En agosto de 2019, tanto Estados Unidos como Tailandia anunciaron sus planes de probar las aplicaciones de Blockchain para rastrear y administrar los envíos. El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) está planeando probar una aplicación Blockchain contra su sistema actual para determinar cómo la Tecnología de Libro Mayor Distribuido (DLT) puede mejorar sus procesos existentes. Tailandia, por otra parte, tiene previsto utilizar la plataforma de logística basada en Blockchain de IBM Tradelens para mejorar procesos aduaneros tales como el intercambio de datos.

Desarrollado originalmente en una empresa conjunta entre IBM y el gigante de la logística Maersk, Tradelens busca agilizar los procesos en la industria del transporte marítimo global haciendo que el flujo de información se produzca en tiempo real. Según los informes, la plataforma Blockchain desarrollada procesa actualmente alrededor de la mitad de los datos de transporte marítimo del mundo.

Estas medidas ponen de relieve el creciente interés de los países en emplear la tecnología Blockchain en sus operaciones aduaneras y fronterizas. El sitio web de Tradelens dice que su ecosistema comprende más de 100 organizaciones diferentes, incluyendo transportistas, puertos, operadores de terminales, empresas de logística de terceros y transitarios. Más concretamente, un mapa en el sitio web de Tradelens sugiere que unos 60 puertos y terminales de todo el mundo están integrados directamente con TradeLens.

Blockchain para la digitalización de documentos aduaneros en la UE

Por otra parte, la Dirección General de Fiscalidad y Unión Aduanera (TAXUD, por sus siglas en inglés), que elabora políticas y sistemas operativos para la Unión Aduanera Europea, estudió la aplicabilidad de la tecnología Blockchain en las aduanas y la tributación, centrándose en la utilización de la Blockchain como servicio de autenticación notarial.

La Unión está estudiando la posibilidad de utilizar la Blockchain para digitalizar el cuaderno ATA, un documento aduanero internacional utilizado en 87 países para la admisión temporal de mercancías libres de impuestos. Un proyecto piloto realizado en colaboración con la Federación Mundial de Cámaras de Comercio de la Cámara de Comercio Internacional (ICC WCF), fue probado con éxito en 2018. 

El WCF de la CCI, un órgano de la CCI que ayuda a facilitar las asociaciones mutuamente beneficiosas entre los miembros de la CCI, ha estado trabajando con diferentes autoridades aduaneras para desarrollar soluciones para convertir los Cuadernos ATA en documentos electrónicos.

Acuerdos de reconocimiento mutuo y Blockchain

Alrededor de 80 países de todo el mundo han desarrollado programas de operadores económicos autorizados (AEO) y firmado un acuerdo de reconocimiento mutuo (MRA), todo en un esfuerzo por racionalizar la seguridad de la carga. En virtud de estos acuerdos, los países individuales identifican y aprueban a los operadores logísticos de confianza que plantean un bajo riesgo para la seguridad y comparten la información de aprobación con los países participantes. 

Esto permite a los países aprovechar los controles de seguridad de otros países para hacer más eficientes las operaciones aduaneras. Sin embargo, han surgido algunos problemas con el programa. 

  • Existen riesgos de fuga de información asociados con la forma convencional de compartir datos de los AEO por correo electrónico. Aunque el servidor de correo electrónico del remitente puede estar cifrado, no hay garantía de que el del receptor también lo esté, y viceversa.

  • El intercambio de datos no es en tiempo real, sino mensual o a intervalos acordados. Esto limita la velocidad a la que la información sobre OEA nuevos o suspendidos puede llegar a todos los participantes.

Para evitar los problemas mencionados, así como para lograr ahorros adicionales de tiempo y costos en los procedimientos de seguridad, las administraciones aduaneras de México, Perú y Costa Rica están trabajando con el Banco Interamericano de Desarrollo para desarrollar una aplicación Blockchain llamada Cadena.

La “Global Trade Connectivity Network” y el interés mundial en la Blockchain

La Red de Conectividad Comercial Mundial (Global Trade Connectivity Network, GTCN), desarrollada conjuntamente por las autoridades monetarias de Singapur y Hong Kong, es una infraestructura transfronteriza basada en una Blockchain que tiene el objetivo de digitalizar el comercio, los datos y los documentos relacionados con las finanzas entre las dos regiones. La plataforma GTCN espera eliminar las ineficiencias en un proceso que todavía depende en gran medida del papel, los sellos y los faxes. 

