CEO de Backpage se declara culpable de lavar millones en Cripto

Carl Ferrer, CEO de Backpage, se declaró culpable de conspiración y tres cargos de lavado de dinero, en parte a través de criptomonedas, en un acuerdo de plea abierto en la corte federal de Arizona el 12 de abril.

Ferrer admitió que era consciente de que la "gran mayoría" de los anuncios del sitio eran de servicios de prostitución, y que había conspirado para ocultar su verdadera naturaleza. Además, admitió haber blanqueado los presuntos ingresos de 500 millones de dólares del sitio a través de cuentas bancarias "aparentemente desconectadas" y empresas de procesamiento de "cripto-moneda", incluidas CoinBase, GoCoin, Paxful, Kraken y Crypto Capital, entre otras.

El acuerdo se produce tres días después de que Se incautara Backpage y se obtuviera una acusación federal de 93 acusaciones contra siete de los operadores del sitio, pero en la que no se incluía el nombre de Ferrer.

En tratos combinados a nivel estatal, la compañía también se declaró culpable de tráfico de personas en Texas, mientras que Ferrer se declaró culpable de lavado de dinero, y de conspiración y lavado de dinero en California.

Ahora Ferrer debe cerrar definitivamente Backpage, lo cual el Fiscal General Xavier Becerra describió como "el burdel más grande del mundo". También se le exige que entregue los datos del sitio a los funcionarios y que coopere en el procesamiento de sus cofundadores, Michael Lacey y James Larkin, quienes se han declarado inocentes. A cambio, Ferrer enfrentará una sentencia máxima de cinco años.

Las autoridades legales de más de 30 países en todo el mundo están investigando el uso indebido de criptomonedas con fines ilícitos. A principios de este año, el Jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó la necesidad de elaborar estrategias de lucha contra el blanqueo de dinero (ALD) para las criptomonedas en un marco mundial.