Vinnik, presunto lavandero de Bitcoin, anuncia huelga de hambre para "conseguir un juicio justo"

El abogado de Alexander Vinnik, el presunto exoperador de la extinta criptobolsa BTC-e, dijo que su acusado se declarará en huelga de hambre este lunes, informó el 23 de noviembre la agencia de noticias estatal rusa TASS.

Según Timofey Musatov, jefe de los abogados que representan a Vinnik, la razón dada para la huelga de hambre es que "él [Vinnik] fue despojado del derecho a la defensa en Francia y, en consecuencia, en Grecia". El abogado también señaló que "se hizo evidente que la orden de detención europea [emitida por Francia] había expirado".

En 2017, la corte suprema de Grecia decidió extraditar a Vinnik a los Estados Unidos, donde enfrenta cargos de lavado de dinero y fraude. En junio, un tribunal griego dictaminó la extradición de Vinnik a Francia. La Corte Suprema griega discutió la extradición de Vinnik a Francia el 19 de noviembre, pero pospuso el fallo hasta el 29 de noviembre, según informa TASS.

Según TASS, Musatov también acusa al juez del Tribunal Supremo griego de ignorarle a él y a su equipo:

"El juez del Tribunal Supremo griego ignora tan completamente el trabajo de los abogados, que ni siquiera pueden presentar una petición. Ella no les da la oportunidad de hablar o hacerlo".

El abogado declaró que "si no hay un juicio justo, inevitablemente será deportado a los Estados Unidos a través de Francia, donde obtendrá algo parecido a una sentencia de cadena perpetua, lo que equivale a la muerte".

Luego aclaró aún más el razonamiento de Vinnik afirmando que "después de observar esta situación, Alexander se dio cuenta de que tendría un juicio justo o moriría".

El jefe del equipo de abogados también explicó que su acusado "entendió que no tiene otras opciones y decidió hacer una huelga de hambre el lunes, para protestar contra esta situación".

Según Musatov, Vinnik llegó a esa conclusión cuando su abogada griega, Zoe Konstantopoulou, dijo "abiertamente" durante la sesión del 19 de noviembre que "el tribunal no trataría a ningún ciudadano de un país miembro de la UE o de Grecia como trata a Alexander solo porque es un ciudadano ruso".

Como informó Cointelegraph esta semana, Konstantopoulou también acusa al Tribunal Supremo griego de violar los derechos de su acusado al no proporcionar las traducciones de documentos judiciales a petición de este.