Sobre la base del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, el comercio total -la suma de las exportaciones e importaciones de bienes y servicios- ha estado representando una porción cada vez mayor del PIB mundial en las últimas décadas. Los datos del Banco Mundial muestran que casi el 58% del PIB mundial procedía del comercio transfronterizo en 2017, lo que supone un aumento con respecto al 46,6% anterior al cambio de milenio. El comercio como porcentaje del PIB mundial era de sólo el 24% en 1960.

Los datos sugieren que las importaciones y exportaciones están adquiriendo cada vez más importancia para la actividad económica. En consecuencia, los aeropuertos, puertos y otros puestos fronterizos de todo el mundo están más ocupados que nunca. Sin embargo, a medida que aumentan las actividades comerciales, también lo hacen los costos directos e indirectos asociados.

Los costes directos incluyen todos los costes relacionados con los procedimientos fronterizos y aduaneros, mientras que los costes indirectos se refieren a los costes ocasionados por los retrasos en la frontera. La Organización Mundial del Comercio ha asociado los altos costos comerciales a las "fricciones" que existen en las distintas etapas del intercambio de bienes. De hecho, en uno de sus informes, la OMC afirma que los altos costos comerciales "anulan efectivamente la ventaja comparativa al hacer que las exportaciones no sean competitivas".

Un informe separado del Banco Mundial muestra, en cambio, que los países con un alto Índice de Desempeño Logístico (LPI), que mide la eficiencia general de un país en materia de logística y facilitación del comercio, tienden a tener costos comerciales más bajos.

LPI es ampliamente utilizado en todo el mundo como punto de referencia para el estado de la logística comercial de un país y combina medidas de rendimiento en las seis áreas siguientes:

- Eficiencia en los trámites aduaneros y fronterizos.

- Calidad de la infraestructura comercial y de transporte.

- Facilidad para organizar envíos a precios competitivos.

- Competencia y calidad de los servicios logísticos.

- Capacidad de rastreo de envíos.

- Frecuencia de las entregas a tiempo.

Dado que los resultados de estas medidas tienen un impacto real en los costos comerciales, se puede ver que la tecnología Blockchain puede traer mejoras en al menos tres áreas, particularmente en lo que respecta al despacho de aduanas y fronteras, el seguimiento de los envíos y la frecuencia de las entregas a tiempo. 

De hecho, los proyectos aduaneros basados en tecnología Blockchain facilitan el suministro de datos y documentación de envíos seguros en tiempo real. Esto permite a las aduanas operar más rápido y agilizar sus procesos de despacho.

La iniciativa de los gobiernos de todo el mundo de utilizar Blockchain para mejorar las marcas comerciales transfronterizas es un paso hacia los procesos aduaneros sin papel, que en un principio se iniciaron con la digitalización de los flujos de información mediante la puesta a disposición de los datos y documentos relacionados con el comercio y el intercambio electrónico de los mismos. A pesar de todas las mejoras que han aportado a los procesos en papel, los sistemas tradicionales de intercambio electrónico de datos siguen enfrentándose a los retos de la autenticidad y la falta de disponibilidad del intercambio de datos en tiempo real.

Por ejemplo, los Países Bajos y China pusieron en marcha un proyecto de cinco años en 2010 para probar la aplicabilidad de los certificados sanitarios y fitosanitarios electrónicos (MSF). Un White Paper del Foro Económico Mundial titulado " Paperless Trading: How Does It Impact the Trade System?” señaló que surgieron preocupaciones sobre la autenticidad de los documentos electrónicos. Esto requería la adopción de sistemas de firma electrónica y un marco jurídico totalmente nuevo que reconociera la firma electrónica.

No obstante, todo el proceso requiere procedimientos más largos y la introducción de nuevos tipos de intermediarios, por ejemplo, proveedores de firma electrónica. Además, es posible que los países de bajos ingresos, cuyos costos comerciales siguen siendo elevados en comparación con los países de altos ingresos, según los datos del Banco Mundial, no dispongan del presupuesto necesario para poner en marcha varios sistemas nuevos de digitalización de datos y documentos. Todavía tienen que invertir en una mejor infraestructura aduanera. 

La tecnología Blockchain, por otra parte, si se implementa en la protección de fronteras, garantizará la disponibilidad e inmutabilidad en tiempo real de los documentos aduaneros, a la vez que ahorrará costes considerables en el exceso de papeleo.

Sigue leyendo: