste la propuesta inicial para poder requerir pagos parciales de la cantidad requerida. Estos son sometidos a votación también, requiriendo consenso por parte de la red. Al final, funciona como un sistema de gobernabilidad descentralizado y lo hace muy bien!

FQ: ¿Y a qué llaman Cold Staking?

AV: Stakear es el proceso por el cual tu monedero participa en el proceso de validación de bloques y transacciones mientras está abierto. La red te recompensa con monedas por hacer este trabajo. Esto suena muy atractivo, pero tiene sus contrapartes. Por ejemplo, requiere que el wallet esté abierto mientras hace los cálculos. Y cuánto más tiempo esté abierto mayor será la recompensa. El problema es que las claves privadas se tienen que guardar en la memoria del ordenador mientras tanto para poder realizar las computaciones. Y esto hace que sea un blanco fácil para intrusos con malas intenciones. Cuánto más tiempo esté abierto, más posibilidades de ser atacado. Cold Staking es un nuevo método de desarrollo propio de NavCoin que permite dividir las monedas entre varias direcciones, cada una con privilegios diferentes sobre las monedas. Imagínate que tienes 1000NAV. Originalmente estos 1000NAV pueden ser gastados con tu llave privada, la cuál te esfuerzas en guardar a buen recaudo. Esta misma clave es la que se utiliza también en el proceso de Stakeo (y ahí es donde reside el peligro). Pues imagina que pudieras esas 1000 monedas repartirlas entre dos claves diferentes. La primera clave sólo podrá usar las monedas para gastarlas y enviarlas a alguien. La segunda sólo se usa para stakear. Esto es lo que hace cold staking. Permite que tengas la primera clave (la que permite el gasto de monedas) offline, segura, sin posibilidad de que alguien la substraiga mediante un ataque, mientras se realiza el proceso de stakeo con total seguridad usando una clave que aunque sea sustraida no tendría ningún tipo de utilidad para el ladrón.

Te puede interesar: Argentina: Córdoba fue el centro de atención de la comunidad de criptomonedas y blockchain durante el 4 y 5 de abril
 

Resumen de características de NavCoin

NavCoin se presenta como una iniciativa diseñada para transacciones entre pares que sean rápidas, seguras y de bajo costo. Posee una red con el fin de generar negocios de manera asequible. Está solventada por su comunidad desde 2014. Ha sido construida desde la fundación de la red, al crear una cultura de innovación sin eje central.

Afirman que cuentan con un Sistema económico auto-sustentable: NavCoin se auto-financia gracias a un fondo comunitario dentro del ecosistema de las criptomonedas, siendo el primero totalmente descentralizado, autónomo controlado totalmente por su comunidad.

La moneda digital es fácil de usar. Apuntan a que las transferencias de activos sean lo más simple posible.

NavCoin asegura su red a través del sistema de "Prueba de participación" el cual consume una pequeña fracción de energía comparado a una red con "Prueba de trabajo".

Pagos globales a un bajo costo: Se pueden enviar activos a cualquier lugar del mundo, con un precio de transferencia mínimo sin necesidad de bancos.

Pagos rápidos: Las transacciones son reflejadas en la cadena de bloques al instante, siendo confirmadas en 30 segundos y siendo ideal para micro-pagos.

Envíos a un nombre, no a un número: NavCoin usa OpenAlias, una forma más fácil de enviar dinero, ya que solo se necesita una dirección con formato de email.