Blockchain para los registros de tierras: En qué nos estamos equivocando y cómo arreglarlo

Tim Robustelli es un Asociado del Programa del Futuro de los Derechos de Propiedad en New America, un centro de investigación con sede en Washington, D.C.

El aluvión de actividad relacionado con blockchain para los registros de tierras en los últimos años es impresionante, con una gran cantidad de empresas trabajando con registros de la propiedad en todo el mundo.

Sin embargo, el escepticismo sobre el potencial de la tecnología para la administración de las tierras está creciendo debido al crecimiento irregular de varios proyectos piloto.

Algunos proyectos, en particular los de Georgia y Dubai, siguen creciendo. Pero otros esfuerzos de "blockchain para los registros de tierras", como los de Vermont, Brasil y Ucrania, han sucumbido al "uso de proyectos piloto". Estos proyectos funcionaron a pequeña escala, e incluso fueron replicados, pero no han podido llegar a poblaciones más grandes.

No dejes de leer: Las empresas argentinas Bitex y SeSocio ofrecen servicios en Chile, basados en Blockchain y criptomonedas

Hay algunas tendencias notables detrás de por qué algunos proyectos escalaron y otros no. Los que lucharon por expandirse ignoraron a los accionistas en las primeras etapas. O bien, los proyectos trataban de abordar problemas para los que la blockchain era una solución inadecuada. Con frecuencia había expectativas poco realistas con respecto a los resultados, en parte debido a la falta de educación en el uso de la blockchain. Con demasiada frecuencia, los proyectos son emprendidos por gobiernos entusiastas de la tecnología, pero confusos en cuanto a su funcionamiento y a lo que puede aportar. En ocasiones, un proyecto fue implementado bajo condiciones burocráticas o legales equivocadas.

Un registro de la propiedad de tierras debe pensar primero de manera más crítica sobre sus capacidades, necesidades y ecosistema antes de implementar una solución basada en blockchain. A continuación se presenta un conjunto de recomendaciones para ayudar a los funcionarios de tierras durante su exploración e implementación de la cadena de bloques:

Tener expertos en tecnología y expertos en tierra en la misma sala

La Blockchain es una tecnología de base de datos en su forma más básica, mientras que la administración de la tierra es un asunto público con un amplio rango de impactos políticos, sociales y económicos. Por lo tanto, las partes interesadas en la sala necesitan entender tanto la tecnología como la tierra. Por lo general, son dos grupos de personas diferentes.

Te puede interesar: Universidad de Nevada, Reno desarrolla tecnología blockchain de vehículos sin conductor con empresa de IoT

Un proyecto de "blockchain para los registros de tierras" debe involucrar a los actores políticos, técnicos y socioeconómicos desde el principio. Por ejemplo, los altos funcionarios de tierras pueden proporcionar una visión estratégica a largo plazo, y también poseen la experiencia necesaria para detectar las consecuencias y los riesgos no deseados relacionados con la blockchain. Los profesionales de TI entienden los matices tecnológicos y pueden evaluar mejor a la blockchain como una tecnología de backend. Por último, el acercamiento a la comunidad inmobiliaria en general puede ayudar a promover a la blockchain como una herramienta para mejorar las operaciones comerciales.

Identificar el problema y determinar si la blockchain realmente puede resolverlo

Las partes interesadas deben trabajar juntas para responder a la siguiente pregunta: ¿Qué limita la funcionalidad cotidiana del registro de la propiedad?

Hay muchas respuestas posibles, que van desde los derechos indocumentados sobre la tierra hasta la manipulación de registros, la prestación de servicios deficientes y el almacenamiento descuidado en papel. Pero la blockchain no puede resolver todos los problemas, e identificar el problema específico a resolver ayudará a determinar si esta tecnología es una respuesta apropiada.

La blockchain no abordará los problemas relacionados con registros inexactos, obsoletos o inexistentes. La tecnología tampoco es particularmente útil en los casos en que los registros no se digitalizan. Tampoco puede reescribir las leyes sobre la tierra ni mejorar la capacidad institucional de un registro.

Sigue leyendo: España: Liberbank establece una alianza con la fintech Eurobits Technologies para crear un agregador financiero

La blockchain es útil para resolver problemas de corrupción, falta de confianza, servicios ineficientes y datos seguros. Aún así, la tecnología no es una cura para todo, y las partes interesadas deben ser realistas sobre el potencial de esta:

  • La blockchain replica los datos en muchos ordenadores o servidores, lo que aumenta la resistencia de una base de datos del registro de la propiedad.
  • Un sistema basado en blockchain permite a los usuarios ver los mismos datos y realizar un seguimiento de los procesos en tiempo real, lo que fomenta una mayor transparencia en la administración de la tierra y bienes raíces.
  • Es más difícil atacar una solución basada en una blockchain porque, en parte, carece de un punto central sensible al cual dirigirse, lo que lleva a una mayor protección contra los hackeos.
  • Los registros de tierras son más resistentes a la manipulación en una blockchain porque el control se distribuye, todos los usuarios verifican los nuevos datos por consenso y todos los datos se emparejan con una huella dactilar única —o hash— para garantizar la integridad.
  • El intercambio de datos, combinado con contratos inteligentes y firmas digitales, puede ayudar a agilizar los flujos de trabajo, eliminar intermediarios sin valor añadido y reducir los tiempos de transacción para los registros, las empresas inmobiliarias y los clientes.

Comprobar si la blockchain puede escalar en tu entorno

Los proyectos piloto son un buen primer paso para probar una solución, pero muchos luchan por expandirse. Una razón importante es que el entorno propicio —las condiciones legales, burocráticas, financieras y políticas— facilita el escalamiento.

Por ejemplo, es difícil escalar un proyecto de "blockchain para los registros de tierras" en un sistema fragmentado de administración de la tierra, como el sistema de condados de los Estados Unidos. Es probable que sea más eficiente desplegar una blockchain en un registro nacional o en un sistema en el que las oficinas locales mantengan la interoperabilidad técnica y sigan las mismas reglas.

También te puede interesar: Informe: Samsung planea una nueva red principal blockchain que incorpora Samsung Coin

Las leyes y reglamentos pertinentes también deben cambiar. Ningún proyecto existe en el vacío; está sujeto a las leyes de una jurisdicción en particular. Es posible que los gobiernos tengan que adaptar o aprobar leyes que permitan que la administración de la tierra y/o las transacciones inmobiliarias se realicen en el ámbito digital.

Por último, la participación de partes interesadas arraigadas que se benefician del sistema actual suele ser fundamental para el éxito de cualquier proyecto de reforma. Este proceso puede ser muy difícil, pero a veces es posible demostrando los beneficios a largo plazo de las reformas.

Como con la mayoría de las soluciones a problemas complejos, la tecnología por sí sola es insuficiente. Los registros de la propiedad también deben tener en cuenta a las personas y los procesos que intervienen en los esfuerzos de reforma. Después de todo, son las personas y las instituciones las que están detrás de las maneras en que se desarrolla y despliega la tecnología.

Con la finalidad de asegurar mejor la innovación y la reforma, los funcionarios encargados de la administración de la tierra deben pensar más críticamente sobre sus capacidades, necesidades y ecosistemas. La blockchain para los registros de tierras puede afectar positivamente a las poblaciones de todo el mundo, si se aplica correctamente.

Más información en: Subsidiaria de la Societe Generale emite un bono de 100 millones de euros en la cadena de bloques de Ethereum