Binance.US: Algunos aspectos sobre la nueva plataforma del exchange más importante del mundo

El pasado 14 de junio, Binance, el mayor exchange criptográfico por volumen comercial, anunció que dejaría de atender a los clientes (individuales como corporativos) de los Estados Unidos en su página principal Binance.com. Como resultado, la empresa con sede en Malta se asociaría con BAM Trading Services Inc, una compañía con registro FinCEN para comenzar el desarrollo de su servicio comercial dirigido a los usuarios en los Estados Unidos llamado Binance.US. Con él, Binance espera cumplir todas las pautas regulatorias presentada por las SEC y el CFTC. 

Después de los anuncios, ciento de personas entre los que destacan expertos, analistas y académicos han intervenido en la situación exponiendo algunas implicaciones que pudiese presentarse como consecuencia del desligue de los EEUU de la corriente principal de Binance. Hay que recordar que el 15% del trafico de Binance.com proviene de los EEUU y por ser el exchange con mayor volumen de negociación su oferta comercial es bastante amplia con más de 150 criptomonedas diferentes.

Como es casi seguro que ocurra, una exclusión de los usuarios de EEUU en el comercio en Binance.com traería consigo varios aspectos que podría influir desde los volúmenes comerciales de ciertas monedas hasta el mismísimo crecimiento de Binance Coin (BNB) como un activo de inversión.

Sigue leyendo: Binance lanza soporte Multi-DEX para Trust Wallet con Kyber Network

 

No tener acceso a todas las todas las monedas 

Debido a los parámetros de la Comisión de Valores y Bolsa de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés) se espera que una proporción considerable de las criptomonedas alojadas en Binance.com no cuenten con una oferta comercial en Binance.US, ya que mucho de estos activos podrían ser considerados ante el regulador como “valores no registrados”. Algo similar ocurrió en los últimos meses cuando diferentes casas de cambio como Bittrex y Poloniex tuvieron que cerrar sus puertas a algunos activos para seguir ofreciendo sus servicios a los clientes de EEUU.

Para los que no lo saben, un valor o garantía es instrumento financiero negociable que posee algún tipo de valor monetario. Una de las características más importantes de los valores es que son intercambiables, es decir, uno puede convertirlos en efectivo con bastante facilidad. Tener una garantía financiera le da derecho al tenedor de recibir futuros beneficios monetarios bajo un conjunto de condiciones establecidas por la empresa quien otorga dicho valor. 

De incumplir con dichas normativas, Binance entraría en una disputa legal similar a la ocurrida con el popular intercambio 1broker el cual fue cerrado por la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) por la distribución ilegal de valores el pasado 12 de febrero.

Tales restricciones podrían traer una disminución considerable tanto en los volúmenes de negociación como en la demanda de activos que solo se negocian en esta plataforma, ejemplo BNB. Para estas circunstancias Binance Coin entraría en la misma disyuntiva en la que se encuentra sumergida XRP de Ripple actualmente. Si bien la empresa ha creado todo un ecosistema alrededor de BNB lo cual te permite comprar el token sin tener una transacción ligada a Binance, la compañía sigue siendo el tenedor principal de BNB en gran medida por su oferta inicial de monedas (ICO) efectuada en el 2017. 

Para entrar en contexto, si Binance ofrece el token en su plataforma de EEUU, la SEC podría poner en discusión de si BNB es o no un valor. De determinarlo como uno, Binance tendría la obligación legal de proporcionar al tenedor de cada moneda una parte de la compañía, es decir, BNB pasaría a representar una propiedad de la empresa Binance. Si bien esto pudiese tardar algún tiempo y no necesariamente ser clasificado como un “valor”, la disputa legal del activo dificultaría el acceso BNB al mercado de EEUU. La situación sería aún más compleja para los otros proyectos que conforman el ecosistema de Binance.com, principalmente aquellos que utilizaron los ICO como herramienta de captación de capitales para sus respectivas empresas. 

 

No tener acceso a la negociación de márgenes

El 11 de julio Binance anunció oficialmente la opción de margin para todos los usuarios de su plataforma Binance.com. Con el comercio de margen los operadores pueden aumentar su poder de compra mediante un préstamo otorgado por el exchange. Para el caso de Binance, ese préstamo alcanza una tasa fija de 3:1 (3x), es decir, por cada USD 100 ubicados en el depósito de garantía, el operador podrá optar por un préstamo de hasta USD 200. No hace falta recordar que, a mayor capital, mayores podrán ser tus ganancias, pero también tus pérdidas. 

En las acciones estadounidenses, las reglas sobre el comercio de márgenes están bien establecidas para proteger a los consumidores de los riesgos implicado en este tipo de operaciones. Igualmente, la participación de organizaciones como la FINRA ha permitido desarrollar parámetros que intensifican la labor en esa tarea. Pero en mercados poco regulados y tan volátiles como el criptográfico, el riesgo se puede amplificar drásticamente. Si se invierten USD 1.000, lo máximo que se puede perder son USD 1.000, pero una vez que se le agregue apalancamiento a eso, la operación permite un rango de pérdida mucho mayor. Binance es conocido por dirigirse a un público minorista y ofrecerle ese tipo de operaciones a una masa tan grande de clientes, que en algunos casos pudiesen ser inexpertos, les plantea algunas preocupaciones a los reguladores de EEUU.

Aunque por sí solo esto no suficiente, las últimas acciones de los reguladores relacionadas a las operaciones de margen en intercambios criptográficos han sido poco alentadoras para el ecosistema, ya que han concluido con el cese operaciones de financiamiento y margen de Poloniex como también en el inicio de una investigación a Bitmex por parte de la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC) por infracciones a la ley financiera de los EE. UU.

Si Binance pretende ofrecer este tipo de herramientas comerciales a sus clientes en EEUU tendrá que enfrentarse al ojo minucioso de los reguladores, al igual que un entorno poco amigable para las operaciones a margen.  

Sigue leyendo: CEO de Binance: Las prohibiciones del gobierno solo hacen que los ciudadanos quieran más criptos

 

No tener acceso a las IEO  

Una oferta inicial de intercambio (IEO por sus siglas en inglés) es un evento de recaudación de fondos administrado o supervisado por un exchange. Contrariamente ofertas iniciales de monedas (ICO), donde el equipo del proyecto realiza la recaudación de fondos, en las IEO es el exchange el encargado de hacer la gestión administrativa en nombre de la empresa que busca captar los fondos. 

Binance a través de Binance Launchpad efectúa ese tipo de recaudaciones, aunque en la actualidad dichas operaciones está restringida a una cantidad de países entre los que se incluye los EEUU. Como se comentaba anteriormente la SEC establece que todos los valores ofrecidos y vendidos en los Estados Unidos deben estar registrados en la SEC o deben calificar para una exención de los requisitos de registro. Además, cualquier entidad o persona que se dedique a las actividades de una bolsa debe registrarse como una bolsa de valores nacional u operar de conformidad con una exención de dicha inscripción. 

Tras fuertes debates y con ayuda de la prueba de Howey, la SEC pudo determinar que mucho de los activos ofrecidos tanto en las ICO como IEO se adhieren a los 3 principios de Howey, los cuales comprenden; una inversión de dinero, dicha inversión se realiza en una empresa común y esta se realiza con la expectativa de que las ganancias provendrán únicamente del esfuerzo de otros. Este esquema, sin importar si la empresa es especulativa o no especulativa o si hay una venta de propiedad con o sin valor intrínseco, sería un "contrato de inversión" y, por lo tanto, esa dentro del ámbito de las leyes federales de valores de EE. UU. 

Los últimos Movimientos de Binance 

Todas estas restricciones no quieren decir que el cierre de Binance.com en EEUU haya sido una mala jugada. Binance Inc es una de las empresas más sólidas en el espacio criptográfico y actualmente opera en múltiples jurisdicciones abarcando un centenar de países, entonces es de esperarse que el equipo directivo de Binance tengo una solución al corto plazo para mitigar los problemas derivados por los parámetros de los reguladores. 

Uno de los movimientos más audaces de Binance para moderar las implicaciones del cierre de sus servicios en los EEUU podría ser la quema de la totalidad de los BNB obtenidos mediante el ICO. Si bien mucho de los activos de Binance.com seguirán estando restringidos para los usuarios de Binance.US, la moneda principal no perdería una cuota del mercado significativa si se lleva a cabo la quema de token.

El 12 julio a través de Ask Me Anything (AMA, por sus siglas en inglés) realizado por el CEO de Binance, Changpeng Zhao mejor conocido como CZ, anunció a la comunidad que el equipo de Binance no gastaría los 80 millones de BNB (unos USD 2.4 mil millones al precio actual) asignado durante el ICO. En cambio, la empresa decidiría quemar el 100% de estos en pro de la confianza del usuario. 

Esta jugada más allá de dar un voto de confianza a todos lo usuarios Binance también reducirá la carga legal de BNB frente los reguladores. Aun si Binance sigue siendo el principal tenedor de BNB estos se obtendrán como derivado de su modelo de negocios (ya que casi todo el ecosistema Binance utiliza BNB para acceder a ciertos beneficios) y no mediante una Oferta Inicial de Monedas que enfrenta ciertas irregularidades legales en los EEUU. Esto podría colocar a BNB en la misma posición en la que se encuentra Ethereum actualmente, permitiendo que se comercialice en los EEUU.

De igual forma, los clientes de Binance radicados en los EEUU todavía tendrán la posibilidad de manejarse en Binance.com mediante el uso de VPN, dándole acceso a todos los pares comerciales y las herramientas de margen. Sin duda algo que pudiese reducir el impacto en los volúmenes comerciales.

Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com